EL PARLAMENTO FUERZA UNA MOCIÓN

La debilidad de Johnson y el desafío del Parlamento acercan UK a las urnas

El Parlamento desafía a Johnson con una moción que abre camino a una nueva prórroga del Brexit, y el 'premier' —que ha perdido la mayoría— intentará convocar elecciones anticipadas

Foto: Una marcha anti Brexit, frente al Parlamento británico. (Reuters)
Una marcha anti Brexit, frente al Parlamento británico. (Reuters)

Laboristas y liberaldemócratas, independentistas escoceses y galeses, así como algunos conservadores rebeldes, trataron este martes de recuperar en el Parlamento británico el control de la salida del Reino Unido de la Unión Europea de las manos del primer ministro, Boris Johnson, con el debate y primera votación de una moción que impediría un Brexit por las bravas el 31 de octubre. El 'premier', que ya había advertido de que se tomaría la votación como una moción de confianza, ha prometido convocar elecciones anticipadas y disolver el Parlamento en la sesión del mismo miércoles... Siempre que consiga los dos tercios necesarios para poder hacerlo.

La Cámara ha desafiado las amenazas de Johnson y en un debate que se ha prolongado hasta las 22:50 ha aprobado la moción SO24, que permitiría a los diputados británicos contrarios al Brexit sin acuerdo tomar el control de la agenda de la Cámara en las próximas sesiones, facilitando la introducción de un debate sobre una ley que otorgue al Parlamento el poder de forzar una nueva prórroga. La aprobación de esta moción, con 328 votos positivos, no solo de los diputados de la oposición sino también de 'tories' rebeldes contrarios al Brexit por las bravas, empujará a Johnson a cumplir las amenazas vertidas desde Downing Street de organizar elecciones anticipadas el próximo 14 de octubre si los diputados vetaban la posibilidad de un Brexit no negociado.

La debilidad de Johnson y el desafío del Parlamento acercan UK a las urnas

"El Parlamento está al borde de romper cualquier acuerdo que podamos conseguir", ha asegurado Johnson tras la votación. El resultado significa para el mandatario que "la Unión Europea controlará cuánto tiempo nos quedaremos". Este miércoles, se debatirá la ley para prevenir un Brexit sin acuerdo, y el primer ministro ha amenazado con convocar elecciones si esta es aprobada: "No quiero convocarlas, pero si los parlamentarios votan mañana [por este miércoles] por un retraso inútil del Brexit, esta es la única solución".

Andrea Leadson, secretaria de Empresa, se dirigió a sus compañeros que votaron en contra de la línea de la Administración para pedirles que "reconsideren esta noche [por la noche de este martes] su posición y voten a favor de su Gobierno para derrotar el proyecto de ley mañana [por este miércoles]", en una entrevista a la BBC. Para Leadson, el debate de este miércoles representa una segunda oportunidad para demostrar su lealtad al partido. Por su parte, los miembros de la oposición le han pedido a Johnson que respete el voto, la soberanía del Parlamento y el resultado del debate de este miércoles.

Para ello, Johnson debe recabar el apoyo de dos tercios de la Cámara (434 diputados), algo cada vez más difícil ante la debilidad del Gobierno del 'premier', que ha perdido su frágil mayoría de un solo diputado —que sostenía con sus aliados norirlandeses— con la deserción este martes del diputado conservador Phillip Lee hacia los liberaldemócratas. Para poder convocar elecciones, debería obtener el beneplácito de gran parte de la oposición.

Aunque el líder de los laboristas, Jeremy Corbyn, se ha mostrado a favor de la celebración de elecciones anticipadas en Reino Unido para poder "avanzar", la oposición teme que, una vez convocadas para el próximo 14 de octubre, el Gobierno de Johnson pueda retrasar la fecha con un nuevo tejemaneje procedimental, haciendo inevitable (el Parlamento estaría disuelto) el Brexit por las bravas el 31 de octubre. Es por eso que diputados de la oposición han pedido primero "atar" una nueva prórroga del Brexit antes de encaminar el país a las urnas. Corbyn ha afirmado que si Johnson quiere su apoyo para ir a las urnas, tiene que pasar la ley que impida una salida sin acuerdo primero.

Atado y bien atado

"Somos conscientes de que el primer ministro podría estar usando unas elecciones generales anticipadas como una forma de lograr un Brexit sin acuerdo y hacer lo que realmente quiere, que es permanecer en el poder. Debemos estar muy alerta para no aceptar unas elecciones en esos términos. (...) No vamos a ser parte de su juego. Y nuestra prioridad es detener el Brexit sin acuerdo", señaló la diputada Liz Saville Roberts, del partido independentista galés Plaid Cymru, a la cadena Sky News.

Para ello, pretenden debatir en los próximos días —si el miércoles Johnson pierde la votación sobre elecciones anticipadas— la bautizada como Ley Benn, adelantada públicamente por la representante laborista en el Comité del Brexit, Hilary Benn.

Esta ley, que según declaraciones de la oposición podría aprobarse en las próximas semanas en un procedimiento de urgencia, forzaría al Gobierno de Johnson a pedir una prórroga del Brexit a Bruselas si no se ha logrado formalizar un nuevo acuerdo antes del 19 de octubre, apenas un día después del próximo Consejo Europeo.

Según el proyecto de ley, para esta fecha el primer ministro tendría que lograr una de tres opciones: haber recabado el apoyo de los diputados para un acuerdo de salida —hasta el momento, la Cámara ha rechazado en tres ocasiones pequeñas variaciones del acuerdo de salida negociado por la predecesora de Johnson, Theresa May—, conseguir que el Parlamento apruebe un Brexit sin acuerdo o, finalmente, solicitar a Bruselas una nueva prórroga.

Ante el escenario de forzar una nueva prórroga, la Ley Benn propone una nueva fecha tope, el 31 de enero de 2020, en caso de que la UE acepte conceder la extensión del plazo. Entre tanto, el Parlamento podría aprobar en cualquier momento algún tipo de Brexit (con acuerdo o sin él), adelantando la salida del Reino Unido del bloque.

Se trata de una ley similar a una propuesta que el Parlamento ya rechazó anteriormente, pero la urgencia de la fecha límite del 31 de octubre, así como la suspensión de las labores de la Cámara durante casi tres semanas orquestada por Johnson y la amenaza de elecciones anticipadas, habría empujado a los parlamentarios de la oposición y 'tories' rebeldes a cambiar su postura.

¿Estrategia electoral?

Desde que Johnson llegó al poder, a finales de julio, los conservadores han escalado en las encuestas, mientras que los laboristas y los liberaldemócratas se han mantenido estables. Gracias a su mensaje duro sobre la salida de la UE, ha recogido votos sobre todo del Partido del Brexit, que apuesta por una ruptura no negociada.

Y si el Parlamento, o cualquier otra instancia, logra frenar la salida del bloque el 31 de octubre, el líder 'tory' podrá lavarse las manos ante la opinión pública, a la que está empujando a una narrativa de "el Parlamento vs. la decisión del pueblo" sobre la salida de la UE.

Una encuesta publicada por la firma YouGov la semana pasada indica que los conservadores ganarían unas elecciones con el 34% de los votos, los laboristas obtendrían el 22%, el Partido Liberal Demócrata el 17% y el Partido del Brexit el 13%, según ese estudio.

Operación Martillo Amarillo

En el debate del martes también se presentaron los planes del Gabinete de Johnson para preparar el país ante un hipotético Brexit sin acuerdo. Michael Gove, de la Oficina del Gabinete, se dirigió a la Cámara desestimando los escenarios casi catastrofistas que el propio Gobierno británico habría barajado y que más tarde fueron filtrados a la prensa: la conocida como peración Yellowhammer (cerillo, un tipo de pájaro que recibe en inglés el sobrenombre de 'martillo amarillo').

Uno de los panoramas filtrados —"un razonable peor escenario posible", según Gove— apuntaba a que el puerto de Dover —una de las principales entradas de bienes de la UE al Reino Unido— "colapsaría desde el día uno, los supermercados en algunas zonas del país quedarían sin provisiones en apenas dos días y los hospitales, sin medicinas en dos semanas". Sin embargo, ha desestimado Gove, no se trata de "una predicción" real.

Europa

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios