Otros factores

Salvini y Vox te mienten: las ONG no generan "efecto llamada" en el Mediterráneo

Un estudio desmiente una de las principales líneas argumentales contra las embarcaciones de organizaciones no gubernamentales que rescatan migrantes en el Mediterráneo central

Foto: Un bote con inmigrantes rescatados en el Mediterráneo. (Reuters)
Un bote con inmigrantes rescatados en el Mediterráneo. (Reuters)

La complejidad de Europa quedó demostrada, una vez más, en 2019. Los Estados miembros de la UE renovaban la misión Sophia de rescate y de patrulla militar en el Mediterráneo para romper el modelo de negocio de los traficantes, pero al mismo tiempo la dejaban sin barcos para rescatar a los naufragados. Porque en Europa es relativamente fácil estar vivo y muerto al mismo tiempo.

El principal artífice del naufragio final de la misión Sophia fue Matteo Salvini, por entonces ministro del Interior italiano, que negó la posibilidad de que los puertos de su país pudieran recibir rápidamente a los rescatados en el Mediterráneo. Antes, durante y después de esta decisión, Salvini, líder de la xenófoba y derechista Lega, construyó un mensaje electoral centrado en atacar a las ONG que rescataban migrantes en el mar. Su discurso era claro: las organizaciones humanitarias "estaban compinchadas" con las mafias.

El discurso se produjo también en el resto de países europeos: incluso sin haber una relación entre mafias y ONG, que estén en el mar genera un efecto llamada. Pero por primera vez un estudio del Instituto Universitario Europeo de Florencia demuestra que no se puede asegurar, con los datos en la mano, que exista una relación entre la presencia de barcos de ONG en el Mediterráneo y un aumento del número de migrantes que se lanzan al mar.

En España, aunque el discurso está bastante extendido, el principal abanderado ha sido Santiago Abascal, líder de Vox, que pidió "impedir que los barcos-taxis que contribuyen al efecto llamada y ponen en peligro la vida de miles de personas" atraquen en puertos españoles. Otra vez, el elemento del efecto llamada es el elemento central del discurso.

El efecto llamada real

Pero la realidad es bien distinta según el estudio. La inestabilidad política en Libia, un Estado fallido inmerso en una sangrienta y caótica guerra civil, y la situación meteorológica han sido factores más relevantes en los flujos migratorios que las presencias de las embarcaciones humanitarias. Por ejemplo, en 2015 disminuyó el número de migrantes que salían desde las costas libias respecto a 2014, a pesar de que en aquel año las ONG pasaron a rescatar el 13% de náufragos frente al 0,8% del año anterior.

A partir de julio de 2017 el número de migrantes que partieron desde costas libias se desplomó al mismo tiempo que las ONG se convertían, de largo, en el principal agente de rescate del Mediterráneo. Si la hipótesis de que las embarcaciones de las organizaciones no gubernamentales generan un efecto llamada, ¿por qué no se dispararon?

El estudio señala que la caída del número de migrantes a partir de 2017 no se debe a los repetidos intentos de que las ONG no mantengan sus actividades en el Mediterráneo central, y que como colofón tuvo la decisión de Salvini de cerrar los puertos italianos a las embarcaciones con bandera extranjera con inmigrantes ilegales a bordo. El desplome se debe, en realidad, a un acuerdo en 2017 entre el ministerio del Interior italiano, con Marco Minniti por entonces al frente, y las milicias libias por el cual Roma les ofrecía asistencia financiera a cambio de que evitaran las salidas desde el país africano.

El estudio se centra fundamentalmente en 2019, porque es el año en el que han podido encontrar datos diarios y no mensuales, y ha sido además el curso en el que ya han actuado solo las ONG. Y los datos muestran que los 85 días en los que las embarcaciones humanitarias han estado presentes frente a las costas libias no se han producido más salidas diarias que en las restantes 225 jornadas en las que esas aguas han estado controladas solo por las autoridades libias.

Una barca utilizada por los inmigrantes cerca de la ciudad de Sabrata, en Libia. (Reuters)
Una barca utilizada por los inmigrantes cerca de la ciudad de Sabrata, en Libia. (Reuters)

Las condiciones climáticas en la zona de Trípoli (y en los puertos principales de salida de inmigrantes de Zuwara y Sabrata) y el recrudecimiento del conflicto civil en Libia en abril y mayo de 2019 fueron, por ejemplo, factores mucho más importantes en la salida de migrantes desde las costas libias. El estudio apunta que, por tanto, no se puede concluir que existe una correlación entre la presencia de ONG en el mar y salida de migrantes desde Libia.

Más allá de Salvini

En todo caso el análisis del Instituto Universitario Europeo apunta a que serán necesarios más datos para poder llegar a conclusiones exactas sobre el asunto. La principal conclusión es que no hay ningún dato que sostenga la afirmación de que las ONG generan el llamado efecto llamada.

La realidad es que este discurso no es un mensaje limitado a Salvini o Abascal. Recientemente, ya con un nuevo Gobierno en Italia conformado por los antisistemas del Movimento 5 Stelle y el centro-izquierda del Partito Democratico, Italia, Francia, Malta y Alemania celebraron una cumbre en La Valeta en septiembre de 2019 en el que dejaban caer que las operaciones de ONG sin restricciones incentivaban las salidas desde Libia.

En su análisis de riesgos de 2017, Frontex (Agencia Europea de Guardia de Fronteras y Costas) también asume esa teoría y el discurso. "Las misiones de búsqueda y rescate cerca o dentro de las aguas territoriales de Libia tienen consecuencias no deseadas. Influyen en la planificación de los traficantes y actúan como un factor de atracción […]. Aparentemente, todas las partes involucradas en las operaciones en el Mediterráneo central ayudan involuntariamente a los delincuentes a alcanzar sus objetivos a un costo mínimo, fortalecen su modelo de negocio al aumentar las posibilidades de éxito".

La gestión de la migración en el Mediterráneo y la preparación de cara a posibles nuevas crisis migratorias son asuntos clave y tremendamente serios para la Unión Europea, como demostró la última crisis que ha generado profundas grietas en el club comunitario. Pero, como apuntan los analistas, el debate requiere del uso de datos y términos exactos a la hora de abordarlo.

A la vez, señalan que las ONG tienen capacidades mucho más limitadas que los Estados miembros de la UE, y visto que no existe una correlación obvia entre las operaciones de búsqueda y rescate en el Mediterráneo y el aumento de los flujos migratorios, sería preferible que las capitales reactivaran completamente las misiones en la zona, algo que haría menos necesario el trabajo de estas embarcaciones humanitarias.

Europa

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
101 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios