ENTREVISTA CON EL MINISTRO DE VIVIENDA DE ISRAEL

“Hay que atacar a los terroristas palestinos a la manera sionista (con más colonias)”

Pertenece al ala dura del Gobierno de Israel. Para Uri Ariel, ministro de Vivienda, a los "terroristas se les responde a la manera sionista". Con más colonias

Foto: El ministro de Vivienda de Israel, Uri Ariel, anuncia a los medios la construcción de un nuevo barrio hebreo en Jerusalén este, en agosto de 2013. (Reuters)
El ministro de Vivienda de Israel, Uri Ariel, anuncia a los medios la construcción de un nuevo barrio hebreo en Jerusalén este, en agosto de 2013. (Reuters)

Uri Ariel pertenece al ala dura del Gobierno hebrero. Ministro de Vivienda de Israel, es el número dos del partido derechista Casa Judía, que representa los intereses de los 500.000 colonos que viven en Cisjordania y en la parte oriental de Jerusalén. El propio Ariel, padre de seis hijos, también es un colono: reside cerca de Jericó. El departamento que dirige se encarga de proponer y financiar los nuevos asentamientos. Su nombramiento llegó a causar revuelo en Naciones Unidas, por la posibilidad de que provocase una nueva ola de construcciones en las colonias, lo que impediría alcanzar un acuerdo de paz con los palestinos.

Ariel, que se opone a la creación de un Estado palestino, se pronuncia con dureza sobre el secuestro y posterior asesinato de tres jóvenes israelíes en Judea y Samaría (nombre bíblico de Cisjordania): “Hay que atacar sin piedad a los terroristas y responder a la manera sionista”. La segunda parte de su afirmación implica ampliar los asentamientos de colonos judíos en Cisjordania.

Construir más viviendas en las colonias no es un castigo. No construimos para castigar a nadie, lo hacemos en interés de la gente. La tierra no es de ninguna entidad privada, pertenece al Estado de IsraelDurante una entrevista en Jerusalén con un grupo de periodistas, el ministro advierte que Israel debe estar preparado para hacer frente a cualquier escalada de violencia en los distintos frentes. ¿Cómo? Con fuertes medidas de seguridad y una financiación adecuada.

PREGUNTA: ¿Cree usted en la solución de los dos Estados?

RESPUESTA: No creo que pueda haber un Estado entre el río Jordán y el Mediterráneo. Sería un desastre. Daría mayor autonomía a los palestinos, pero nada más. De lo contrario, vendrían miles de refugiados, lo que crearía una gran presión. Le propuse al primer ministro un plan para dar mayor asistencia económica a los palestinos y mejorar sus infraestructuras. Lo que tenemos que intentar es que vengan más judíos a Israel, pues hay más de 6 millones por el mundo.

P.: ¿Cabe más gente en Israel?

R.: Israel puede doblar su población fácilmente con edificios más altos.

P.: Parece contradictorio no poder admitir a miles de refugiados palestinos pero sí a miles de israelíes…

R.: Queremos que nuestros hijos y nietos vivan aquí, es nuestro deseo como judíos. Desde que dejamos hace 2.000 años nuestro país, hemos tenido la aspiración de volver a Jerusalén. Tras el Holocausto deseamos que todos los judíos puedan vivir en Israel.

P.: Cuando hace unas semanas se formó el Gobierno palestino de unidad entre Fatah (fundada por Arafat) y Hamás, ustedes respondieron con la construcción de 1.500 viviendas en las colonias de Cisjordania y el este de Jerusalén. ¿Fue un castigo a ese nuevo Gobierno?

R.: No es un castigo. No construimos para castigar a nadie, lo hacemos en interés de la gente. La tierra no es de ninguna entidad privada, pertenece al Estado de Israel.

Netanyahu (d), saluda al miembro del partido Casa Judía, Uri Arieli (i), en Jerusalén (Efe).
Netanyahu (d), saluda al miembro del partido Casa Judía, Uri Arieli (i), en Jerusalén (Efe).

P.: Pero la ONU también dice que esas construcciones son ilegales…

R.: Estamos en un país democrático y actuamos de acuerdo a las leyes. Cualquier ciudadano, israelí o no, puede acudir al Tribunal Supremo para que se haga justicia.

P.: ¿Son los árabes una amenaza para el destino de Israel?

R.: Cisjordania no representa una gran amenaza. En cambio, sí la hay en el nuevo frente de Irak o en las aspiraciones nucleares de Irán.

P.: ¿Es posible negociar con Hamás si renuncia al terrorismo y reconoce el Estado de Israel?

R.: Nos gustaría tener paz, pero si nos basamos en los hechos acaecidos hasta ahora, las negociaciones con Hamás nunca han sido posibles. Nos preocupa que Cisjordania pueda acabar como Gaza y que haya ataques terroristas que puedan alcanzar nuestros aeropuertos. Ningún país del mundo toleraría esta situación.

P.: ¿Cómo ve las negociaciones nucleares con Irán?

R.: Hay una escalada nuclear no sólo en Irán, sino también en otros países vecinos. Estados Unidos ha comenzado a unir fuerzas con Irán para luchar contra el frente de Irak, pero esto puede dar alas a Teherán.

P.: ¿Le preocupa el aumento de la extrema derecha y el antisemitismo en Europa?

R.: Cualquier acto antisemita es malo. Y cuando nuestro Gobierno analiza el aumento del antisemitismo en los países europeos, me parece asombroso si tenemos en cuenta lo que sucedió hace 70 años con el Holocausto.

P.: ¿Qué le parece que se subvencione a los ciudadanos que viven cerca de la frontera con Gaza? ¿Tiene algún significado político?

R.: Hay dos razones para ello. La primera, que los evacuados de Gaza deben de ser realojados. La segunda, es importante que los ciudadanos quieran vivir cerca de las fronteras, es una manera de poblar el país.

Mundo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios