Antes y después del huracán Irma: la devastación del Caribe

  • Pantalla completa
 La playa de Anse Marcel, en St. Martin, antes del paso del huracán
1 de 9
Comparte la fotografía

La playa de Anse Marcel, en St. Martin, antes del paso del huracán

  La playa de Anse Marcel, en St. Martin, después del paso del huracán
2 de 9
Comparte la fotografía

La playa de Anse Marcel, en St. Martin, después del paso del huracán

 Codrington, Barbuda, antes del paso de Irma.
3 de 9
Comparte la fotografía

Codrington, Barbuda, antes del paso de Irma.

Codrington, Barbuda, después del paso de Irma.
4 de 9
Comparte la fotografía

Codrington, Barbuda, después del paso de Irma.

 El puerto de Codrington, en Barbuda, antes de Irma.
5 de 9
Comparte la fotografía

El puerto de Codrington, en Barbuda, antes de Irma.

  El puerto de Codrington, en Barbuda, después de Irma.
6 de 9
Comparte la fotografía

El puerto de Codrington, en Barbuda, después de Irma.

  La ciudad de Philipsburg, en St. Martin, antes de Irma.
7 de 9
Comparte la fotografía

La ciudad de Philipsburg, en St. Martin, antes de Irma.

 La ciudad de Philipsburg, en St. Martin, después de Irma.
8 de 9
Comparte la fotografía

La ciudad de Philipsburg, en St. Martin, después de Irma.

Irma ha pasado por las islas caribeñas de San Martin y Barbuda dejando tras de sí un reguero de destrucción.

Para el rey Guillermo Alejandro de Holanda, que ha visitado este territorio de ultramar, la devastación provocada por el huracán es "peor que cualquier zona de guerra" y está "más allá de lo que cualquiera pueda imaginar".

"He visto muchas destrucciones en mi época de guerra y muchos desastres naturales, pero nunca he visto algo así. Donde quiera que mire, solo hay destrucción y caos", afirmó el monarca en declaraciones recogidas por el diario holandés NU.

Más del 70% de los hogares de San Martin fueron destruidos en la tormenta que se registró la semana pasada, que también dejó sin agua corriente ni red telefónica a grandes zonas de la isla.

El rey aseguró que pudo verlo todo desde el avión en el que llegó el lunes a la isla de San Martin, desde Curasao, y reiteró que "nunca había experimentado algo parecido".

"Se puede ver cómo la gente está trabajando duro para despejarlo todo. Están diciendo: estamos de pie, juntos, trabajando hombro con hombro, y vamos a reconstruir la isla. Creen en el futuro", dijo sobre los isleños.

Aún no está claro si esta isla puede beneficiarse de la financiación de la Unión Europea para cubrir los costes de la reconstrucción. Mientras que la mitad del norte es parte constituyente de Francia, lo que la cualifica automáticamente para las subvenciones de la UE, el resto de San Martín es una nación autónoma dentro del Reino de Holanda, por lo que no es oficialmente parte de la Unión.

Ciencia
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios