Es noticia
Menú
Polonia se viene arriba y pide 1,3 billones de euros a Alemania por la Segunda Guerra Mundial
  1. Mundo
"Nunca pagaron por sus crímenes"

Polonia se viene arriba y pide 1,3 billones de euros a Alemania por la Segunda Guerra Mundial

El líder del partido gobernante de Polonia exigió a Alemania que pague por los daños causados durante la II Guerra Mundial en plena crisis de popularidad de la formación

Foto: Jaroslaw Kaczynski, líder del partido Ley y Justicia (PiS), en junio de 2022. (EFE/Radek Pietruszka)
Jaroslaw Kaczynski, líder del partido Ley y Justicia (PiS), en junio de 2022. (EFE/Radek Pietruszka)

El Gobierno de Polonia ha reabierto una herida que llevaba mucho tiempo cerrada. Jaroslaw Kaczynski, líder del partido gobernante Ley y Justicia (PiS), exigió a Alemania que pague 1,3 billones de dólares como indemnización por las muertes y los daños causados durante la Segunda Guerra Mundial. "Muchos países recibieron compensaciones de Alemania, pero Polonia no... Los alemanes nunca han pagado por sus crímenes contra Polonia", dijo. La noticia no ha sido bien recibida por todos los polacos, y analistas, intelectuales e historiadores creen que el reclamo no tiene nada que ver con el derecho y la Justicia internacional. Su único objetivo es azuzar el sentimiento antialemán en un momento en que la popularidad del PiS está en horas bajas.

Polonia está sufriendo las consecuencias de la inflación y de la crisis energética provocadas por la guerra de Ucrania y un anuncio polémico como el de Kaczynski distraería al electorado y movilizaría a los más nacionalistas. El líder del PiS, que pidió las compensaciones económicas en el 83 aniversario del inicio de la invasión alemana de Polonia, hizo hincapié en los casi seis millones de víctimas polacas durante la Segunda Guerra Mundial y en las destrucciones durante la ocupación alemana, que finalizó en 1945.

Esta no es la primera vez que Polonia hace referencia a la posibilidad de exigir reparaciones a Alemania, pero nunca antes se había especificado una cifra exacta, ni se había formulado la petición oficialmente. De hecho, la petición de Kaczynski no ha llegado a las altas esferas diplomáticas y se trata, por ahora, de una demanda dedicada más bien a incitar la polémica. El propio líder del PiS reconoció que no espera resultados a corto plazo y que dudaba que Polonia recibiera las compensaciones mientras él viviera.

Foto: El homenaje 'March of the Living' en el antiguo campo de concentración de Auschwitz. (EFE/Lukasz Gagulski)

Todo indica que así será, ya que no hay especialistas en derecho en Alemania o Polonia que defiendan que la causa tenga viabilidad. Desde el Gobierno alemán, la respuesta ha sido tajante. El Ministerio de Exteriores afirmó que la cuestión de las reparaciones está "zanjada" desde que Polonia renunció a ellas en 1953. "Este es uno de los cimientos del orden europeo actual. Alemania mantiene su responsabilidad política y moral por la Segunda Guerra Mundial", subrayó un portavoz del ministerio a Reuters. El Gobierno polaco ha reiterado en varias ocasiones que renuncia a las compensaciones y la pregunta de los analistas es cuál sería el argumento legal para justificar ahora un cambio.

En Polonia, muchas personas han visto esta medida como una nueva arma arrojadiza y de propaganda con la que el Gobierno quiere azuzar en sus votantes el rechazo a la Unión Europa en general y a Alemania en particular.

Tensión en aumento

Las relaciones entre la UE y el Gobierno polaco no pasan por su mejor momento. Los fondos europeos de recuperación se veían amenazados a principios de año porque Bruselas valoró que la última reforma judicial y la ley de medios de comunicación pondrían en riesgo el Estado de derecho en Polonia, lo que motivó que Kaczynski dijera que si salía vencedor en las próximas elecciones habría que reestructurar la relación con la UE.

Foto: Un fragmento de la frontera polaca-bielorrusa cerca de la localidad de Rogacze, en el noreste de Polonia. (EFE/ Artur Reszko)

Por otro lado, el primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, criticó recientemente el "imperialismo" de los países de la UE y pidió reformas para combatirlo. "La guerra en Ucrania también reveló la verdad sobre Europa. Estamos ante una democracia formal y una oligarquía 'de facto' en que el más fuerte ostenta el poder", dijo al diario alemán 'Die Welt'. En ese sentido, criticó que Alemania y Francia tengan más poder que el resto de países comunitarios.

Además de calificar la UE como una potencia "opresora y hostil", los nacionalistas polacos no han parado de insultar al opositor y antiguo presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, como un "agente alemán" y un "hombre de Alemania". A este país lo han calificado como una amenaza "peor que Rusia" y un "caballo de Troya" de Vladímir Putin en la UE.

Sin embargo, esta campaña antialemana del Gobierno polaco guarda relación con su pérdida de popularidad. Según los sondeos de intención de voto, PiS perdería las elecciones, que están previstas para el año que viene. El contexto de crisis económica y energética no es un buen complemento para convencer a sus votantes.

Foto: Decenas de personas se manifiestan para reivindicar la permanencia de Polonia en la Unión Europea. (EFE) Opinión

Desde Polonia, pocos esperan que las demandas de PiS se ejecuten. Włodzimierz Cimoszewicz, eurodiputado y antiguo ministro de Exteriores, destacó que Polonia no puede exigir reparaciones de Alemania, ni siquiera con un acuerdo político. "Desde nuestra adhesión a la Unión Europea en 2004, Polonia recibe cuantiosos fondos europeos, siendo Alemania el principal contribuyente al presupuesto de la UE, es decir, recibimos considerable ayuda económica alemana", dijo.

En plena Guerra Fría, las potencias occidentales y la Unión Soviética renunciaron a las compensaciones económicas que impusieron a Alemania después de la Segunda Guerra Mundial. El objetivo era no comprometer la recuperación económica de Alemania. Polonia también renunció a ellas y el asunto ha quedado zanjado desde el punto de vista del derecho internacional. Había prácticamente desaparecido de la agenda europea, aunque Polonia ha reabierto el debate en varias ocasiones. La última vez, la semana pasada. No obstante, los analistas apuntan a que la petición se quedará en otro polémico capítulo más del Gobierno polaco y un intento de propaganda para reflotar su popularidad.

El Gobierno de Polonia ha reabierto una herida que llevaba mucho tiempo cerrada. Jaroslaw Kaczynski, líder del partido gobernante Ley y Justicia (PiS), exigió a Alemania que pague 1,3 billones de dólares como indemnización por las muertes y los daños causados durante la Segunda Guerra Mundial. "Muchos países recibieron compensaciones de Alemania, pero Polonia no... Los alemanes nunca han pagado por sus crímenes contra Polonia", dijo. La noticia no ha sido bien recibida por todos los polacos, y analistas, intelectuales e historiadores creen que el reclamo no tiene nada que ver con el derecho y la Justicia internacional. Su único objetivo es azuzar el sentimiento antialemán en un momento en que la popularidad del PiS está en horas bajas.

Polonia Segunda Guerra Mundial Unión Europea
El redactor recomienda