Es noticia
Menú
¿Por qué causa sensación la camioneta Ford F-150 Lightning en Estados Unidos?
  1. Motor
  2. Eléctricos
Versión eléctrica del eterno 'bestseller'

¿Por qué causa sensación la camioneta Ford F-150 Lightning en Estados Unidos?

Tesla tomó la delantera, pero los grandes de la industria americana recuperan terreno en la carrera de la electromovilidad. Ford, por ejemplo, está dando un pelotazo con su económica F-150 eléctrica

Foto: La capacidad de remolque, una de las virtudes del F-150 Lightning. (Ford)
La capacidad de remolque, una de las virtudes del F-150 Lightning. (Ford)

Ford lleva cuatro décadas liderando el mercado estadounidense, año tras año, con su F-150, un modelo 'bestseller' convertido ya en icono del modo de vida americano, y que incluso está al frente de las ventas en Canadá desde hace más tiempo, exactamente 56 años. Por eso todo lo que tenga que ver con el pick-up de la firma del óvalo es noticia en Norteamérica, donde muchos medios de comunicación abrieron en su día con la noticia de que el F-150 se electrificaba. Coincidió en el tiempo prácticamente con la presentación del Tesla Cybertruck, pero mientras que el vanguardista pick-up de Elon Musk, que ya arrancó mal con el curioso incidente de los cristales rotos en la ceremonia de presentación, ha ido encadenando retrasos y no verá la luz como mínimo hasta 2023, el F-150 Lightning ha cumplido bastante bien los plazos previstos, aunque la crisis de los semiconductores parece haber hecho mella también en la planta de Michigan donde se fabrica desde el pasado mes, y la marca deberá posponer muchas de sus entregas sobre el calendario previsto.

placeholder La versión de batería pequeña puede cargar más de 900 kilos.
La versión de batería pequeña puede cargar más de 900 kilos.

Del interés social por el F-150 Lightning habla un dato: cuando Ford abrió el periodo de reservas en mayo del pasado año, la marca americana recibió casi 45.000 pedidos de su camioneta eléctrica en menos de 48 horas, al cabo del primer mes los interesados en firme superaban ya los 100.000 y antes de finalizar noviembre Ford tenía ya apalabradas 200.000 unidades de este nuevo modelo, que se ha adelantado no solo a Tesla sino también a los competidores de General Motors, como el Chevrolet Silverado EV y el GMC Sierra EV, que no llegarán probablemente hasta finales de 2023 o comienzos de 2024.

En cambio, los primeros usuarios que reservaron su F-150 Lightning hace un año están empezando a recibir sus camionetas eléctricas, y en Norteamérica ya se habla de fenómeno comercial. Hace unos meses, por ejemplo, Ford envió a todos sus concesionarios una carta donde se les advertía de que la marca estaría vigilante ante subidas de precio unilaterales, no consentidas por el fabricante, pues la demanda era tan grande que la tentación de convertir la comercialización en una especie de puja parecía evidente y algunos distribuidores empezaban a sucumbir ante ella.

placeholder La instrumentación es digital, y el F-150 Lightning comparte pantalla central con el Mustang Mach-E.
La instrumentación es digital, y el F-150 Lightning comparte pantalla central con el Mustang Mach-E.

Hablamos de un vehículo de dimensiones espectaculares a los ojos de un conductor europeo, como esos 591 centímetros de longitud, los 203 de ancho o una altura de dos metros exactos, pero para sus versiones Lightning, en Ford no se han quedado justos de potencia, pues la versión básica rinde 432 CV, alimentados desde una batería de 98 kWh de capacidad que se traduce en una autonomía media de 370 kilómetros, mientras que la alternativa superior rinde 570 CV y tiene una batería más grande, de 131 kWh, que lleva la autonomía a 482 kilómetros. Además, presenta una novedad de lo más interesante en comparación con los F-150 de gasolina: un maletero bajo el capó delantero con 400 litros de volumen, detalle inédito en un pick-up.

Poco más de 30.000 euros

Potencia, autonomía o funcionalidad son factores clave, aunque parece que lo que lleva más clientes a los concesionarios tiene que ver con el precio, pues el F-150 Lightning Pro de acceso a la gama, que ya cuenta con instrumentación digital de 12 pulgadas o faros LED, se queda en 32.474 dólares (unos 30.800 euros) incluyendo la ayuda fiscal del gobierno federal, que deja el coste real del pick-up eléctrico de Ford por debajo de la factura media de los vehículos nuevos en Estados Unidos. Y por debajo también de lo que vale un F-150 de gasolina equivalente. Pero con prestaciones mucho mejores en el caso de la versión eléctrica (el F-150 Lightning Pro, que es la variante básica, rinde incluso más potencia que el F-150 Raptor, versión deportiva de gasolina) y con costes de mantenimiento y movilidad muy inferiores.

No obstante, los precios no son tan asequibles en todos los casos, y todo depende básicamente de motor, batería y, sobre todo, nivel de equipamiento. El F-150 Lightning Pro, que se queda en los citados 32.474 dólares con la rebaja gubernamental de 7.500 dólares (7.135 euros), anuncia una factura oficial de 39.974 dólares (38.030 euros), pero las versiones superiores, de enfoque menos profesional y más recreacional o familiar, tienen facturas mayores: desde 52.974 dólares (50.400 euros) el XLT, que está disponible con las dos tallas de batería; desde 67.474 dólares (64.200 euros) la variante Lariat, también disponible con las baterías Standard Range y Extended Range, y 90.874 dólares (86.450 euros) el F-150 Lightning Platinum, que corona la gama y solo se ofrece con la batería Extended Range de 131 kWh. Aunque todos sin excepción pueden acogerse a la ayuda fiscal de 7.500 dólares.

placeholder El F-150 Lightning tiene maletero delantero y permite conectar múltiples aparatos eléctricos.
El F-150 Lightning tiene maletero delantero y permite conectar múltiples aparatos eléctricos.

Además, ha llamado la atención de la clientela por su capacidad de remolque, pues con el paquete opcional Max Tow la versión de acceso a la gama ya puede tirar de 3.500 kilos; y la carga máxima del vehículo propiamente dicho supera los 900 kilos. Y en el caso de la variante con mayor potencia y batería de más tamaño, la capacidad de remolque rebasa los 4.500 kilos.

La batería, por cierto, se puede cargar en postes rápidos de hasta 150 kW de potencia, y el F-150 Lightning cuenta con tecnología V2L que le permite operar como fuente de energía, suministrando hasta 17,6 kW a través del propio cargador, o permitiendo conectar aparatos eléctricos en las distintas tomas del vehículo hasta un máximo de 9,6 kW, lo que abre la puerta a numerosas aplicaciones en uso profesional o recreacional.

Ford lleva cuatro décadas liderando el mercado estadounidense, año tras año, con su F-150, un modelo 'bestseller' convertido ya en icono del modo de vida americano, y que incluso está al frente de las ventas en Canadá desde hace más tiempo, exactamente 56 años. Por eso todo lo que tenga que ver con el pick-up de la firma del óvalo es noticia en Norteamérica, donde muchos medios de comunicación abrieron en su día con la noticia de que el F-150 se electrificaba. Coincidió en el tiempo prácticamente con la presentación del Tesla Cybertruck, pero mientras que el vanguardista pick-up de Elon Musk, que ya arrancó mal con el curioso incidente de los cristales rotos en la ceremonia de presentación, ha ido encadenando retrasos y no verá la luz como mínimo hasta 2023, el F-150 Lightning ha cumplido bastante bien los plazos previstos, aunque la crisis de los semiconductores parece haber hecho mella también en la planta de Michigan donde se fabrica desde el pasado mes, y la marca deberá posponer muchas de sus entregas sobre el calendario previsto.

Transporte Industria automóvil Eficiencia energética Desarrollo sostenible Elon Musk Precios
El redactor recomienda