tensión en el estrecho petrolero de ormuz

Estados Unidos acusa a Irán de los "ataques" a petroleros en el golfo de Omán

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, aseguró que el "ataque" a los buques petroleros es parte del plan de Irán para cerrar el estratégico estrecho de Ormuz

Foto: Un petrolero en llamas en el Golfo de Omán. (Reuters)
Un petrolero en llamas en el Golfo de Omán. (Reuters)

Estados Unidos ha acusado a Irán de los presuntos "ataques" registrados este jueves contra dos petroleros en el golfo de Omán cerca del estratégico estrecho de Ormuz, por donde transita una quinta parte del suministro energético global.

Los sabotajes, sin víctimas, han disparado la alarmas en los mercados globales, donde el crudo se ha disparado por la escalada de tensión en la zona.

"La valoración del Gobierno de Estados Unidos es que la República Islámica de Irán es responsable de los ataques ocurridos hoy en el golfo de Omán", dijo el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, en un breve comparecencia ante los medios de comunicación.

Pompeo consideró que Irán está cumpliendo así su promesa de interrumpir el flujo petrolero por el estrecho de Ormuz, entre las costas iraníes y omaníes, y agregó que el representante de Donald Trump llevará el tema al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

La Quinta flota de Estados Unidos, con base en Baréin, dijo que rescató a 21 marineros de una de las embarcaciones. Un barco iraní también habría salvado a varios tripulantes de los cargueros propiedad de un armador noruego y uno japonés, el 'Front Altair', con bandera de las Islas Marshall, y el 'Kokuka Courageous', con bandera de Panamá, según informó la agencia estatal iraní IRNA.

Torpedos y sospechas

El director general de los puertos de esa región de Irán, Alahmorad Afifipur, ha explicado que el Front Altair, que había partido de Catar con destino a Taiwán, se incendió a 25 millas náuticas de Jask, según IRNA. El buque, fletado por la compañía taiwanesa CBC y que transportaba 75.000 toneladas de nafta, fue "probablemente atacado por un torpedo", según anunció la CBC a la agencia Reuters.

Según fuentes de la compañía Kokuka Sangyo, que opera uno de los buques, la embarcación ha recibido un primer impacto a babor y los tripulantes han intentado apagar un incendio en la sala de máquinas. Al recibir otro impacto, también a babor, el capitán ha ordenado abandonar el buque, que pese a los daños no está en peligro de hundirse.

Los ataques a los cargueros han coincidido con el viaje oficial a Teherán del primer ministro japonés, Shinzo Abe, quien se reunió con las máximas autoridades del país islámico.

El ministro de Asuntos Exteriores iraní, Mohamed Javad Zarif, ha calificado de "muy sospechosa" la coincidencia entre los dos ataques y la visita a Teherán de Abe. "La palabra 'sospechosos' no es suficiente para describir lo que transmiten aparentemente" estos ataques contra los "cargueros vinculados a Japón mientras el primer ministro (japonés) se reunía" con el guía supremo iraní, ha escrito Zarif en Twitter.

Tanquero en llamas en el Golfo de Omán. (Reuters)
Tanquero en llamas en el Golfo de Omán. (Reuters)

Crudo en riesgo

La Unión Europea, a través de su jefa diplomática, Federica Mogherini, ha llamado a evitar las "provocaciones" en una región que "no necesita nuevas causas de desestabilización y de tensión".

La asociación de petroleros Intertanko ha manifestado su creciente preocupación por la seguridad de los barcos y tripulaciones de la organización que navegan por el estrecho de Ormuz, por donde circula una quinta parte del petróleo que se consume en el mundo.

"Si las aguas se vuelven inseguras, el suministro de petróleo a todo Occidente podría estar en riesgo", ha manifestado el presidente de Intertanko, Paolo d'Amico, en un comunicado. Esta organización representa a la mayor parte de la flota de petroleros independientes del mundo.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios