Más de 500 niños de diversas partes del mundo se han visto las caras en la primera ronda del Concurso Nacional de Deletrear celebrado en Maryland, Estados Unidos. Allí deben subir uno por uno al escenario, escuchar su palabra y deletrearla a la perfección. Tan solo así consiguen que el jurado les de el visto bueno para pasar a la siguiente fase.

En el caso de fallar, los menores escuchan un pitido que es sinónimo de error durante el deletreo y deben abandonar la competición. La mayoría de los participantes acuden años tras año al evento y entrenan muy duro para conseguir ser los mejores. Suelen practicas en casa, con la ayuda de sus padres o frente a un ordenador. En general se esfuerzan durante mucho tiempo porque el premio, que alcanza los 40.000 euros, está destinado a financiar sus planes de futuro.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios