Convención sin catarsis: Biden sacrifica el ala socialista por los indecisos de Trump
  1. Mundo
biden nominado en la frialdad del zoom

Convención sin catarsis: Biden sacrifica el ala socialista por los indecisos de Trump

Biden ya es oficialmente candidato a la presidencia de EEUU. Aspiraba a que la convención fuera una muestra de unidad, pero los socialistas se quejan de haber sido silenciados por el 'establishment'

placeholder Foto: La congresista demócrata Alexandria Ocasio-Cortez. (Reuters)
La congresista demócrata Alexandria Ocasio-Cortez. (Reuters)

El veterano Joe Biden, confirmado por los delegados de la convención demócrata, ya es oficialmente candidato a la presidencia de Estados Unidos. La coronación no se ha dado al uso: con esas misas góspel políticas que celebran los partidos en año de elecciones, bañadas en aplausos frenéticos, sonrisas extremas y decenas de toneladas de confeti lloviendo desde el techo del salón de convenciones. Esta vez el efecto catarsis, que suele movilizar a las bases en la recta final de la campaña, ha sido confinado a la frialdad de una reunión en Zoom.

El partido habría hecho un esfuerzo por armonizar y representar todas las visiones que anidan en su seno: desde la vieja guardia, compuesta por los septuagenarios que lideran a los demócratas del Congreso, gobernadores, expresidentes y ex primeras damas, hasta las nuevas y chispeantes generaciones. Un esfuerzo que, sin embargo, ha sido considerado insuficiente por los militantes de su ala izquierda.

Foto: Joe Biden. (Reuters)

La socialista más carismática, la congresista Alexandria Ocasio-Cortez, natural del Bronx y estrella de las redes sociales, solo tuvo 90 segundos para dirigirse a la convención. Mucho menos que otros invitados que ni siquiera eran demócratas, como John Kasich, exgobernador republicano de Ohio y crítico de Donald Trump, o Colin Powell, secretario de Estado de la segunda Administración Bush.

“AOC [acrónimo de la congresista] es la personificación del futuro del partido, pero los demócratas tradicionales siempre han tenido dificultades en estar al día, motivar e inspirar”, dijo al portal Politico Natalia Salgado, de la organización progresista neoyorquina Center for Popular Democracy. “Si entendiesen qué se necesita para hacer participar a nuestras comunidades, hubieran puesto a AOC al frente”.

placeholder Biden, confirmado candidato a la presidencia de EEUU. (Reuters)
Biden, confirmado candidato a la presidencia de EEUU. (Reuters)

No tomar la parte por el todo

La escasa presencia de los socialistas democráticos en estos cuatro días de convención puede obedecer a una cuestión estratégica. Desde el principio de la campaña, los republicanos han tratado de equiparar todo el Partido Demócrata con su ala más radical y minoritaria, como si todos los demócratas se hubieran vuelto socialistas. A día de hoy, los políticos y medios conservadores diseminan la idea de que Joe Biden es un títere de la extrema izquierda y que su compañera de tique, Kamala Harris, era la opción más radical. Apartando los focos de líderes como AOC, el equipo de Biden se aseguraría de no dar munición a los conservadores.

El Partido Demócrata, además, continúa magullado por las elecciones de hace cuatro años: cuando perdió la presidencia aun habiendo logrado casi tres millones de votos más que Donald Trump. La contabilidad final reflejó que la victoria republicana se debió, sobre todo, a los condados de Michigan, Wisconsin y Pensilvania, que en su día votaron demócrata pero que en 2016 se decidieron por Trump. Es a ellos a quienes habría que apelar, y hay indicios de que, en estas regiones rurales y blancas, la retórica socialista e identitaria que triunfa en Nueva York es veneno político.

Foto: Joe Biden y Kamala Harris. (Reuters)

El 'star power' de Alexandria Ocasio-Cortez, capaz de generar cinco millones de interacciones en las redes sociales a la semana, no tiene por qué traducirse en millones de votos. Una encuesta de la agencia Gallup refleja que la mayoría de los norteamericanos sigue desconfiando de la etiqueta 'socialista'. Por comparación: más del 90% de los encuestados estaría dispuesto a votar a un candidato negro, católico, latino, judío o mujer. Más de un 70% votaría a uno ateo, homosexual o menor de 40 años. La proporción de aquellos dispuestos a votar a un socialista, en cambio, baja a menos de la mitad del electorado.

Otros sondeos barruntan el mismo escenario. Según el estudio conjunto de NPR, PBS y Marist Poll, solo un 28% de los estadounidenses tiene una visión favorable del socialismo. Más del doble, un 56%, tiene una visión desfavorable. Encuestas internas del Partido Demócrata han alertado sobre el daño que puede hacer la exposición mediática de Ocasio-Cortez y otras congresistas socialistas, conocidas como 'el escuadrón', en la marca del partido y en sus opciones en los estados clave.

A la caza del votante silencioso

La convención demócrata de este año, al invitar y dar tiempo a conservadores desafectos como Kasich o Powell, mientras relega a un segundo plano a Ocasio-Cortez, tendría estas prioridades en mente: la necesidad de recuperar el voto moderado de los condados del interior que se escapó en 2016. El martes por la noche, Cindy McCain, viuda del senador republicano John McCain, reforzó este objetivo al hablar de la entrañable amistad de su difunto marido con Biden.

Hay un montón de republicanos que quieren votar a Biden y es importante hacerles saber que no están solos

“Hay un montón de gente ahí fuera, votantes silenciosos de Biden, republicanos que quieren votar a Biden o que votarán a Biden, y es importante hacerles saber que no están solos”, explicó a 'The Wall Street Journal' Cedric Richmond, representante demócrata y copresidente de la campaña del aspirante.

Algunos demócratas temen que este equilibrio, si bien justificado por la “emergencia” de vencer a Donald Trump, acabe desmovilizando el voto joven. “El problema”, escribe la autora feminista Jill Filipovic, “es que la rama de olivo para los moderados viene a expensas de la gente en la que creen, y por la que se entusiasman, los jóvenes votantes demócratas”.

placeholder Ocasio-Cortez, en la convención demócrata. (Reuters)
Ocasio-Cortez, en la convención demócrata. (Reuters)

Apoyo a Sanders

La congresista Ocasio-Cortez aprovechó sus 90 segundos para lanzar un dardo al 'establishment' de su partido. Además de exigir “soluciones sistémicas y profundas” a los males socioeconómicos de Estados Unidos, la representante transmitió su apoyo al senador Bernie Sanders como candidato a la presidencia del país. Un gesto, dado que el nominado es Joe Biden, que fue recibido con incredulidad. Ocasio-Cortez explicó más tarde el “malentendido” diciendo que se trataba de una formalidad de partido y limitó su felicitación a Biden a una línea en un tuit.

El candidato demócrata, de 77 años, dará esta noche [jueves] su discurso de aceptación del reto. Lo hará desde su ciudad, Wilmington, en el estado de Delaware. Se espera que respete la línea de ataque que ha llevado hasta ahora: culpar a Trump de las diferentes crisis que vive Estados Unidos, sobre todo la pandemia, que ya ha matado a más de 170.000 norteamericanos.

El antiguo vicepresidente hablará tras recibir una oleada de apoyos más o menos efusivos. La ex primera dama de EEUU Michelle Obama fue la estrella del lunes con una pragmática alocución llamando al voto; la mujer del aspirante, Jill Biden, habló desde un aula de escuela poniendo el broche del martes; el expresidente Barack Obama se encargó de cerrar el miércoles, y ahora le toca a Biden. Todas las encuestas le dan ventaja y todos los ojos del partido están puestos en él.

Joe Biden Bernie Sanders Partido Demócrata
El redactor recomienda