Más de 3,5 millones de niños sirios menores de siete años no conocen otra realidad que la guerra. Carecen de servicios básicos, de educación, de protección...

Cuando se cumplen siete años del comienzo de la guerra civil siria, Aldeas Infantiles SOS recuerda el terrible impacto que el conflicto ha tenido en toda una generación de niños y pone de relieve la necesidad de establecer políticas de protección a largo plazo para aquellos que han sufrido la violencia, la pérdida y separación de su familia y la interrupción de su educación.

En los últimos cinco años, los Programas de Respuesta de Emergencia de Aldeas, ubicados en Alepo, Damasco y Tartús, han prestado ayuda a 93.000 niños y 52.000 familias afectadas por la contienda. La organización ha respondido a la dramática situación con Espacios Amigos de los Niños, Centros de Acogida Temporal, apoyo médico y educativo, y asistencia humanitaria.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios