Es noticia
Menú
La caída en desgracia del empresario más rico de Irán y mecenas del régimen
  1. Mundo
movilizó 17.500 millones para AHMADINEYAD

La caída en desgracia del empresario más rico de Irán y mecenas del régimen

El multimillonario Babak Zanyani, el empresario más rico de Irán, ha pasado de ser bienvenido en los despachos oficiales a dar con sus huesos en la cárcel

Foto: El anterior presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad en el Parlamento de Teherán (Efe).
El anterior presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad en el Parlamento de Teherán (Efe).

El multimillonario Babak Morteza Zanyani, posiblemente el empresario más rico de Irán, ha pasado de ser bienvenido en los despachos oficiales del país a dar con sus huesos en la prisión de Evin, acusado de corrupción y de robar dinero del petróleo a la República Islámica.Zanyani, que se denomina a sí mismo el "basiyi económico" -en referencia a la milicia islámica del país- pasa por uno de sus momentos más bajos, con millones congelados en cuentas bancarias estadounidenses, sanciones de Washington y Bruselas a él y varias de sus empresas y acusaciones de corrupción desde Turquía, Tayikistán e Irán.

La semana pasada, en un sorprendente giro en este caso, las acusaciones se transformaron en actos y la Policía lo detuvo y lo trasladó a una prisión a las afueras de Teherán.Su imperio empresarial, el Grupo Sorinet, con sede en Dubai, incluye decenas de negocios de cosméticos, financieros y bancarios, de turismo, infraestructuras, material de construcción, tecnología de la información, supermercados, extracción petrolífera e intereses inmobiliarios.

Zanyani y su red de empresas -que se extiende por los Emiratos Árabes Unidos, Turquía, Malasia, Irán y Tayikistán- han sido, según la UE, una pieza clave para facilitar los negocios de petróleo iraníes y la transferencia de dinero procedente del petróleo

El empresario, soltero y de entre 39 y 43 años según diversas fuentes, posee también su propio banco (First Islamic Investment Bank), aerolíneas (Asian Express, Onur Air y Qeshm Air), un equipo de fútbol (Rah Ahan) una estación de autobuses y una flota de taxis en Tayikistán, país que le acogía con los brazos abiertos hasta hace poco pero en el que los políticos han empezado a renegar de él. Se calcula que su riqueza personal se acerca a los 14.000 millones de dólares.

Una pieza clave para el régimen de Ahmadineyad

A finales de 2012 la Unión Europea le incluyó en sus listas negras al considerar que ayuda a "violar la legislación de la UE sobre Irán y da apoyo financiero al Gobierno de Irán". Zanyani y su red de empresas -que se extiende por los Emiratos Árabes Unidos, Turquía, Malasia, Irán y Tayikistán- han sido, según la UE, una pieza "clave para facilitar los negocios de petróleo iraníes y la transferencia de dinero procedente del petróleo".

En abril de 2013, el Departamento del Tesoro de EEUU sancionó también a Zanyani y a varias de sus compañías y congeló sus cuentas por "movilizar miles de millones de dólares para el régimen iraní, incluidos decenas de millones de dólares transferidos a una compañía del Cuerpo de Guardia de la Revolución Islámica".

En un principio él negó las acusaciones, pero más tarde no sólo las aceptó, sino que presumió en varias entrevistas de haber ayudado al Gobierno iraní encabezado por Mahmud Ahmadineyad y haber hecho llegar al país 17.500 millones de dólares procedentes de la venta de petróleo, sancionada por la comunidad internacional en castigo al programa nuclear de Teherán.

EEUU congeló sus cuentas por movilizar miles de millones de dólares para el régimen iraní, incluidos decenas de millones de dólares transferidos a una compañía del Cuerpo de Guardia de la Revolución Islámica

Zanyani calificó su actividad de "operaciones anti sanciones" y se jactó de que las autoridades iraníes apenas han conseguido vender petróleo desde que fue incluido en las listas negras internacionales y dejó de poder vender.El pasado septiembre, el Ministerio de Petróleo le acusó de deberle dos mil millones de dólares de ventas de petróleo, algo que el empresario no negó, pero que más tarde aseguró que ya había pagado.

A finales del mes pasado una docena de diputados pidieron que se le imputase por corrupción "sistemática" y, días más tarde, el 31, el elegante empresario era arrestado y encarcelado.La pasada semana la Policía registró sus oficinas en Teherán y detuvo a su asistente jefe, informó ayer la agencia iraní Fars, que lo identificó con las iniciales H.Sh.M.

Aviones cargados de oro

El empresario caído en desgracia también ha sido nombrado en otro escándalo de corrupción en Turquía, donde se le acusa de hacer ventas ilegales de oro y transferencias de millones de dólares a través del banco Hallbank.Su supuesto socio, Reza Zarrab, ha sido acusado de usar sus contactos con altos cargos turcos para permitir la salida de un avión que transportaba irregularmente una tonelada y media de oro.

Zanyani ha negado que Zarrab sea su socio y asegura que compró el oro legalmente en Ghana para venderlo en Turquía y Dubai y que las autoridades pidieron los documentos del precioso mineral y le permitieron partir después de asegurarse de que todo era correcto.Además, declaró a los medios que su conglomerado agrupa 64 empresas con unos beneficios de entre seis y siete mil millones de euros anuales, por lo que él no necesita "pequeños negocios" con el oro.

Otro escándalo que le persigue está relacionado con la compra de 168 compañías afiliadas a la Seguridad Social iraní, que según denunció ayer el diario Keyhan, adquirió sin concurso público.También algunos medios le han relacionado con actividades de posible lavado de dinero en Tayikistán, país donde ha ampliado sus negocios en los últimos años y mantiene excelentes relaciones con la cúpula política.Todavía está por ver que sea condenado pero, de momento, no hay buenos augurios para el que algunos medios consideran el hombre más rico de Irán.

El multimillonario Babak Morteza Zanyani, posiblemente el empresario más rico de Irán, ha pasado de ser bienvenido en los despachos oficiales del país a dar con sus huesos en la prisión de Evin, acusado de corrupción y de robar dinero del petróleo a la República Islámica.Zanyani, que se denomina a sí mismo el "basiyi económico" -en referencia a la milicia islámica del país- pasa por uno de sus momentos más bajos, con millones congelados en cuentas bancarias estadounidenses, sanciones de Washington y Bruselas a él y varias de sus empresas y acusaciones de corrupción desde Turquía, Tayikistán e Irán.

Irán Petróleo Mahmud Ahmadineyad Unión Europea Nuclear
El redactor recomienda