Así se reduce a escombros una central de carbón

  • Pantalla completa
Adiós a la gran chimenea
1 de 7
Comparte la fotografía

Adiós a la gran chimenea

La torre de refrigeración de la antigua planta de energía a carbón 'Knepper', que se cerró en 2014, se derrumba bajo el impacto de explosivos en una demolición en Castrop-Rauxel, Alemania (Reuters)

El espectáculo de la demolición
2 de 7
Comparte la fotografía

El espectáculo de la demolición

Espectadores frente a una central de carbón en desuso que está siendo destruida por una explosión controlada en Castrop Rauxel, Alemania (Reuters)

El último amanecer de la central
3 de 7
Comparte la fotografía

El último amanecer de la central

Espectadores frente a una central de carbón en desuso que está siendo destruida por una explosión controlada en Castrop Rauxel, Alemania (Reuters)

El colapso de un gigante
4 de 7
Comparte la fotografía

El colapso de un gigante

La torre de enfriamiento de la antigua planta de energía a carbón 'Knepper', que se cerró en 2014, se derrumba bajo el impacto de explosivos en una demolición en Castrop-Rauxel (Reuters)

Antigua térmica hecha añicos
5 de 7
Comparte la fotografía

Antigua térmica hecha añicos

Una central de energía de carbón en desuso es destruida por una explosión controlada en Castrop Rauxel (Reuters)

Amasijo de cemento
6 de 7
Comparte la fotografía

Amasijo de cemento

Una central de energía de carbón en desuso es destruida por una explosión controlada en Castrop Rauxel (Reuters)

Ha sido la demolición más grande del año en Alemania: 250 kilos de explosivos derribaron la antigua central de carbón de Knepper, cerca de Dortmund, dejando tras de sí 28.400 toneladas de chatarra y escombros.

Lo primero fue la caldera, de 70 metros de altura. Con una segunda explosión, también cayó la torre de enfriamiento de 128 metros de altura y la chimenea, de 210 metros de altura. Después de cuatro segundos estaban en el suelo.

En los próximos meses, las piedras y el hormigón se triturarán con un equipo especial, se distribuirán en el área y se eliminarán los materiales de acero reciclables. Esta antigua central eléctrica de Eon, en los límites de las ciudades de Dortmund y Castrop-Rauxel, se había cerrado en 2014.

Tras la demolición de la central eléctrica comienza la rehabilitación del sitio de 58 hectáreas. Para 2020, el trabajo debería estar terminado y en su lugar se instalará un parque logístico y comercial.

Ciencia
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios