territorio ocupado

Altos del Golán: ¿qué pasa con Israel e Irán en este territorio de la frontera con Siria?

Israel se anexionó parte del territorio sirio en 1981: el Parlamento aprobó extender su ley civil a los habitantes de la zona, pero la ONU declaró esta acción nula y sin validez

Foto: Altos del Golán, en la frontera entre Siria e Israel | EFE
Altos del Golán, en la frontera entre Siria e Israel | EFE

La zona de los Altos del Golán está siendo escenario de las más recientes tensiones entre Irán e Israel, materializadas en una serie de ataques que han tenido lugar en las últimas horas. Israel acusa a la Guardia Revolucionaria de Irán de haber lanzado una veintena de proyectiles hacia posiciones israelíes en el Golán desde el lado sirio de este territorio ocupado por los israelíes. Como respuesta, Tel Aviv ha reaccionado bombardeando 35 posiciones iraníes dentro de Siria, convirtiéndose en la mayor operación israelí en territorio sirio desde la guerra del Yom Kippur en 1973, según un analista de defensa citado por el diario Haaretz.

La meseta de los Altos del Golán se ubica en la frontera entre Israel, Siria, Líbano y Jordania, y abarca unos 1.800 kilómetros cuadrados, en su mayoría bajo ocupación militar de Israel. Desde 1974, se encuentra desplegada en la zona la Fuerza de Naciones Unidas de Observación de la Separación.

En junio de 1967, la Guerra de los Seis Días —la tercera guerra árabe-israelí— desencadenó una serie de ocupaciones, entre ellas la de los Altos del Golán. Pero años después de la ocupación, el Parlamento israelí aprobó (1981) extender su ley civil a los habitantes de la zona. Esta acción fue declarada nula y sin validez por Naciones Unidas, postura que mantienen muchos países hasta la actualidad. En su resolución 497, la ONU resolvió que "la decisión de Israel de imponer sus leyes, su jurisdicción y su administración al Golán sirio ocupado era nula y sin validez y no tenía efecto alguno desde el punto de vista del derecho internacional y exigió que Israel, la potencia ocupante, revocase esa decisión inmediatamente".

La mayor parte de los habitantes del Golán de Siria antes de la ocupación rechazó la ciudadanía israelí, y a día de hoy figuran con un estatus de "indefinidos", a pesar de que siguen sintiéndose sirios. Para el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, los Altos del Golán siempre han sido "una parte integral de la tierra de Israel, como atestiguan las decenas de antiguas sinagogas de la zona", e insiste en que la soberanía israelí es "la realidad".

Fotografía de larga exposición de misiles desplegados por la artillería israelí hacia objetivos militares sirios en los Altos del Golán | EFE
Fotografía de larga exposición de misiles desplegados por la artillería israelí hacia objetivos militares sirios en los Altos del Golán | EFE

Siria e Israel siguen técnicamente en guerra aunque la línea de separación, donde hoy todavía se encuentran minas terrestres antipersonas visibles por llamativos carteles amarillos que advierten de la peligrosidad de pasear cerca de la delimitación, se han mantenido en una relativa calma bajo un tácito pacto de no agresión.

Israel vs. Irán

Ante los bombardeos iraníes, las FDI han definido esta agresión como "otra prueba de las intenciones que hay detrás del establecimiento del régimen iraní en Siria, y de la amenaza que esto supone para Israel y para la estabilidad regional". Así, las autoridades hebreas han advertido de que no permitirán que la "amenaza iraní" se establezca en Siria. "El régimen sirio rendirá cuentas por todo lo que ocurre en su territorio", ha amenazado.

Israel quiere evitar que Teherán se establezca en Siria, donde pueda tener una posición ofensiva. Lo que Israel percibe como amenaza inmediata es la presencia de fuerzas iraníes y de fuerzas que cuentan con el respaldo de Irán, en particular las milicias chiíes o el partido-milicia libanés Hizbulah —que en las últimas elecciones se ha hecho con el control político de Líbano—, en el suroeste de Siria. La posibilidad de que estos grupos —ayudados por Irán— consoliden su presencia en los Altos del Golán y zonas próximas a la línea del armisticio con Israel, convierte esta zona en una región sumamente caliente.

Además, Tel Aviv ve la presencia militar de Irán a largo plazo en Siria como un factor de empoderamiento de sus adversarios, no solo en Siria, sino también en Líbano o en los territorios palestinos ocupados, Cisjordania y Gaza.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios