A Ali Jameneí

Trump anuncia sanciones al líder supremo de Irán por haber derribado del dron

El ministro iraní de Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, aseguró tras la imposición de las sanciones que los que rodean al presidente estadounidense "están sedientos por una guerra"

Foto: Donald Trump firma las saciones impuestas a Irán. (Reuters)
Donald Trump firma las saciones impuestas a Irán. (Reuters)
Autor
Tiempo de lectura7 min

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha anunciado este lunes la imposición de sanciones financieras al líder supremo de Irán, Ali Jameneí, y a ocho comandantes iraníes, en plena escalada de tensión por el derribo de un dron estadounidense la semana pasada en el golfo Pérsico.

"Las sanciones impuestas a través de la orden ejecutiva que estoy a punto de firmar negarán al líder supremo y su oficina el acceso a recursos financieros clave", ha dicho Trump antes de rubricar en la Casa Blanca su decreto. Además, Washington planea sancionar esta semana al ministro de Exteriores iraní, Mohamad Yavad Zarif, una figura clave en la negociación e impulsor del acuerdo nuclear de 2015, adelantó el secretario del Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin.

El mandatario afirmó que "esta medida responde a una serie de comportamientos agresivos del régimen iraní en las últimas semanas, incluido el derribo de un dron estadounidense" el pasado jueves, afirmó el mandatario. "El líder supremo de Irán es el responsable último de la conducta hostil del régimen. En su país le respetan, y su oficina supervisa los instrumentos más brutales del régimen, incluidos los Guardianes de la Revolución", subrayó.

Jameneí "tiene el potencial de tener un gran país, y pronto, muy pronto", si negocia con Estados Unidos

No obstante, Trump reiteró que le "encantaría poder" negociar con Jameneí para rebajar las tensiones bilaterales, una oferta que el líder supremo iraní ha rechazado hasta ahora. Jameneí "tiene el potencial de tener un gran país, y pronto, muy pronto", si negocia con Estados Unidos, subrayó.

Trump describió las sanciones como una "respuesta fuerte y proporcionada a los actos provocativos de Irán", días después de asegurar que frenó en el último momento un ataque selectivo al país persa por considerar que no habría sido "proporcionado" respecto al derribo de un dron estadounidense en el golfo Pérsico.

Sin embargo, al ser preguntado por si las sanciones son una represalia por el abatimiento del dron, Trump replicó: "Esto es algo que iba a pasar de todas formas". Mnuchin precisó después que las sanciones a Jameneí ya estaban preparándose "de forma previa" al incidente con el avión no tripulado, pero dijo que ese suceso -y los recientes ataques a petroleros en el golfo Pérsico- sí motivaron algunas de las medidas anunciadas hoy por el Departamento del Tesoro.


Esa agencia estadounidense impuso restricciones financieras a ocho comandantes iraníes este lunes, entre ellos el de la Fuerza Naval del Cuerpo de los Guardianes de la Revolución, Ali Reza Tangsirí, quien lidera la "estructura responsable del sabotaje de barcos en aguas internacionales", indica un comunicado del Tesoro.

Las sanciones también afectan a Amirali Hayizadeh, el comandante de la división aeroespacial de los Guardianes de la Revolución iraní, "cuya burocracia fue responsable del derribo" del dron de EEUU, y a Mohamad Pakpur, el comandante de la fuerza terrestre de ese cuerpo de élite, por sus acciones en Siria, según el Tesoro.

Además, quedan sujetos a las restricciones los comandantes de los cinco distritos navales de la Armada de los Guardianes de la Revolución -Abás Gholamshahi, Ramezan Zirahi, Yadollah Badin, Mansur Ravankar y Ali Ozma'i- responsables de las operaciones navales en provincias costeras como Bushehr, adyacentes al estrecho de Ormuz.

Pompeo busca apoyo

El secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, viajó este lunes al golfo Pérsico en medio de las crecientes tensiones con Irán para reunirse con dos de los principales aliados de Washington en la región, Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos.

Pompeo se reunió este lunes con el rey saudí, Salman bin Abdelaziz, en su residencia de verano en la ciudad de Yeda, en la costa del mar Rojo, en el oeste de la nación árabe. La agencia de noticias estatal saudí, SPA, informó de que el monarca y Pompeo se entrevistaron en el palacio real de Al Salam y conversaron sobre "las relaciones estratégicas entre los dos países amigos" y "las recientes novedades a nivel regional e internacional".

En un escueto mensaje de Twitter, Pompeo aseguró que la reunión fue "productiva" y en ella se habló de "la necesidad de promover la seguridad marítima en el estrecho de Ormuz". "La libertad de navegación es primordial", remachó Pompeo, después de que el pasado día 13 dos buques cisterna fueran atacadosen el estrecho de Ormuz y Washington acusara a Irán de estar detrás del sabotaje a las embarcaciones, pertenecientes a un armador japonés y otro noruego.


Posteriormente, Pompeo se reunió en el mismo palacio con el príncipe heredero, Mohamed bin Salman, con quien abordó las "relaciones históricas entre los dos países hermanos" y los últimos acontecimientos en la región, según SPA. El jefe de la diplomacia estadounidense y el príncipe heredero, que es también ministro de Defensa, aseguraron que los dos países están "uno al lado del otro en la confrontación de las actividades agresivas de Irán, en la lucha contra el extremismo y el terrorismo".

Tras su escala en Arabia Saudí, Pompeo voló a Abu Dabi, la capital de Emiratos Árabes Unidos, para reunirse con el príncipe heredero, Mohamed bin Zayed al Nahyan, con quien habló de la "libertad de navegación en el estrecho de Ormuz" y el trabajo conjunto para contrarrestar la "actividad maligna" de Irán, según señalo en Twitter.



En un tuit anterior, Pompeo aseguró que Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos son "dos grandes aliados frente al reto que representa Irán" y que sus reuniones con los dirigentes de ambos países buscan asegurar que están "alineados estratégicamente" con Washington para crear una "coalición global".

También el ministro de Estado de Asuntos Exteriores emiratí, Anwar Gargash, siempre muy activo en Twitter, se mostró a favor del diálogo y dijo antes de la llegada de Pompeo que "las tensiones en el golfo sólo pueden ser tratadas políticamente". Esta crisis "requiere atención colectiva, ante todo para desescalar (la tensión) y encontrar soluciones políticas a través del diálogo y las negociaciones. Las voces regionales son importantes para alcanzar soluciones sostenibles", aseguró.

Irán: están "sedientos" de guerra

El ministro iraní de Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, aseguró tras la imposición de las nuevas sanciones que los que rodean al presidente estadounidense "están sedientos por una guerra".

"Donald Trump tiene 100% razón respecto a que el ejercito de EEUU no tiene nada que hacer en el Golfo Pérsico, la retirada de las fuerzas estadounidenses (del Golfo Pérsico) está totalmente en línea de los intereses de Estados Unidos y el mundo. Pero ahora está claro que el Equipo B no está preocupado por los intereses de los Estados Unidos. Ellos desprecian la diplomacia y están sedientos por una guerra", tuiteó Zarif.


Como "equipo B" Zarif se refiere al asesor de seguridad nacional estadounidense, John Bolton; el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y el príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salman.

El aparato derribado por Irán el 20 de junio, era un dron, un avión no tripulado de vigilancia de gran envergadura y sin armas del modelo MQ-4 Triton y fue derribado por un misil tierra-aire del sistema de defensa aérea Jordad 3, diseñado y fabricado en Irán. Según Irán, el avión no tripulado violó las normas internacionales al cruzar las fronteras iraníes y entrar en su jurisdicción, pero Washington asegura que su dron no violó el espacio aéreo iraní y que fue derribado cuando sobrevolaba aguas internacionales.

Desde la ONU

El embajador permanente de Irán en la ONU, Majid Takht-Ravanchi, ha asegurado que Teherán no puede entablar un diálogo directo con Washington mientras su país está siendo amenazado, entre tensiones por el derribo de un dron de EE.UU. e incidentes con petroleros en el estrecho de Ormuz.

"Nadie puede aceptar un diálogo con alguien que te está amenazando con más sanciones", dijo Ravanchi en paralelo a la reunión del Consejo de Seguridad para abordar la cuestión de Irán e indicó que, "mientras dicha amenaza exista", Estados Unidos e Irán no empezarán un diálogo.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios