Es noticia
Menú
Toda Europa escenifica el aislamiento de Rusia en una cumbre inédita en Praga
  1. Mundo
CUMBRE CON 44 PAÍSES EUROPEOS

Toda Europa escenifica el aislamiento de Rusia en una cumbre inédita en Praga

Los líderes de 44 países europeos se reúnen en Praga en una muestra del aislamiento de Rusia. Es el primer encuentro de la Comunidad Política Europea

Foto: Líderes de la Comunidad Política Europea en Praga. (Reuters)
Líderes de la Comunidad Política Europea en Praga. (Reuters)

Sobre la naturaleza del primer encuentro de lo que se ha bautizado como Comunidad Política Europea dice más quién estaba ausente que la lista de participantes. La Comunidad es todavía una idea líquida, maleable, que quiere encontrar los huecos que existen todavía en la cooperación entre países europeos. Han acudido 43 líderes del continente, todos los relevantes salvo la primera ministra danesa que se ha visto obligada a permanecer en el país ante una convocatoria adelantada de elecciones generales, y solamente dos países de peso no han recibido invitaciones para participar en el encuentro que se ha celebrado en el Castillo de Praga (República Checa): Rusia y su aliada en la guerra de agresión contra Ucrania, Bielorrusia. Esa era la imagen: los que ni estaban ni se les espera, los aislados.

Desde los miembros de la Unión Europea a los líderes de los países candidatos a ingresar en el club comunitario, como los de los Balcanes Occidentales, pasando incluso por la primera ministra británica Liz Truss, en un gesto de acercamiento hacia sus socios europeos poco común desde que Londres decidiera abandonar el bloque en 2016, o el presidente turco Recep Tayyip Erdogan, con el que la UE mantiene una relación que siempre transita entre la necesidad mutua y la tensión permanente.

También ha intervenido a través de videoconferencia Volodimir Zelenski, presidente ucraniano. “Este encuentro, la Comunidad Política Europea, tiene una posibilidad real de convertirse en una Comunidad Europea de Paz. Una paz que Ucrania necesita tanto. Que absolutamente todos los países aquí presentados hoy necesitan”, ha asegurado el presidente desde Kiev. En la reunión participaba presencialmente el primer ministro ucraniuano.

placeholder Líderes europeos en su reunión en Praga. (EFE)
Líderes europeos en su reunión en Praga. (EFE)

Salvo Moscú y su aliado el resto de Europa estaba presente en un encuentro que surge de una idea propuesta por Emmanuel Macron, presidente francés, el pasado mes de mayo. Crear un foro en el que Europa, más allá de las fronteras de la Unión, pueda discutir sobre elementos de interés estratégico común. Sobre seguridad, energía o migración. Para eso es importante, a ojos de muchos miembros, evitar que se vea al EPC como una simple “extensión” de la Unión Europea. Porque tiene que llegar allí donde la UE ni puede ni debe llegar.

Pero este primer encuentro tenía un objetivo claro, más allá de intentar echar a rodar un proyecto todavía sin forma. En un momento en el que Rusia ha decidido escalar el conflicto en Ucrania, poniendo sobre la mesa la amenaza nuclear, movilizando a 300.000 ciudadanos y anexionando territorios ucranianos, el resto de Europa, con sensibilidades muy diversas, desde los Bálticos o Polonia como grandes enemigos del Kremlin, hasta países como Serbia que no renuncian a sus estrechos lazos con Moscú, han decidido reunirse en un encuentro con un mensaje de condena claro. A este encuentro se ha llegado con una nueva tanda de sanciones contra el Kremlin recién aprobada por parte de la Unión Europea.

Foto: El presidente de Francia, Emmanuel Macron. (EFE/EPA/Olivier Hoslet)

“La verdad se impondrá al final y Ucrania ganará al final. Mientras tanto, Ucrania necesita todo nuestro apoyo", ha explicado Petr Fiala, primer ministro de República Checa, que ha dado el discurso inaugural de apertura de la primera reunión de la Comunidad. “Toda Europa se reúne hoy para debatir cómo podemos restaurar la paz y obtener prosperidad para todos”, ha resumido el líder checo.

