Es noticia
Menú
Madrid quiere apostar por los taxis de hidrógeno, como París
  1. Motor
  2. Nueva movilidad
El objetivo es llegar a mil en 2026

Madrid quiere apostar por los taxis de hidrógeno, como París

Si el proyecto continúa adelante, Madrid podría introducir entre 2023 y 2026 unos mil taxis eléctricos alimentados por hidrógeno verde, obtenido con energía solar fotovoltaica.

Foto: Toyota Mirai Francia hidrogenera
Toyota Mirai Francia hidrogenera

París quiere que circulen por sus calles más de 10.000 taxis de hidrógeno cuando acoja en el verano de 2024 los Juegos Olímpicos, un proyecto ambicioso promovido principalmente por HysetCo, sociedad participada por Toyota Motor Corporation y Air Liquide que ya cuenta con una flota en la capital francesa de cien unidades del Toyota Mirai destinados al servicio público, cuyo repostaje se realiza en tres estaciones de servicio con suministro de hidrógeno a las que se sumarán otras dos a lo largo del presente año, todas en el área metropolitana de París.

Y el objetivo es que para 2024 la red parisina de hidrogeneras esté compuesta por unos 20 puntos de recarga, en los que el llenado del depósito del Mirai lleva solo entre tres y cinco minutos, prácticamente lo mismo que el de un vehículo de gasolina o diésel.

placeholder Cuando arrancó el año París ya contaba con unos 600 taxis de hidrógeno, pero en la capital gala esperan llegar a 10.000 en 2024.
Cuando arrancó el año París ya contaba con unos 600 taxis de hidrógeno, pero en la capital gala esperan llegar a 10.000 en 2024.

Pero el de París no es el único proyecto europeo en ese sentido, pues en Madrid está tomando fuerza un plan similar, que en el caso de la capital española prevé tener unos mil taxis alimentados de hidrógeno por las calles cuando llegue el 2026. La Federación Profesional del Taxi de Madrid (FPTM), principal asociación independiente del sector en la ciudad, es la principal impulsora, al defender que el hidrógeno verde, generado con energía renovable, es la alternativa más sostenible y viable para descarbonizar su flota de taxis, lo que contribuiría a mejorar la calidad del aire pues los modelos con mecánica de hidrógeno irían sustituyendo a vehículos con mecánica de combustión.

Se calcula una inversión total de 100 millones de euros destinados a la flota de vehículos

Detrás del proyecto, para el que se calcula una inversión total de 100 millones de euros destinados a la flota de vehículos de pila de combustible y a su infraestructura de recarga, encontramos también como socios a Madrileña Red de Gas, que dispone en la capital de algunas estaciones de servicio que podrían reconvertirse para suministrar hidrógeno (además de gas y electricidad); Toyota España, que proporcionaría todas las unidades necesarias del Mirai de segunda generación; Fotowatio Renewable Ventures, especializada en fuentes renovables y principalmente en energía fotovoltaica; PwC, que actuaría como asesor estratégico del proyecto, y el Grupo Ruiz, con amplia experiencia en la gestión del transporte de viajeros por carretera y con diversas experiencias innovadoras de movilidad urbana actualmente en funcionamiento.

Foto: El Toyota Mirai de hidrógeno en un momento de su travesía de récord. (Toyota)

La idea es que los taxistas interesados puedan hacer uso de vehículos eléctricos alimentados por hidrógeno a un coste competitivo, y sin desembolso inicial, lo que se lograría con una fórmula que la FPTM denomina 'taxi as-a-service', basada en líneas de financiación ventajosas y renting. En cuanto al suministro del hidrógeno, y dado que Madrid cuenta actualmente con una sola hidrogenera y esta no tendría capacidad para satisfacer el ritmo de recarga necesario, el proyecto contempla la instalación de nuevas estaciones repartidas estratégicamente por la ciudad y poblaciones de su área de influencia, para lo cual se está contactando con diversos ayuntamientos.

placeholder El Mirai homologa 650 kilómetros de autonomía, pero recientemente alcanzó los 1.003 kilómetros con una sola recarga.
El Mirai homologa 650 kilómetros de autonomía, pero recientemente alcanzó los 1.003 kilómetros con una sola recarga.


En cuanto a la producción del hidrógeno, el plan recoge que se realizaría en algún punto de la comunidad madrileña para facilitar el transporte en camiones hasta las estaciones de servicio. El electrolizador en cuestión, que es el encargado de disociar el hidrógeno y el oxígeno contenidos en el agua, tendría una capacidad de 10 MW y estaría alimentado de electricidad por una planta solar de 20 MW, aunque ambas instalaciones deberán permitir su ampliación en previsión de un aumento de la demanda. No obstante, el proyecto depende de la concesión de los fondos europeos contemplados en el plan de ayudas Next Generation, aprobados en julio del pasado año para apoyar a los países miembros de la UE más golpeados por la pandemia.

Así es el nuevo Toyota Mirai

En cuanto al vehículo elegido, la segunda generación del Toyota Mirai ha iniciado su comercialización en nuestro país a comienzos de año, y supone una evolución radical en comparación con la primera generación, lo que incluye un precio algo más aquilatado debido a la reducción de costes en la producción de la pila de combustible, que es el elemento encargado de generar electricidad durante la marcha haciendo reaccionar químicamente el hidrógeno contenido en sus tres tanques (dos bajo el maletero y uno a lo largo del túnel central longitudinal) con el oxígeno el aire, un proceso cuya única emisión es vapor de agua, que el coche va liberando o acumulando en un pequeño depósito, en función de la velocidad a la que circulemos.

Foto: Un laboratorio alemán de Vodafone ha sido el escenario elegido para la primera fase de pruebas.

Mide 4,98 metros de longitud, tiene cinco plazas, rinde 182 caballos de potencia y homologa un consumo medio de 0,79 kilos de hidrógeno cada cien kilómetros, y aunque Toyota homologa una autonomía media de 650 kilómetros, recientemente una unidad del Mirai recorrió por carreteras abiertas al tráfico de Francia 1.003 kilómetros con una sola carga de hidrógeno, lo que supone un nuevo récord mundial para un vehículo con esta tecnología, que actualmente emplean también fabricantes como Hyundai y Honda, aunque son bastantes las marcas que han anunciado vehículos de hidrógeno para el futuro, como BMW con su X5 o Land Rover con el Defender, al margen de diversos vehículos comerciales de tamaño medio y grande, donde la pila de combustible parece más operativa con largos kilometrajes que las mecánicas eléctricas alimentadas por batería.

París quiere que circulen por sus calles más de 10.000 taxis de hidrógeno cuando acoja en el verano de 2024 los Juegos Olímpicos, un proyecto ambicioso promovido principalmente por HysetCo, sociedad participada por Toyota Motor Corporation y Air Liquide que ya cuenta con una flota en la capital francesa de cien unidades del Toyota Mirai destinados al servicio público, cuyo repostaje se realiza en tres estaciones de servicio con suministro de hidrógeno a las que se sumarán otras dos a lo largo del presente año, todas en el área metropolitana de París.

París PwC Taxi Energía fotovoltaica Calidad del aire
El redactor recomienda