Es noticia
Menú
Euro NCAP analiza siete asistentes de autopista y solo uno le parece 'muy bueno'
  1. Motor
  2. Tráfico
Controlan velocidad, distancia y trayectoria

Euro NCAP analiza siete asistentes de autopista y solo uno le parece 'muy bueno'

El organismo independiente Euro NCAP acaba de publicar un estudio sobre el funcionamiento de siete asistentes de autopista, y modelos de BMW, Ford y Cupra encabezan los resultados

Foto: Euro NCAP analiza el funcionamiento de los principales asistentes de conducción. (Euro NCAP)
Euro NCAP analiza el funcionamiento de los principales asistentes de conducción. (Euro NCAP)

El asistente de autopista, o Highway Assist, es una de las ayudas de conducción (ADAS, siglas de Advanced Driver Assistance Systems) más avanzadas de cuantas incorporan los vehículos más modernos, pues aportan unas capacidades ligadas a la conducción autónoma Nivel 2 ya que mantienen la velocidad programada por el conductor, guardan la distancia de seguridad con el vehículo que nos precede y guían nuestro coche por el centro del carril gracias a la combinación, a su vez, de otros dos sistemas ADAS: el control de crucero activo o ACC (Adaptive Cruise Control) y el sistema de centrado en el carril o LC (Lane Centering). Pero el Highway Assist está diseñado para ayudar al conductor, no para tomar el control, de manera que el usuario debería llevar siempre las manos sobre el volante y prestar atención permanentemente a lo que ocurre en la calzada.

placeholder Euro NCAP somete a los coches con asistente de autopista a diferentes situaciones de riesgo y analiza la respuesta.
Euro NCAP somete a los coches con asistente de autopista a diferentes situaciones de riesgo y analiza la respuesta.

Y un asistente tan innovador ha llamado la atención desde hace tiempo del organismo independiente Euro NCAP, que además de realizar frecuentes estudios de la seguridad pasiva y activa de los nuevos modelos (comprueba la protección de los ocupantes en caso de distintos tipos de colisión, los daños que se provocan a los peatones en los atropellos y la presencia y funcionamiento de asistentes de conducción básicos), empezó a trabajar en 2018 sobre el Highway Assist, o asistente de autopista, y sobre los dispositivos que permiten su funcionamiento. Así, por ejemplo, en 2020 publicó un primer estudio comparativo de diez modelos equipados con Highway Assist en el que solo tres (Audi Q8, BMW Serie 3 y Mercedes-Benz GLE) alcanzaban la máxima nota posible, de cuatro estrellas o 'muy bueno', y un vehículo, el Ford Kuga, recibía tres estrellas y merecía la calificación de 'bueno'. Por contra, seis de los diez coches estudiados conseguían resultados más que mejorables, con cuatro modelos puntuados con dos estrellas (Nissan Juke, Tesla Model 3, Volkswagen Passat y Volvo V60) y dos calificados con una sola estrella (Peugeot 2008 y Renault Clio).

placeholder El BMW iX3, 100% eléctrico, equipa un asistente de autopista más avanzado que los X3 con motor de combustión.
El BMW iX3, 100% eléctrico, equipa un asistente de autopista más avanzado que los X3 con motor de combustión.

Y ahora, un año después, Euro NCAP vuelve a realizar un informe sobre el asistente de autopista, esta vez centrado en siete modelos que ofrecen este moderno sistema de ayuda a la conducción. De ellos solo uno, el BMW iX3, ha logrado la máxima calificación posible, de cuatro estrellas o 'muy bueno', pues este SUV 100% eléctrico, aunque pertenece a la gama X3, estrena un nuevo sensor que todavía no está disponible en las versiones con motor de combustión y que se ha manifestado como muy eficaz en los ensayos, que reproducen diferentes situaciones de riesgo y miden tanto la interacción entre vehículo y conductor como la respuesta automática del coche a esos peligros. Y es que Euro NCAP considera que el equilibrio entre la asistencia que ejerce el sistema y el nivel de compromiso del conductor es clave, pues los coches no son capaces todavía de 'conducir' automáticamente y los conductores deben ser conscientes de que su papel sigue siendo vital. En el caso del BMW iX3, por ejemplo, el organismo europeo le da 83 puntos en la interacción de coche y conductor y 86 puntos por la respuesta automática a situaciones peligrosas.

placeholder No solo se mide cómo responde un coche a imprevistos, sino también cómo interactúa con su conductor.
No solo se mide cómo responde un coche a imprevistos, sino también cómo interactúa con su conductor.

De los siete modelos recién analizados, en un segundo nivel, con tres estrellas sobre cuatro posibles y una calificación de 'bueno', se sitúan tanto el Cupra Formentor (70 puntos en interacción y 74 en respuesta) como el Ford Mustang Mach-E (69 en el primer apartado y 83 en el segundo); mientras que dos vehículos se conforman con dos estrellas: el Hyundai Ioniq 5 (77 puntos en interacción y 50 en respuesta) y el Polestar 2 (50 en el primer aspecto y 85 en el segundo), modelo éste cuya comercalización en España empezará en 2022.

placeholder El asistente de autopista debe mantener el coche en el centro del carril, incluso al afrontar una curva.
El asistente de autopista debe mantener el coche en el centro del carril, incluso al afrontar una curva.

Euro NCAP suspende realmente a los dos modelos que cierran la clasificación con una sola estrella, el Opel Mokka-e (57 puntos en interacción y 44 en eficacia de la respuesta) y el Toyota Yaris (56 puntos en el primer aspecto y 53 en el segundo), lo que vuelve a demostrar que los asistentes de autopista ofrecidos por modelos más asequibles tienen funcionamientos mucho más básicos que los de vehículos más caros y sofisticados, aunque el organismo dirigido por Michiel van Ratingen se congratula de que cada vez más automóviles de gran volumen dispongan de este sistema de seguridad y asistencia. "Las noticias que llegan de América nos muestran los serios problemas que ocurren cuando la gente tiene expectativas poco realistas sobre lo que algunos sistemas pueden ofrecer y cuando el coche en el que viajan no es capaz de recuperar el control", explicaba Van Ratingen.

El asistente de autopista, o Highway Assist, es una de las ayudas de conducción (ADAS, siglas de Advanced Driver Assistance Systems) más avanzadas de cuantas incorporan los vehículos más modernos, pues aportan unas capacidades ligadas a la conducción autónoma Nivel 2 ya que mantienen la velocidad programada por el conductor, guardan la distancia de seguridad con el vehículo que nos precede y guían nuestro coche por el centro del carril gracias a la combinación, a su vez, de otros dos sistemas ADAS: el control de crucero activo o ACC (Adaptive Cruise Control) y el sistema de centrado en el carril o LC (Lane Centering). Pero el Highway Assist está diseñado para ayudar al conductor, no para tomar el control, de manera que el usuario debería llevar siempre las manos sobre el volante y prestar atención permanentemente a lo que ocurre en la calzada.

Autopistas Seguridad Tecnología Movilidad del futuro
El redactor recomienda