“Sabemos de algunos líderes que no estaban seguros de si debían asistir o no. Bueno, aparentemente ahora van a estar todos allí, lo que nos gusta, porque esto no va sobre quién pertenece o no a un grupo. Se trata de tener a todos los líderes europeos en una mesa”, señalaba horas antes del encuentro una fuente diplomática holandesa, que subraya la importancia del mensaje de aislamiento que envía al presidente ruso Vladímir Putin y de que los líderes europeos hayan superado el escepticismo inicial que generaba el papel protagonista que han asumido las instituciones europeas, especialmente el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel.

Foto: Urmas Reinsalu, ministro de Asuntos Exteriores de Estonia. (EFE/Martin Divisek)

La reunión ha estado dividida en una sesión plenaria y luego en varias mesas de trabajo, como una dedicada a la seguridad en el continente o a la crisis económica y energética. La cumbre ha servido también para mantener numerosas reuniones bilaterales. Por ejemplo, el presidente del Consejo se ha visto con dos países con enormes tensiones fronterizas, como son Azerbaiyán y Armenia, un encuentro en el que también ha participado el presidente francés. El encuentro también ha reunido a otros socios que tienen relaciones complicadas, como es el caso de Turquía con Grecia y Chipre.

La cumbre también ha servido para limar algunas asperezas entre socios cercanos. Uno de los focos de atención era la primera ministra británica, que ha llegado a Praga en plena crisis interna pocas semanas después de mudarse a Downing Street. Hace solamente algunas semanas Truss no era clara sobre el estado de sus relaciones con su homólogo francés, y ahora, tras reuniones en Nueva York y ahora en Praga, ha sido capaz de ser más contundente: “Tenemos muy claro que el enemigo es Vladimir Putin, que a través de su guerra en Ucrania está poniendo en riesgo la libertad y la democracia en Europa”.

placeholder Emmanuel Macron llega a la cumbre de Praga. (EFE)
Emmanuel Macron llega a la cumbre de Praga. (EFE)

La actividad sigue el viernes

La reunión también servía para probar este nuevo formato y estudiar cómo puede funcionar en el futuro. La próxima reunión se celebrará en Moldavia, un país extracomunitario y que además siempre se encuentra bajo la amenaza de una agresión rusa. Después la siguiente reunión será en España mientras el país ostenta la presidencia rotatoria del Consejo de la Unión Europea, seguido del Reino Unido.

Este viernes los jefes de Estado y de Gobierno de la UE siguen reunidos en el castillo de Praga para celebrar un Consejo Europeo informal en el que el principal asunto en la agenda será la crisis energética y el aumento de los precios. El plan de emergencia aprobado por Alemania, de 200.000 millones de euros, ha hecho saltar las alarmas en muchos Estados miembros y también en la Comisión Europea ante el riesgo de que se genere una fragmentación en el mercado interior entre los países que cuentan con el espacio fiscal para poder hacer grandes inversiones que mantengan a flote su industria y los que no pueden poner en marcha planes de esas dimensiones, resucitando un el debate que se abrió cuando el coronavirus obligó a frenar la economía europea.

Sobre la naturaleza del primer encuentro de lo que se ha bautizado como Comunidad Política Europea dice más quién estaba ausente que la lista de participantes. La Comunidad es todavía una idea líquida, maleable, que quiere encontrar los huecos que existen todavía en la cooperación entre países europeos. Han acudido 43 líderes del continente, todos los relevantes salvo la primera ministra danesa que se ha visto obligada a permanecer en el país ante una convocatoria adelantada de elecciones generales, y solamente dos países de peso no han recibido invitaciones para participar en el encuentro que se ha celebrado en el Castillo de Praga (República Checa): Rusia y su aliada en la guerra de agresión contra Ucrania, Bielorrusia. Esa era la imagen: los que ni estaban ni se les espera, los aislados.

Conflicto de Ucrania Unión Europea Vladimir Putin
El redactor recomienda