Es noticia
Menú
Así es el supermotor diésel que Mazda estrenará en el CX-60, su nuevo SUV grande
  1. Motor
  2. Tecnología y motor
Disponible en versiones de 200 y 254 CV

Así es el supermotor diésel que Mazda estrenará en el CX-60, su nuevo SUV grande

Se llama e-Skyactiv D, tiene seis cilindros, funciona con gasóleo y es uno de los motores del inminente CX-60. Mazda sigue creyendo en el diésel por su compromiso entre potencia y eficiencia, y promete unas emisiones ultrarreducidas

Foto: El nuevo motor diésel e-Skyactiv D 3.3, montado en el CX-60. (Mazda)
El nuevo motor diésel e-Skyactiv D 3.3, montado en el CX-60. (Mazda)

Si el CX-60, el SUV que se convertirá en nuevo buque insignia de Mazda desde finales de año, ya se ha hecho un hueco en la historia de la firma japonesa porque será su primer modelo híbrido enchufable, pues debutará en versión PHEV, la oferta mecánica no se detendrá ahí. Porque Mazda ha anunciado que en enero de 2023 lanzará también una versión diésel, equipada con un nuevo motor e-Skyactiv D que la casa de Hiroshima define como "potente, limpio y eficiente". Alternativa de gasóleo que responde a la estrategia 'multisolución' de la marca, orientada a atender las necesidades de clientes que buscan un vehículo eficiente para cubrir grandes distancias y con una gran capacidad de remolque.

placeholder Se ha optado por una arquitectura de seis cilindros en línea para reducir el ruido y las vibraciones.
Se ha optado por una arquitectura de seis cilindros en línea para reducir el ruido y las vibraciones.

De hecho, en los próximos tres años Mazda introducirá cinco nuevos productos electrificados con esa arquitectura multisolución; mientras que más allá de 2025, la marca lanzará su nueva arquitectura escalable Skyactiv concebida específicamente para vehículos de batería, una tecnología propia que le permitirá construir modelos eléctricos para todos los segmentos empleando una misma plataforma común.

Un diésel de 3,3 litros e híbrido

La nueva motorización e-Skyactiv D es un seis cilindros en línea de 3,3 litros de cubicaje que podría convertirse en una de las mecánicas diésel más limpias del mundo, y los responsables de Mazda están convencidos de que cumplirá con holgura los reglamentos sobre emisiones que entrarán próximamente en vigor, pues incorpora una avanzada tecnología de combustión, altamente innovadora y que anuncia emisiones ultrarreducidas.

La clave está en la combinación de dos soluciones técnicas que por sí solas ya lograrían una gran eficiencia. La primera es el sistema híbrido suave (Mild Hybrid) Mazda M Hybrid Boost de 48 voltios, que garantiza unas prestaciones excelentes y un consumo de combustible muy ajustado, y que se traducirá en el caso del mercado español en la etiqueta medioambiental Eco de la DGT. Y la segunda es una novedosa tecnología de combustión, denominada DCPCI (Distribution-Controlled Partially Premixed Compression Ignition, o encendido por compresión controlado por la distribución con premezcla parcial), que optimiza la eficiencia del motor y baja las emisiones y los consumos.

placeholder El nuevo motor diésel híbrido debutará en enero en el CX-60, y luego llegará al CX-80.
El nuevo motor diésel híbrido debutará en enero en el CX-60, y luego llegará al CX-80.

Dos tecnologías que, según Mazda, contribuyen de forma notable a la gran autonomía del CX-60, la sensación de potencia que transmite, su bajo gasto y su limpieza de funcionamiento. Y la elección de una cilindrada tan generosa no es un capricho, pues los ingenieros fueron redimensionando el tamaño del motor hasta lograr la combinación buscada entre la eficiencia de consumo y la entrega de potencia y par requerida por un SUV de su tamaño. Son exactamente 3.283 centímetros cúbicos, y este seis cilindros en línea ubicado en posición longitudinal cuenta con inyección directa controlada electrónicamente a través de un sistema 'common rail'. Además, se presentará con dos niveles de potencia: 200 CV, para la versión con tracción trasera del CX-60, y 254 CV, para la versión con tracción integral Mazda i-Activ AWD.

Así, el CX-60 e-Skyactiv D de 254 CV acelera de cero a 100 km/h en solo 7,4 segundos y alcanza una velocidad máxima de 219 km/h, cuando su consumo medio en ciclo WLTP es de solo 5,3 l/100 km y las emisiones de CO2 se quedan en 137 g/km. Por su parte, el consumo medio de la versión de 200 CV es de solo 4,9 l/100 km, con emisiones de 127 g/km de CO2.

placeholder En la versión de tracción trasera el motor diésel rendirá 200 CV, y 254 CV en la de tracción total.
En la versión de tracción trasera el motor diésel rendirá 200 CV, y 254 CV en la de tracción total.

La elección de una arquitectura de seis cilindros en línea se ha debido también a la menor generación de vibraciones. Según Mazda, la conducción resulta suave y silenciosa, y el sonido del motor es agradable y limpio. Gracias a su elevada entrega de par, el CX-60 equipado con este nuevo motor diésel puede manejar sin dificultad un remolque de 2.500 kilos. Además, como la estructura del motor es más sencilla, su peso es similar al del propulsor diésel de cuatro cilindros y 2,2 litros Skyactiv D, usado en el CX-5.

Más adelante, la gama del Mazda CX-60 se completará con un motor de gasolina e-Skyactiv 3.0, también de seis cilindros en línea, que se sumará al diésel e-Skyactiv D y al híbrido enchufable e-Skyactiv PHEV. Y a lo largo del 2023, la marca japonesa tiene previsto lanzar otro SUV aún más grande, el Mazda CX-80, cuyo interior dispondrá ya de tres filas de asientos.

Si el CX-60, el SUV que se convertirá en nuevo buque insignia de Mazda desde finales de año, ya se ha hecho un hueco en la historia de la firma japonesa porque será su primer modelo híbrido enchufable, pues debutará en versión PHEV, la oferta mecánica no se detendrá ahí. Porque Mazda ha anunciado que en enero de 2023 lanzará también una versión diésel, equipada con un nuevo motor e-Skyactiv D que la casa de Hiroshima define como "potente, limpio y eficiente". Alternativa de gasóleo que responde a la estrategia 'multisolución' de la marca, orientada a atender las necesidades de clientes que buscan un vehículo eficiente para cubrir grandes distancias y con una gran capacidad de remolque.

Diésel Todocamino Japón Tecnología Eficiencia energética Desarrollo sostenible Industria automóvil
El redactor recomienda