Es noticia
La UE fracasa en su intento de marcar el objetivo de la neutralidad climática en 2050
  1. Mundo
  2. Europa
españa impulsó esta idea hace tres meses

La UE fracasa en su intento de marcar el objetivo de la neutralidad climática en 2050

Polonia, República Checa y Hungría bloquean un acuerdo para que la UE se marque como objetivo común la neutralidad climática en 2050

Foto: Merkel, Macron y Sánchez hablan con Tusk durante la Cumbre Europea. (EFE)
Merkel, Macron y Sánchez hablan con Tusk durante la Cumbre Europea. (EFE)

La UE había vivido un 'sprint' final con la línea de meta clara aunque lejana: lograr como objetivo común la neutralidad climática para 2050. En la cumbre de marzo solo ocho países estaban a favor del objetivo. Ahora, en la cumbre de junio, ha sido la minoría de los Veintiocho la que ha bloqueado que la UE se establezca esa meta para mitad de siglo.

Hace tres meses España impulsó esta idea junto con Francia, Países Bajos, Luxemburgo, Portugal, Finlandia, Suecia y Dinamarca, partiendo de una propuesta de la Comisión Europea para lograr la neutralidad de carbono en 2050 para cumplir con el objetivo del Acuerdo de París de mantener el calentamiento global por debajo de 1,5°C.

Ese posicionamiento inicial dejaba clara una división trascendental en materia climática: Europa estaba partida en dos, con el oeste claramente preparado para dar pasos hacia delante en ese objetivo y un este que se niega por diversas razones, no todas ideológicas.

Foto: Salvamento Marítimo rescata a varias personas en el Mar de Alborán. (EFE)

Pero en los últimos meses el giro ha sido total. Una serie de países han alcanzado el compromiso legal de alcanzar el objetivo, como el Reino Unido. Y ha sido crucial que Berlín haya pasado de uno a otro bloque, de estar en contra a apoyar la propuesta.

Lo que realmente se buscaba era que la UE ocupara una posición destacada en el mundo: ser líder en la lucha contra el cambio climático de cara a la cumbre del clima convocada por el secretario general de Naciones Unidas para septiembre de 2019. Esa opción ya no está sobre la mesa.

A pesar de una carrera contrarreloj para lograr la unanimidad en el Consejo Europeo de este jueves, donde se tenía que aprobar la agenda estratégica de la UE para los próximos cinco años y donde se pretendía incluir el objetivo de 2050, no ha sido posible alcanzar el acuerdo. Un grupo de países han mantenido su negativa y, a pesar de la presión, Polonia, Hungría, República Checa y Estonia se han opuesto a la inclusión de la fecha.

Foto: Protestas de Greenpeace en Berlín contra el cambio climático. (EFE) Opinión

Fuentes diplomáticas españolas mostraban este miércoles su determinación por cumplir con el compromiso de mitad de siglo y rechazaban fórmulas intermedias: “Nosotros queremos la fecha”, aseguraban. Mientras tanto otras delegaciones buscaban unas palabras más suaves que pudieran sumar a los que todavía se oponían.

Las razones son variadas, pero Varsovia, Budapest y Praga han coordinado su posición en el seno del “Grupo Visegrado”, del que solo se ha desmarcado Eslovaquia. Polonia se opone porque su economía descansa totalmente en la dependencia del carbón, y Hungría pedía como condición que su transición hacia una economía verde se pudiera basar en la energía nuclear.

Foto: Ilustración: Raúl Arias

Finalmente los cuatro países han dicho “no” por los altos costes económicos que acarrearía el objetivo de la neutralidad climática. El debate ha ocupado la mayoría de la tarde del jueves en una sesión que fuentes diplomáticas han calificado de “muy densa”.

Fuentes diplomáticas españolas han señalado que Sánchez ha tratado durante la tarde del jueves de convencer, junto al resto de países que apoyaban el objetivo de mitad de siglo, al resto de países. “Él en todo momento ha intentado el objetivo de 2050”, asegura una fuente, que ha señalado que, en un momento “en el que algunos países ponen en duda la lucha contra el cambio climático”, en referencia a Estados Unidos, “era el momento de que la UE dejara claro cuál era su posición”.

El documento que los Veintiocho han aprobado no incluye la fecha de 2050, que ha acabado relegado al pie de página del documento, mientras que el texto se limita a señalar que la UE perseguirá una neutralidad climática que “preserve la competitividad europea, sea justa y socialmente equilibrada, tenga en cuenta las circunstancias nacionales de los Estados miembros y respete su derecho a decidir su propia política energética”. Además apuntan al objetivo de 2030 como la meta a cumplir. Muchos Estados planteaban su oposición original pidiendo que se alcanzaran primero los objetivos establecidos para la próxima década antes de mirar a 2050.

El redactor recomienda