Es noticia
Menú
Portugal, inesperado vencedor del río revuelto España - Marruecos
  1. Mundo
  2. Europa
Paso del Estrecho a través de Portimao

Portugal, inesperado vencedor del río revuelto España - Marruecos

Los últimos detalles aún se cocinan, pero se ha adelantado lo esencial: conexión desde Tánger, siete horas de viaje y la promesa de "precios razonables" (subvencionados)

Foto: Operación Paso del Estrecho en Algeciras en 2016. (EFE)
Operación Paso del Estrecho en Algeciras en 2016. (EFE)

"No será un motivo para la mala vecindad, el mercado es abierto y España también se beneficiará", dice a El Confidencial el experto arabista y politólogo Raúl Braga Pires. La suya es una de las escasísimas voces que se alzan estos días entre la discreción lusa para comentar el inminente desplante a Madrid que Marruecos prepara tras excluir a los puertos españoles de la operación “Paso del Estrecho: privilegiar al vecino. El río revuelto en que se han convertido las relaciones diplomáticas, que deja pérdidas millonarias para España, va a encumbrar como inesperado beneficiario a Portugal, que negocia para dar la campanada como ruta privilegiada de salida y acceso a Europa a través de Portimao, en el Algarve.

Foto: Marruecos suspende la operación Paso del Estrecho. (EFE)

Los últimos detalles aún se cocinan, aunque el ministro marroquí de Equipamiento, Transporte y Logística, Abdelkader Amara, ha adelantado en los últimos días lo esencial: conexión desde Tánger, siete horas de viaje y la promesa de "precios razonables" (en general, subvencionados). Será en cualquier caso un atractivo para competir con las actuales rutas abiertas desde la italiana Génova y las francesas Marsella y Sète, ya que los puertos españoles siguen excluidos del plan marroquí. La proyección es que la vía con Portugal entre en funcionamiento este mismo verano y crucen por ella 4.000 personas cada día.

"No tenemos (turistas) ingleses, tenemos que encontrar alternativas", reaccionaba recientemente la alcaldesa de Portimao, la socialista Isilda Gomes, al diario luso Público a mediados de este mes, momento a partir del cual se ha sumido en el silencio, ignorando pedidos de entrevistas o siquiera comentarios. El hermetismo es total, con la Autoridad de Puertos de Sines y el Algarve (APS), indicando apenas al mismo medio que ya hubo interés por Portimao hace tres años, aunque 'recientemente' volvieron a ser 'abordados' por armadores interesados en el negocio. En paralelo, Pires afirma a El Confidencial que la Cámara de Comercio e Industria Luso-Marroquí ha tanteado a particulares y al empresario portugués con un cuestionario para medir el nivel de interés hacia la conexión, preguntando si tenían preferencia porque fuese con Portimao o con Faro.

Revulsivo económico para un Portugal deprimido

"Resumen de los resultados del cuestionario: 69,8% quiere esta conexión porque tiene negocios en Marruecos; 90,3% tiene interés en visitar Marruecos como turista; 97,1% considera relevante esta nueva conexión; 80% atribuye categoría de 'muy interesante' y el 48,7% conjuga el interés turístico con el comercial", comenta Pires. El turismo gana por goleada en un punto de partida que con la pandemia de coronavirus ha visto desaparecer a su principal cliente, los británicos, y una vez constatado que está fuera de las listas seguras de viaje de Londres, se frota las manos pensando en las cantidades millonarias que han recibido durante años los puertos españoles por este trasiego desde Marruecos que realizaban cada año más de tres millones de personas.

placeholder Un hombre en la playa de Portimao (Reuters)
Un hombre en la playa de Portimao (Reuters)

"Esta iniciativa será un polo de desarrollo y animación económico", dice el especialista, también para el propio despegue del puerto de Portimao, la única terminal de cruceros del Algarve, que actualmente figura como parada en hasta siete rutas turísticas. Sin olvidar el plano comercial. Marruecos es el principal mercado en África para Portugal después de los países lusófonos, y en 2020 las exportaciones lusas al país africano ascendieron a 626 millones frente a los 183 millones cifrados en las importaciones. Un excedente nada desdeñable de 443 millones invita a pensar las enormes posibilidades de negocio que traerá ampliar los acuerdos comerciales fuera del conocido paisaje de las excolonias lusas.

Seguridad, el gran desafío

Pero antes habrá que atender los riesgos, empezando por la seguridad fronteriza de una zona en la que apenas el pasado octubre se admitió oficialmente la existencia de una ruta de inmigración irregular llegada de El Jadida, en Marruecos. Aunque con números muy inferiores a las rutas de entrada irregular a España (casi un centenar de personas en diez meses), la alarma saltó cuando la prensa local publicó que al menos un tercio de estos migrantes se encontraban desaparecidos tras fugarse de las instalaciones lusas a las que fueron trasladados tras desembarcar en las playas del Algarve. Sin olvidar que el propio servicio de fronteras portugués (SEF) se está reestructurando, derivando gran parte de sus funciones a otros cuerpos de seguridad.

Foto: La autovía de la Ruta de la Plata, una de las principales damnificadas por la cancelación de la operación Paso del Estrecho desde puertos españoles. (Alejandro Martínez Vélez)
La Ruta de la Ruina: el zarpazo de Mohamed VI a la España profunda
Carlos Barragán Fotografías: Alejandro Martínez Vélez

Una seguridad que será fundamental para acabar con estereotipos negativos hacia el turista marroquí ya demostrados al menos en la ruta aérea Oporto-Marrakech-Oporto, en opinión de Pires. "Está será tal vez la mejor forma de demostrar a las élites portuguesas que Marruecos es poseedor de una clase media adinerada, que optará por Portugal ya harto de España".

Refuerzo de Portugal en el Mediterráneo

Además del beneficio económico, la nueva ruta tendrá un valor extra potenciando la 'dimensión mediterránea' de Portugal. "Portugal geográficamente no es un país mediterráneo, pero lo es geopolíticamente", recuerda Pires. Mejorar las relaciones a través de una conexión desde Tánger dará un nuevo espacio a Lisboa para ejercer su influencia en el contexto internacional, donde en lo relacionado con Rabat ha observado como la voz predominante era la española.

"No será un motivo para la mala vecindad, el mercado es abierto y España también se beneficiará", dice a El Confidencial el experto arabista y politólogo Raúl Braga Pires. La suya es una de las escasísimas voces que se alzan estos días entre la discreción lusa para comentar el inminente desplante a Madrid que Marruecos prepara tras excluir a los puertos españoles de la operación “Paso del Estrecho: privilegiar al vecino. El río revuelto en que se han convertido las relaciones diplomáticas, que deja pérdidas millonarias para España, va a encumbrar como inesperado beneficiario a Portugal, que negocia para dar la campanada como ruta privilegiada de salida y acceso a Europa a través de Portimao, en el Algarve.

Portugal
El redactor recomienda