Portugal da largas a Rabat sobre el regreso de sus inmigrantes por mar desde el Algarve
  1. Mundo

Portugal da largas a Rabat sobre el regreso de sus inmigrantes por mar desde el Algarve

El Ministerio de Asuntos Exteriores niega haber ejercido presiones sobre Lisboa para que demore la inauguración de la línea desde Portimao a Tánger

placeholder Foto: Un buque procedente de Marruecos hace entrada en el puerto de Algeciras (Cádiz) en junio de 2020. (EFE)
Un buque procedente de Marruecos hace entrada en el puerto de Algeciras (Cádiz) en junio de 2020. (EFE)

En la mañana del 1 de julio, algunas pocas familias de inmigrantes marroquíes en Europa se presentaron en el puerto de Portimao, en el Algarve portugués, con la intención de embarcar en ferris rumbo a Tánger, según el diario digital marroquí 'Media24'. El ministro de Fomento, Abdelkader Amara, había anunciado el 23 de junio que se inauguraría a principios de julio una nueva línea marítima desde ese puerto portugués a Tánger. "Ahora mismo, cuando les hablo, la directora de la marina mercante, Habiba Laklalech, está en Lisboa rematando el acuerdo que será firmado entre Marruecos y Portugal", precisó el ministro.

La naviera tangerina Inter Shipping anunciaba en su web el nuevo enlace, pero aún no permitía comprar los billetes. Dos de sus barcos navegarían a diario entre Portimao y Tánger transportando hasta 4.000 pasajeros diarios por la módica tarifa 450 euros para cuatro personas con coche incluido. Las autoridades de Marruecos decidieron, a principios de junio, organizar, por primera vez en 30 años, una operación Paso del Estrecho (OPE) —que los marroquíes han bautizado operación Marhaba— prescindiendo de los cinco puertos andaluces y de Ceuta y Melilla. Por ellos transitaban, a la ida y a la vuelta, 1,6 millones de inmigrantes marroquíes a bordo de 370.000 vehículos.

Esta decisión del rey Mohamed VI supone, obviamente, un castigo a los puertos españoles, a las navieras que cruzaban el Estrecho y a las estaciones de servicio en las que repostaban los marroquíes. La sanción se enmarca en la crisis política que atraviesa la relación entre los dos países vecinos desde que el presidente Donald Trump reconoció, en diciembre, la soberanía de Marruecos sobre el Sáhara Occidental. Rabat presiona para que el Gobierno español siga los pasos de Trump.

Foto: Mohamed VI. (Getty)

Para que los inmigrantes sorteen la travesía por tierra de España ha sido necesario incrementar los vuelos de la aerolínea de bandera, Royal Air Maroc, reforzar los enlaces marítimos desde Génova, Marsella y Sète (Francia) con Tánger y Nador. La línea que zarparía de Portimao estaba, sobre todo, pensada para los inmigrantes marroquíes residentes en España que quisieran regresar a casa con sus coches. En España residen unos 870.000 marroquíes a los que hay añadir otras 250.000 personas originarias de Marruecos, pero que han adquirido la nacionalidad española.

Desde Portimao no se podrá, por ahora, viajar a Tánger. La mayoría de la prensa marroquí afirma que se retrasa la inauguración de la línea a causa de la variante delta del coronavirus que ha penetrado con fuerza en Portugal. Para embarcar hubiese sido, de todas formas, necesario estar vacunado o disponer de una PCR negativa efectuada en las últimas 72 horas porque así lo exigen las autoridades de Rabat.

La versión portuguesa difiere de la de la prensa marroquí. El Ministerio de Infraestructuras de Portugal no contestó directamente a la pregunta sobre el retraso en la apertura del enlace, pero sí trasladó a El Confidencial la respuesta de la Autoridad Portuaria de Sines de quién depende el puerto de Portimao: "A raíz de la solicitud (marroquí) se están evaluando las condiciones operativas del puerto de Portimao junto con los armadores y diversas autoridades" como, probablemente, el ministerio del Interior que no ha establecido allí un control de pasaportes. Este proceso de evaluación se inició, en realidad, "hace aproximadamente tres años tras el interés expresado entonces por un armador" que deseaba operar esa línea, precisó la Autoridad Portuaria.

¿Presiones de España?

Si Portugal está dando largas a la petición de Rabat es a causa de las presiones que ha recibido de España, según 'I News 24', una televisión privada israelí, cuya información ha tenido eco en Marruecos. La OPE que está esquivando a España "afecta a los intereses españoles", habría escrito el Gobierno español al luso en una carta, según el canal en árabe de esta televisión.

"No se ha hecho ninguna gestión con Portugal" para impedir la puesta en marcha de esta línea, desmiente la dirección general de comunicación del Ministerio de Asuntos Exteriores español. La relación entre los dos vecinos de la península ibérica es excelente. El último ejemplo de esa cordialidad es que muy probablemente los dos países se van a embarcar juntos en la misión militar de apoyo a las Fuerzas Armadas de Mozambique aprobada el miércoles por la UE. Organizar una OPE prescindiendo de España le va a costar caro a Marruecos además de alargar innecesariamente las travesías de sus inmigrantes. Desde Marsella a Tánger se tardan más de 40 horas mientras que desde Algeciras la duración del trayecto es de unos 90 minutos.

Mohamed VI ordenó el 6 de junio que los billetes tuviesen precios razonables. Atendiendo sus instrucciones el jefe del Gobierno marroquí, Saadeddine el Othmani, anunció en el Parlamento unas subvenciones a navieras y a la compañía aérea que ascienden a 420 millones de euros. Así han podido abaratar los viajes de vuelta a casa de sus inmigrantes. También se les reembolsará una pequeña parte del pasaje a los marroquíes que regresen a su país por mar.

Ciudadanos duda de la legalidad de las subvenciones por ser una práctica contraria

Está por ver si estas ayudas de Estado no distorsionan la libre competencia recogida, por ejemplo, en el acuerdo aéreo vigente entre Marruecos y la Unión Europea. Ciudadanos ya lo ha preguntado en el Parlamento Europeo. "Desde nuestra formación queremos saber si la Comisión Europea considera que estas subvenciones son ilegales o constituyen una práctica contraria a la libre competencia y, por lo tanto, violan el Acuerdo de Asociación y el relativo a los servicios aéreos", afirmó el eurodiputado Jordi Cañas. Él fue quien, a principios de junio, tomó la iniciativa de presentar una resolución en la que el pleno de la Eurocámara reprobó la presión migratoria ejercida por Marruecos en mayo en Ceuta donde en 72 horas entraron más de 10.000 marroquíes. La respuesta que dará a Cañas la Comisión, encargada de velar por la buena aplicación de los acuerdos que ha suscrito, proporcionará una pista sobre si las subvenciones marroquíes son recurribles, con posibilidades de éxito, ante los tribunales de justicia.

El algarve Ceuta Rey Mohamed VI Portugal Inmigración Ministerio de Asuntos Exteriores
El redactor recomienda