621 votos a favor, 49 en contra

'Au revoir, my friend': la Eurocámara ratifica el Brexit y despide al Reino Unido

El Parlamento Europeo da un amplio apoyo al acuerdo de retirada que hará oficial el Brexit la medianoche del próximo 31 de enero

Foto: Eu parliament plenary session on brexit
Eu parliament plenary session on brexit

A veces, cuando se llega al final de una carretera es imposible distinguir que has alcanzado el destino. Pero este miércoles, 29 de enero, el Brexit ha llegado a su última etapa, ha cruzado la meta, cuando el Parlamento Europeo ha ratificado el texto con 621 votos a favor y solo 49 en contra.

'Au revoir, my friend': la Eurocámara ratifica el Brexit y despide al Reino Unido

Una jornada de despedidas bastante agitada por los pasillos de la sede de la Eurocámara en la capital comunitaria. Con algo de extraña expectación, pero sin ninguna intriga real: ya se sabía que el acuerdo sería aprobado sin ningún tipo de problema. E incluso así, ante la perspectiva de un momento histórico para la Unión, había algo especial en el ambiente del Parlamento Europeo.

Han hecho todo lo posible por convertirla en una jornada lo más normal posible. Pero la realidad es que, una vez conocido el resultado, los eurodiputados se han puesto en pie y han entonado el 'Auld lang syne', una canción tradicional escocesa reservada para despedidas, funerales y finales de camino. Al terminarla, tras dos minutos y medio, han comenzado los aplausos, las lágrimas y los abrazos entre eurodiputados.

Au revoir

“It’s not a Goodbye. It’s an au revoir”, rezaba un cartel en la reunión de grupo de los socialdemócratas europeos, que despedían a los Laboristas, mientras sonaba de fondo el himno de la Unión Europea.

'Au revoir, my friend': la Eurocámara ratifica el Brexit y despide al Reino Unido

"Creo que puedo decirlo en nombre de todos nosotros: os echaremos de menos", ha asegurado al inicio del debate Guy Verhofstadt, eurodiputado liberal belga, que ha sido el portavoz de la Eurocámara para el Brexit. "El voto de hoy no es a favor o en contra del Brexit, es un voto para una salida ordenada frente a una caótica. Si pudiéramos pararlo votando que no sería el primero en recomendarlo", ha asegurado.

Ha sido un proceso largo y doloroso, que ha tenido a la UE centrada en las negociaciones y gastando todos sus esfuerzos y energía en ellas, lo que ha llevado a que en la fase final se llegara con cierto hastío: todo el mundo quería que ocurriera ya el Brexit. Pero eso no significa que la jornada haya sido festiva. "Es triste decir adiós a un país que dos veces nos liberó, que dos veces derramó su sangre para liberarnos", ha asegurado Verhofstadt.

Eurodiputados británicos en el Parlamento Europeo tras la votación que ratifica el Brexit. (Reuters)
Eurodiputados británicos en el Parlamento Europeo tras la votación que ratifica el Brexit. (Reuters)

Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, ha dedicado parte de sus palabras tanto a los eurodiputados británicos como a los funcionarios que han levantado y hecho trabajar las instituciones desde que Londres entrara en la Unión hace 47 años. “Siempre serán parte de nuestra familia”, ha asegurado la presidenta. “Larga vida a Europa”, ha asegurado Von der Leyen, un mensaje que después ha repetido Philippe Lamberts, co-líder de Los Verdes.

El acuerdo del Brexit recoge las prioridades europeas en el divorcio. Por un lado la factura de liquidación financiera, es decir, que el Reino Unido pague los fondos a los que se había comprometido mientras era miembro de la Unión; por el otro la protección de los derechos de los ciudadanos europeos en territorio británico; y por última la protección de los Acuerdos de Viernes Santo que pusieron fin a la violencia en la isla de Irlanda, entre otras cosas manteniendo la frontera del Ulster abierta.

'Au revoir, my friend': la Eurocámara ratifica el Brexit y despide al Reino Unido

En su despedida de la Eurocámara, a la que ha pertenecido casi dos décadas, Nigel Farage, uno de los ideólogos del Brexit, ha criticado todos los estamentos de las instituciones europeas y ha lanzado un último mensaje: "Amamos Europa, odiamos a la Unión Europea". La vicepresidenta de la cámara, Mairead McGuinness, que ha estado dirigiendo la sesión, ha llamado la atención al eurodiputado británico por utilizar la palabra “odio”: “Se ha utilizado en esta intervención. Y no deberíamos odiar nadie”, le ha recriminado la irlandesa.

Relaciones futuras

"Solo para ser muy clara: quiero que la UE y el Reino Unido sigan siendo buenos amigos y buenos compañeros. Tenemos mucho en común", ha asegurado Von der Leyen en el debate del Brexit. Y por eso Bruselas está dispuesta a poner sobre la mesa algo que “ningún otro acuerdo comercial ofrece”, con un altísimo acceso al mercado único. Pero el aviso es claro: “La condición es que las empresas sigan compitiendo en el mismo nivel de regulaciones, no expondremos a nuestras compañías a un competencia desleal”, ha asegurado la alemana entre los abucheos de los eurodiputados del Brexit Party.

Porque la ratificación del acuerdo marca el inicio de la segunda fase real del Brexit, un camino largo y difícil en el que la UE y el Reino Unido intentarán alcanzar un acuerdo sobre sus relaciones futuras, el acuerdo comercial que regulará sus lazos económicos. Será una operación enormemente completa, que consumirá las energías europeas, como mínimo, durante los próximos once meses.

En principio el Ejecutivo comunitario espera iniciar conversaciones a principios de marzo, y dedicar las próximas semanas a la aprobación de un mandato negociador con el que la Comisión Europea tendrá que sentarse con el Gobierno británico.

Sobre el futuro no han sido pocos los eurodiputados, tanto británicos como de muchas otras nacionalidades, que han señalado que esperan que, dentro de algún tiempo, el Reino Unido vuelva a formar parte del proyecto europeo. “Haremos una Unión tan atractiva que vuestros hijos y vuestros nietos querrán volver", ha asegurado el líder popular Manfred Weber. La eurodiputada británica Molly Scott, de Los Verdes, ha sido incapaz de no romper a llorar cuando se ha despedido de la cámara, deseando volver algún día a formar parte de ella.

Final del camino

Así llega Europa al final de un camino. El de irreversibilidad de la Unión, el de un proyecto que solo iba a crecer y mejorar. En los pasillos del Parlamento Europeo, por donde durante los próximos dos días todavía seguirán paseando eurodiputados, asistentes y colegas británicos, la sensación es de un profundo vacío que no se volverá a llenar. Pero algunos prefieren mirar al futuro y apostar por el regreso del Reino Unido a la Unión Europea.

"¿Deberán olvidarse las viejas amistades y nunca recordarse? ¿Deberían olvidarse las viejas amistades y los viejos tiempos? Por los viejos tiempos, amigo mío, por los viejos tiempos: tomaremos una copa de cordialidad por los viejos tiempos", reza el 'Auld lang syne'. Y así se despidió UE del Reino Unido y el Reino Unido de la UE.

Europa

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
24 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios