Es noticia
Menú
Las ventas de coches en España caen en julio a niveles que no se veían desde 2012
  1. Motor
  2. Industria
Fuerte retroceso del 12,5%

Las ventas de coches en España caen en julio a niveles que no se veían desde 2012

El mes de julio, tradicionalmente bueno en matriculaciones, cierra con una caída del 12,5% respecto a 2021, y en lo que va de año se ha vendido casi el mismo número de coches nuevos que de usados con más de 15 años

Foto: Las ventas a particulares en junio cayeron un 12,1%.
Las ventas a particulares en junio cayeron un 12,1%.

Si el pasado mes de junio las ventas de turismos y todoterrenos ya sufrieron una caída del 7,8% respecto al mismo mes del pasado año, julio no ha hecho más que agravar la situación, pues las matriculaciones han caído nada menos que un 12,5% en comparación con el mismo mes del pasado verano; con un total de 73.378 unidades. Y es que julio siempre había sido un mes particularmente bueno, de los mejores de hecho, en cuanto a venta de turismos, pues las familias programaban la adquisición de su coche nuevo antes de las vacaciones y las empresas alquiladoras de vehículos reforzaban sus flotas de cara a la campaña de verano. Sin embargo, durante este último mes el mercado se ha vuelto a ver condicionado por la incertidumbre económica derivada del aumento de la inflación y de los precios, así como por la escasez de semiconductores, que sigue lastrando la llegada de vehículos nuevos a los concesionarios. De esta forma, hasta el mes de julio, las ventas de turismos y todoterrenos acumulan una caída del 11% respecto al mismo periodo del año anterior, con un total de 481.135 unidades.

En el último mes únicamente las ventas a empresas han logrado obtener un resultado positivo, con un crecimiento del 2,7% y 31.035 unidades matriculadas. Por su parte, el canal de particulares vuelve a sufrir un retroceso del 12,1% hasta las 31.330 unidades. En lo que respecta a las compras hechas por los alquiladores, estas mantienen la tendencia anual de fuerte caída, con 11.013 unidades en el séptimo mes del año, un 38,9% menos que en julio de 2021.

El Dacia Sandero, el más vendido

Si se analizan las matriculaciones de turismos del mes de julio por marcas, Toyota fue la que más vendió, con 6.446 unidades, seguida de Hyundai (5.914) y Kia (5.653) cerrando el podio. Los diez primeros puestos de julio se completan con Volkswagen (5.514 unidades), Peugeot (4.787), Dacia (4.560), Seat (4.023), Citroën (3.741), Renault (3.706) y Opel (3.546). Además, el primer puesto de Toyota en julio consolida a la marca japonesa al frente del mercado español en lo que va de año, pues es líder con unas ventas totales de 43.634 unidades, seguida por Volkswagen, con 36.738, y Kia, con 36.466. El 'top 10' de marcas en el acumulado de los siete primeros meses se completa con Hyundai, que es cuarta con 36.136 unidades, seguida por Peugeot (35.807), Seat (34.188), Citroën (25.124), Renault (24.772), Dacia (22.235) y Mercedes-Benz (20.429).

En cuanto a modelos, el más vendido en julio fue el Dacia Sandero, con 2.368 unidades, seguido por el Opel Corsa, con 2.132 ejemplares, y el Hyundai Tucson, del que se vendieron 2.079 unidades. Completan el 'top 10' del mes Peugeot 2008 (1.916), Ford Kuga (1.762), Citroën C4 (1.657), Toyota Yaris (1.624), Fiat 500 (1.603), Renault Captur (1.553) y Kia Stonic (1.504). Y si nos vamos al acumulado de enero a julio, el más vendido del año es por ahora el Hyundai Tucson, con 13.986 unidades, seguido por el Seat Arona, con 13.036 unidades, y el Dacia Sandero, que cierra el podio provisional con 11.704 unidades. Las siete siguiente posiciones son para Toyota Corolla (11.577 unidades), Volkswagen T-Roc (11.338), Toyota C-HR (10.988), Peugeot 2008 (10.116), Peugeot 208 (9.589), Fiat 500 (9.217) y Volkswagen T-Cross (8.818 unidades).

El promedio de las emisiones medias de CO2 de los turismos vendidos en julio fue de 122,4 g/km, un 2,7% inferior a la del mismo mes de 2021. En cuanto al tipo de mecánica, volvieron a dominar los modelos de gasolina, con un 46,4% de las matriculaciones; mientras que los diésel coparon únicamente un 16,8% y los de propulsión alternativa (eléctricos, híbridos enchufables y no enchufables, hidrógeno, GNC, GNL y GLP) se repartieron el 36,8% del total.

placeholder El Dacia Sandero ha sido el vehículo más vendido en España en julio.
El Dacia Sandero ha sido el vehículo más vendido en España en julio.

Y si el 12,5% de caída en los turismos y todoterrenos es una mala cifra, el 17,9% de descenso en las matriculaciones de los vehículos comerciales ligeros es aún peor, pues se quedan en 11.279 unidades. El dato es aún menos halagüeño cuando analizamos el acumulado del año hasta la fecha, pues con un total de 68.138 unidades, el descenso es del 33,1% respecto al año pasado, que no fue para nada bueno. En cuanto a los canales, todos mantienen la tendencia a la baja, siendo el canal de alquiladores, con una caída del 33,7%, el que sufre el mayor retroceso.

Por último, los vehículos industriales, autobuses, autocares y microbuses mantienen el aumento en sus ventas en julio, con un crecimiento del 18,8% y 1.842 unidades vendidas. En lo que llevamos de año, estos acumulan 14.393 unidades, lo que supone un 9,3% más frente al mismo periodo del año anterior.

Para Félix García, nuevo director de comunicación y marketing de ANFAC, "el mercado de turismos y todoterrenos sigue sin alcanzar cifras positivas. Un mes como julio, que históricamente solía mostrar un buen comportamiento, ha cerrado con una significativa caída, agravado todo con la fuerte subida de la inflación y de los precios energéticos, así como la incertidumbre del consumidor ante algunos mensajes contrarios al uso de vehículos privados. Estos factores provocan que los usuarios retrasen la adquisición y opten por un vehículo de ocasión. Esto último se demuestra con el hecho de que hasta el mes de julio se han vendido casi las mismas unidades de turismos de más de 15 años que de vehículos nuevos, una situación que ni supone un beneficio para la seguridad vial, ni contribuye al necesario proceso de descarbonización''.

Por su parte, Tania Puche, directora de comunicación de GANVAM, indicaba que "nos tenemos que ir a 2012 para ver un mes de julio con un volumen de registros más bajo, lo que nos devuelve a cifras de la crisis económica de entonces. A la falta de vehículos en los puntos de venta por la crisis de los chips, se le suma una inflación desbocada que merma cada vez más la capacidad adquisitiva de las familias y que lastrará el ritmo de recuperación del mercado en los próximos meses''.

Si el pasado mes de junio las ventas de turismos y todoterrenos ya sufrieron una caída del 7,8% respecto al mismo mes del pasado año, julio no ha hecho más que agravar la situación, pues las matriculaciones han caído nada menos que un 12,5% en comparación con el mismo mes del pasado verano; con un total de 73.378 unidades. Y es que julio siempre había sido un mes particularmente bueno, de los mejores de hecho, en cuanto a venta de turismos, pues las familias programaban la adquisición de su coche nuevo antes de las vacaciones y las empresas alquiladoras de vehículos reforzaban sus flotas de cara a la campaña de verano. Sin embargo, durante este último mes el mercado se ha vuelto a ver condicionado por la incertidumbre económica derivada del aumento de la inflación y de los precios, así como por la escasez de semiconductores, que sigue lastrando la llegada de vehículos nuevos a los concesionarios. De esta forma, hasta el mes de julio, las ventas de turismos y todoterrenos acumulan una caída del 11% respecto al mismo periodo del año anterior, con un total de 481.135 unidades.

Venta Inflación Crisis
El redactor recomienda