antes de las decisivas elecciones regionales

El ayuno de Salvini para recibir apoyos: "Es duro, tendré que evitar 'tortellini' y lasañas"

El líder de La Lega, que ayer votó a favor de su propio enjuiciamiento por el secuestro de migrantes, encara el domingo unas elecciones regionales decisivas para su futuro político

Foto: Matteo Salvini come una hamburguesa. (EFE)
Matteo Salvini come una hamburguesa. (EFE)

El placer que siente el líder ultraderechista de la Lega, Matteo Salvini, por la buena mesa y la gastronomía (y si es posible, por aquella de origen italiano) no es desconocido para los italianos.

Pasta, embutidos regionales, postres de todo tipo, pizzas, helados artesanales, cafés 'espressos'... Salvini, tuitero incansable, intercala en sus redes sociales la retahíla de convocatorias de apoyo a la Lega con publicaciones en las que ensalza el cariño que siente hacia la gastronomía italiana, en un verdadero movimiento de nacionalismo culinario.

Es tal vez por eso que esa fama de glotón, que se ha ganado a pulso entre foto y foto de pizzas y 'pannacottas', la quiera rentabilizar ahora, cuando suenan los últimos compases de una campaña decisiva en la que puede hacerse con una victoria muy simbólica para la política italiana, convocando un ayuno colectivo "de solidaridad".

A través de la página web 'digiunoperSalvini.it' ('ayuno por Salvini') el líder ultraderechista pide a sus seguidores ayunar un día para expresar su apoyo ante el proceso judicial que puede afrontar por haber bloqueado una nave militar con 131 personas migrantes a bordo en julio, cuando las cosas eran muy diferentes para él: aún era el poderoso ministro del Interior y podía decidir seguir la política de puertos cerrados.

De hecho, Salvini provocó ayer su propio enjuiciamiento en el conocido como Caso Gregoretti pidiendo a su partido que votara a favor de quitarle la inmunidad para poder procesarle. Sin embargo, la decisión final sobre su inmunidad y su posible procesamiento será en el pleno del Senado, que deberá pronunciarse próximamente sobre el asunto.

Por eso, según sus detractores, todo forma parte de una estrategia para presentarle como un "mártir" justo antes de que se celebren las elecciones regionales en Calabria y en Emilia-Romagna, donde su candidata por la Lega, Lucia Borgonzoni, está muy igualada en todos los sondeos al actual presidente, Stefano Bonaccini.

La posibilidad de conquistar el histórico bastión de la izquierda en Italia, donde gobierna desde hace cincuenta años, la "roja" Emilia-Romagna, le daría a Salvini esa victoria simbólica que necesita para ganar fuerza en la escena política en el país transalpino tras dinamitar su coalición de Gobierno con el Movimiento 5 Estrellas en agosto.

Aún sin ser definitivo, al aumentar sus opciones de ser enjuiciado, el líder de la Lega pretende poner el foco en la injusticia de su procesamiento y situar de nuevo el debate migratorio en el centro de la opinión pública. "¡Caso Gregoretti, Matteo Salvini está siendo procesado y se arriesga a ir a la cárcel por haber defendido la patria! Yo estoy con él y ayunaré durante un día como símbolo de solidaridad", se puede leer en la página web creada para reclutar seguidores.

Aquellos que respalden la iniciativa, deberán rellenar un completo formulario con sus datos, y sus nombres (aunque no sus apellidos) se visualizarán en internet. En el momento de escribir este artículo, más de 3.500 personas ya se habían suscrito.

Por supuesto, el político italiano también ha prometido cumplir con el ayuno. Según unas declaraciones recogidas por el diario 'Il corriere della Sera', Salvini ha afirmado que el reto "será duro". "Tendré que evitar 'tortellini' (pasta rellena) y lasañas. Pero me vendrá bien también a mí", ha añadido.

La campaña de promoción de esta iniciativa puesta en marcha en estos últimos días no cesa. A última hora, Salvini compartía una foto de él mismo entre salchichones y embutidos preparándose para una "cena sustanciosa" antes del ayuno de la siguiente jornada, y hoy a primera hora ha publicado un vídeo en el que admitía que "ayuno sí, pero me concedo un poco de ginseng, vitaminas y magnesio".

Mientras, el movimiento de las sardinas, surgido espontáneamente y no vinculado a ningún partido, sigue desafiándole en las calles. La semana anterior, el 'Bella ciao' sonaba en la Plaza Maggiore de Bolonia y el jueves han llamado a manifestarse en la pequeña ciudad emiliana de Bibbiano en el mismo momento en el que Salvini tiene programado una intervención en la localidad.

Europa

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios