"No hacen magia, pero casi": la DGT recuerda qué asistentes serán obligatorios en 2022
  1. Motor
para reducir la siniestralidad

"No hacen magia, pero casi": la DGT recuerda qué asistentes serán obligatorios en 2022

El director general de Tráfico, Pere Navarro, mostró su apoyo en 2018 al uso obligatorio de los asistentes de velocidad inteligentes; a partir de 2022 serán obligatorios

Foto: Estos complementos serán obligatorios para todos los coches a partir de 2022 (Pexels)
Estos complementos serán obligatorios para todos los coches a partir de 2022 (Pexels)

Hace tres años, el director general de Tráfico, Pere Navarro, manifestó su apoyo al uso de asistentes de velocidad inteligentes (ISA) en los coches y expresó su deseo de que pudieran llegar a ser obligatorios, para poder reducir las cifras de siniestralidad. A partir de 2022 esto será una realidad, tal y como ha recordado la Dirección General de Tráfico (DGT) recientemente, y no solo este, sino otro sistema avanzado de asistencia a la conducción, como es la cámara trasera con detección de tráfico cruzado.

La Unión Europea ha establecido que a partir del próximo año todos los coches nuevos deberán llevar, obligatoriamente, una serie de asistentes electrónicos para aumentar la seguridad de los ocupantes de otros usuarios de las vías. Tal y como ya indicó en su revista del pasado mes de febrero, se trata de tecnologías que ya existen y que cada vez se utilizan en más vehículos, aunque hasta ahora no eran obligatorios. Según un estudio llevado a cabo por el Parlamento Europeo, con estos sistemas se podrán evitar hasta 25.000 muertes y más de 140.000 heridos graves en Europa durante los próximos 18 años.

Todo esto forma parte del programa 'Visión cero', con el que se espera reducir en 2050 a cero las muertes ocurridas por accidente dentro de la UE y cuya primera etapa arranca en 2022, aunque en los años posteriores se irán incorporando otros sistemas de serie. El primero cuya obligatoriedad entra en vigor el año próximo es el sistema ISA, que sirve para regular la velocidad máxima del vehículo sin posibilidad de superarla. La razón de obligar a los vehículos a disponer de este sistema ISA es que, según el Consejo Europeo de Seguridad en el Transporte, la velocidad es una de las principales causas de accidentes y sus consecuencias.

Gracias a este asistente, que conecta el control de crucero adaptativo (ACC) con el sistema de reconocimiento de señales por medio de un 'software', se controla su posición en la vía en relación con el límite de velocidad que rige en cada tramo. Esta tecnología ayuda a los conductores a "respetar siempre esos límites, transmitiendo la información al conductor e interactuando con el vehículo", ya que no solo avisa, sino que limita automáticamente la velocidad del vehículo.

Cámara de marcha atrás

El otro asistente que será obligatorio en los coches nuevos desde 2022 es la cámara trasera, que ayuda a maniobrar cuando se circula marcha atrás. "Las más completas asisten al aparcar mediante líneas auxiliares de guía que marcan la trayectoria, orientando sobre la dirección adecuada en sintonía con los puntos de giro del volante", tal y como señala la DGT. Esta cámara se activa cada vez que el conductor inserta la marcha atrás, o también conectando el sistema al pulsar un botón en el interior.

Dirección General de Tráfico (DGT)
El redactor recomienda