La peor sequía alemana deja al Rin sin gasolina

  • Pantalla completa
Alemania se seca
1 de 9
Comparte la fotografía

Alemania se seca

Es la peor sequía desde el año 1972. En la imagen el río Rin, uno de las principales arterias navegables del centro de Europa, sin agua. Foto: Reuters.

Catástrofe natural
2 de 9
Comparte la fotografía

Catástrofe natural

Ya en agosto, Alemania declaró la sequía catástrofe natural, aprobando ayudas para los agricultores. Foto: Reuters.

El Rin: ni gota de agua
3 de 9
Comparte la fotografía

El Rin: ni gota de agua

La pequeña ciudad de Iorchhaausen es una de las estampas más típicas del curso del rio. El retroceso del agua ha dejado al descubierto enormes áreas de tierra.

El 70% del país
4 de 9
Comparte la fotografía

El 70% del país

Calculan que casi tres cuartas partes de Alemania han sido impactadas de forma significativa por la ausencia de lluvia. Foto: Reuters.

Malas previsiones
5 de 9
Comparte la fotografía

Malas previsiones

De seguir así, la sequía sería la peor desde que existen registros en Alemania. Foto: Reuters.

Sin gasolina
6 de 9
Comparte la fotografía

Sin gasolina

La sequía que afecta al Rin está afectando al normal suministro de gasolina a muchos países de la región, ya que muchos barcos utilizan esta ruta navegable. Foto: Efe.

Cuello de botella
7 de 9
Comparte la fotografía

Cuello de botella

El problema del suministro ocurre en la ciudad de Kaub, donde se ha creado un atasco. Hasta allí llegan los barcos, pero no pueden transcurrir con normalidad, impidendo que llegue ese suministro de gasolina a otras zonasFoto: Efe

Mirando al cielo
8 de 9
Comparte la fotografía

Mirando al cielo

Según los expertos, harían falta dos días de lluvia intensa para que empiecen a subir los niveles del rio. Algo aún así insuficiente. Foto: Efe.

Alemania está seca. Ya en agosto la Cancilleria levantó la señal de alarma, declarando catástrofe natural la sequía que azotaba el país.  Según los datos del DWD, alrededor de un 70 % del territorio alemán está situación extrema, tras un verano más prolongado de lo habitual, con temperaturas asimismo insólitamente altas y práctica ausencia de precipitaciones destacables desde hace meses. De seguir así la situación, aseguran las autoridades locales, se podría finalizar el año con la peor sequía desde que existen registros. 

Este verano se registraron temperaturas máximas de 38,9 grados centígrados, mientras que en algunas zonas no ha llovido prácticamente desde el pasado marzo.

En septiembre se alivió un poco la situación en parte del país y se registraron copiosas lluvias en el sur y oeste alemán, aunque las temperaturas hasta el presente octubre han sido inusualmente altas. Los niveles de los principales ríos están bajo mínimos y, al menos para los próximos días, no se esperan precipitaciones importantes.

El problema no se queda ahí. El Rin, uno de los mayores rios del país, ha visto mermado mucho su caudal. Hasta el punto de que está afectando al suministro de gasolina de regiones del país teutón y otros de sus vecinos. El problema es que muchos de los barcos que escogen este rio para llevar el combustible a su destino se encuentran con un cuello de botella, especialmente en la ciudad de Kaub. 

 
 
Ciencia
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios