Así ha sido la primera visita de un alto funcionario israelí a Marruecos en 20 años
  1. Mundo
Mientras Albares espera su turno

Así ha sido la primera visita de un alto funcionario israelí a Marruecos en 20 años

La visita del ministro de exteriores israelí a Rabat consuma los acuerdos firmados durante el final del mandato del expresidente de EEUU, Donald Trump, y confirma la apertura de embajadas

Foto: El ministro de exteriores Yair Lapid durante una rueda de prensa junto a su homólogo Nasser Bourita en Rabat. (Reuters)
El ministro de exteriores Yair Lapid durante una rueda de prensa junto a su homólogo Nasser Bourita en Rabat. (Reuters)

El ministro de Exteriores de Israel, Yair Lapid,ha concluido su primera visita oficial a Marruecos con la promesa de que ambos países elevarán el nivel de su representación diplomática al rango de embajadas y con la intención israelí de extender el círculo de aliados árabes que puedan normalizar las relaciones con el estado judío.

Lapid señaló en una rueda de prensa en Casablanca que la apertura de las respectivas embajadas se realizará en los próximos dos meses tras la inauguración de la línea aérea directa entre Marrakech (sur de Marruecos) y Tel Aviv, que estará operada por la compañía estatal marroquí Royal Air Maroc (RAM). "Las relaciones subirán de nivel", manifestó el ministro israelí, quien elogió a Marruecos por su "tradición de tolerancia", su "política de estabilidad", así como su papel "primordial" en el continente africano. El gobierno marroquí aún no ha confirmado el paso de las "oficinas de enlace" actuales al rango de embajadas.

Foto: Un reciente encuentro entre el ministro de Interior español y su contraparte marroquí. (EFE)

Durante la rueda de prensa, que se celebró bajo altas medidas de seguridad, Lapid señaló que la consolidación de las relaciones con Marruecos supone una nueva etapa en la construcción de un "círculo de la paz" en la región que incluye a los países que tienen relaciones diplomáticas con Israel (Egipto, Jordania, Emiratos Árabes, Barein y Sudán), frente a lo que consideró "el círculo de la muerte" de países que según él no optan por la paz.

El ministro israelí vaticinó que habrá más países árabes más que desarrollarán sus relaciones diplomáticas con Israel en el futuro, al tiempo que anunció la próxima apertura de una embajada israelí en la capital de Bahrein. La visita de Lapid se produce tras dos décadas de ruptura de relaciones entre ambos países, unas relaciones retomadas el pasado 22 de diciembre, días después de que el entonces presidente estadounidense, Donald Trump, reconociera la soberanía marroquí sobre el Sahara Occidental.

Foto: Fotografía del 20º aniversario del reinado de Mohamed Mohamed VI. (EFE)

Marruecos, Israel y Estados Unidos firmaron entonces una declaración tripartita que vinculó el restablecimiento de relaciones entre Tel Aviv y Rabat con el reconocimiento estadounidense de la soberanía marroquí sobre el Sáhara. Preguntado sobre la posición de su país respecto al conflicto del Sáhara, Lapid no se ha pronunciado al respecto y se ha limitado a señalar que el tema salió en las conversaciones bilaterales con su homólogo marroquí,Naser Burita, pero no "en términos prácticos" explicando que el objetivo de la actual visita es la apertura de las oficinas de enlace y la firma de acuerdo de cooperación entre ambos países.

Por otra parte, Lapid se ha referido al conflicto en Oriente Medio y ha apuntado que su país está a favor de "la solución de dos estados" pero ha lamentado que actualmente no hay "visibilidad posible" para avanzar sobre este proceso debido a la división de los palestinos y la actual estructura del Gobierno israelí, al tiempo que subrayó que Israel no va a realizar cambios que puedan obstaculizar en el futuro eventuales negociaciones.

Foto: El grupo de israelíes evacuados

La visita de Lapid a Marruecos es histórica por ser la primera de un responsable israelí en casi dos décadas, con una agenda llena que empezó con la visita del mausoleo Mohamed VI, donde están enterrados el abuelo de Mohamed VI y su padre Hasán II, una reunión con el ministro de Exteriores marroquí, Naser Burita, y la firma de tres acuerdos en el ámbito diplomático, cultural y de transporte aéreo; además, ha entregado a Burita una carta del presidente israelí, Isaac Herzog, en la que invita al rey Mohamed VI a visitar Israel. Por último, la agenda del ministro israelí incluía una reunión con la comunidad judía y el rezo en una sinagoga en Casablanca; y el momento más simbólico de la visita fue la apertura de la oficina de enlace israelí en un barrio acomodado de Rabat.

Lapid ha encabezado una delegación en la que viajaba el ministro de Protección Social, Meir Cohen; el director general del ministerio de Exteriores, Alon Ushpiz; el ministro de Salud, Inbar Zucker, y el presidente de la comisión de Asuntos Exteriores y de Defensa de la Knesset (Parlamento), Ram Ben Barak, que han tenido varios encuentros con los responsables marroquíes del Gobierno y el Parlamento. El secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, se ha felicitado en un comunicado de la visita de la delegación israelí a Marruecos y subrayó que su país trabajará con Marruecos e Israel "para crear un futuro más pacífico, seguro y próspero para los pueblos de Oriente Medio".

Ministerio de Asuntos Exteriores Rey Mohamed VI Israel