La propaganda bielorrusa distrae del refuerzo militar ruso en Ucrania, según la UE
  1. Mundo
La telaraña del Kremlin

La propaganda bielorrusa distrae del refuerzo militar ruso en Ucrania, según la UE

En Bruselas no solo se cree que Lukashenko ha orquestado el movimiento migratorio hacia la frontera polaca, si no que puede ser una cortina de humo que tape a Rusia en Ucrania

Foto: Belarusian president alexander lukashenko meets with migrants at the 'bruzgi' tlc at the belarusian-polish border
Belarusian president alexander lukashenko meets with migrants at the 'bruzgi' tlc at the belarusian-polish border

La Unión Europea (UE) cree que la desinformación que llega sobre la crisis en la frontera con Bielorrusia, donde acusa al régimen de Alexandr Lukashenko de utilizar a migrantes para ejercer presión política, podría buscar distraer del refuerzo militar que Rusia lleva a cabo en la frontera con Ucrania. “Lo que ocurre en la situación de la frontera entre Bielorrusia y la UE es un medio también para distraer un poco la atención de lo que podría estar pasando en la frontera con Ucrania”, indicaron este viernes fuentes comunitarias, analizando la desinformación que afirman llevan a cabo medios de comunicación prorrusos.

La UE considera que Minsk ha orquestado el transporte de migrantes desde países de Oriente Medio hasta sus fronteras con Polonia, Letonia y Lituania, en un pulso a Bruselas por las sanciones impuestas a raíz de la represión en el país. Las fuentes destacaron que, en términos generales, Ucrania ha sido “el principal blanco de las campañas rusas de desinformación desde hace años”, algo que ha continuado y que “cada semana vemos que es una actividad permanente”.

Han apreciado actualmente narrativas que ya observaron la primavera pasada cuando Rusia concentró también tropas en las proximidades de la frontera ucraniana, y que afirman que “Occidente o la OTAN está provocando a Rusia”, según indicaron. “El objetivo es mostrar que Rusia está rodeada y que el resto es agresivo”, apuntaron, a la vez que se intentan rebajar las informaciones de que hay una concentración militar rusa en la frontera.

En Bielorrusia, aseguraron que hay una presencia “masiva” de medios prorrusos desde que estallaron las protestas contra Lukashenko y que están “muy presentes” también en la frontera, donde informan “desde la perspectiva bielorrusa, sesgada” sobre los intentos de cruzar por parte de los migrantes. “La semana pasada vimos que uno de los miembros rusos del Parlamento estaba en la frontera gritando a los guardas de fronteras polacos si iban a llevarse a los niños y vendérselos a parejas homosexuales. Es un ejemplo extremo que fue repetido en varios medios rusos”, comentaron.

Para la UE, “el problema de estas actividades de desinformación y manipulación no es que puedas cambiar una situación a tu favor, sino el efecto a medio y largo plazo para minar la confianza, poner en cuestión las cosas. Es su elemento corrosivo lo más problemático”, puntualizaron las fuentes.

Foto: Soldados rusos durante un ejercicio militar en Uzbekistán (EFE)

El grupo de trabajo de la UE contra la desinformación alertó esta semana en su boletín de que, junto a los medios de comunicación bielorrusos, los medios pro-Kremlin explotan oportunidades para desacreditar a la UE a nivel internacional, difamar a Polonia y “distraer la atención del pésimo historial de derechos humanos” del régimen de Alexandr Lukashenko.

Así, citó ejemplos de informaciones de estos medios que culpan a la UE de causar la “crisis migratoria” y la acusan de aplicar un “doble rasero”, le atribuyen intentos de “desestabilizar” a Bielorrusia y Rusia, alegan que las sanciones comunitarias contra el régimen de Lukashenko eran “ilegítimas”, o acusan a Polonia de “provocaciones y violencia contra los migrantes”.

Estos mensajes de desinformación no son nuevos y han estado circulando en los medios de comunicación bielorrusos controlados por el Estado y pro-Kremlin desde finales del verano pasado, después de que Minsk pusiera en marcha su “esquema internacional de tráfico de migrantes”.

Bielorrusia Conflicto de Ucrania Aleksandr Lukashenko