La última gran función de Hermann Goering

La última gran función de Hermann Goering

La clausura y perdición de Hitler en el búnker en 1945 empujó a su sucesor designado a solicitar la activación de una cláusula, según la cual podía relevar al Führer