Captur e-Tech, un coche para los urbanitas que salen los fines de semana
  1. Motor
PRUEBA RENAULT CAPTUR E-TECH

Captur e-Tech, un coche para los urbanitas que salen los fines de semana

Con una potencia combinada de 160 caballos de sus tres motores permite hasta 50 km en modo eléctrico

Foto: Renault Captur e-Tech Plug-in, para los que usan a diario su coche en ciudad y tienen un enchufe para recargar.
Renault Captur e-Tech Plug-in, para los que usan a diario su coche en ciudad y tienen un enchufe para recargar.

La prueba de esta semana corresponde a la versión más avanzada del Renault Captur, un vehículo fabricado en España en exclusiva para todo el mundo. En este caso aporta un sistema híbrido enchufable con una batería de 9,5 kWh, lo que permite recorrer hasta 50 km en modo solo eléctrico y le aporta la etiqueta "0 emisiones". Sin duda un coche interesante para los que necesitan moverse a diario en la ciudad, pero que buscan también un vehículo para moverse con libertad los fines de semana. Es por ello el coche que proporciona esa libertad total, sea cual sea su utilización. Solo una condición, tener un punto de recarga para su batería. Puedes ver todas las imágenes del Captur e-Tech pinchando aquí para acceder a nuestro álbum.

Renault es una marca innovadora que hace años lanzó al mercado una amplia oferta de vehículos eléctricos puros que sin duda llegó demasiado pronto al mercado, cuando aún no estaba la sociedad preparada para adaptarse a esta gran revolución del coche eléctrico. Fue la época del Kangoo, el Fluence o el Zoe, además de una opción entre un coche y una moto, pero igualmente eléctrico, el Twicy fabricado en España.

Esa gran apuesta se ha reforzado años después con modelos como el nuevo Zoe y pronto llegará una completa gama de vehículos nuevos y 100% eléctricos, el primero de los cuales será el nuevo Megane. Pero al mismo tiempo, el grupo francés ha hecho una gran apuesta por la tecnología híbrida, un paso intermedio antes de que la sociedad europea pueda adaptarse a la electrificación real.

placeholder La palanca de cambios va situada en una especie de consola flotante.
La palanca de cambios va situada en una especie de consola flotante.

Fruto de esta nueva visión ha llegado el Captur e-Tech Plug-in, el protagonista de nuestra prueba de esta semana. Básicamente, tanto esta variante híbrida enchufable que hemos probado ahora como las versiones solo híbridas ofrecen la misma tecnología. Se basa en un motor de gasolina y dos eléctricos asociados con una caja de cambios. Por cierto, cuenta con un avanzado sistema desarrollado a partir de la Fórmula 1. La diferencia entre ambos, híbrido e híbrido enchufable, es solo su batería, mucho más grande en el caso del híbrido enchufable para permitir recorrer hasta 50 km en conducción solo eléctrica, y su punto de recarga.

Por lo demás, las dos tecnologías son la misma, un complejo sistema híbrido. Gracias a su experiencia en la Fórmula 1, el sistema híbrido de Renault es muy sofisticado y difícil de explicar, aunque funciona realmente de maravilla. Lo he probado en el Clio y ofrece una gran suavidad de marcha. Pero en este caso del Captur, con la tecnología híbrida enchufable, es una magnífica opción de compra.

Foto: Renault ha preparado una flota de 30 unidades del MeganE de pruebas convenientemente camufladas.

El sistema híbrido de Renault se basa en la combinación de tres motorizaciones diferentes: un motor de gasolina y otros dos eléctricos que se unen todos ellos en una inédita caja de cambios, también diferente a la del resto de modelos híbridos. No es un cambio CVT de variador, como en la mayor parte de los modelos híbridos, ni tampoco es un cambio automático convencional de doble embrague que aportan otros fabricantes.

Lo más curioso es que no tiene embrague, ni convertidor, y lo que hace es que uno de los motores eléctricos permite igualar las revoluciones para poder hacer el cambio de marcha sin necesidad de un embrague. Es un sistema que combina a la vez los tres motores, que permite que uno de los eléctricos recargue la batería al mismo tiempo que el térmico funciona, lo que lleva a que tenga hasta 15 marchas diferentes, según explica Renault. Y todo ello permite mejorar su eficiencia y lograr una buena experiencia de conducción, suave pero también ágil.

placeholder La pantalla de la consola central, en posición vertical, tiene un uso muy intuitivo.
La pantalla de la consola central, en posición vertical, tiene un uso muy intuitivo.

Lógicamente, esta limitado para aquellas personas que dispongan de un punto de recarga, ya sea en casa o en el trabajo. pero hay que tener ese punto. De lo contrario, es absurdo gastar más dinero en que sea una versión enchufable solo por "comprar" la etiqueta "0 emisiones". Pero una vez aclarado esto, su funcionamiento es magnífico.

Sin duda lo más importante es su sencillez de manejo. El coche no tiene demasiadas opciones de uso, y lo único que hay que manejar, si queremos hacer un uso un poco más "manual" es la palanca del cambio. Lógicamente el cambio es automático, y ni siquiera sabemos en qué marcha está funcionando. El hecho es que el coche ofrece una suavidad de marcha casi única en el mercado. Y siempre que pisamos el acelerador ofrece un fuerte empuje. Además, no importa que haya carga en la batería o no, el coche siempre empuja con fuerza.

Posición "D" o "B"

Sin duda lo que más me ha gustado en este coche es el funcionamiento del cambio. Como les decía, no sé ni las marchas que tiene, Renault dice que son quince, pero no hace falta. Siempre hay empuje. Y la palanca de cambios, realmente la palanca con la que decir si queremos circular hacia delante o hacia atrás, solo tiene tres opciones útiles, R, D o B.

Gracias a este selector, el Captur ofrece una buena agilidad de marcha. Normalmente, en un coche con motor térmico y cambio manual, al llegar a una curva a una cierta velocidad, muchos usuarios prefieren reducir una marcha antes que pisar el freno. Pues bien, en este caso se puede hacer exactamente lo mismo, pero con un modelo híbrido enchufable. Eso sí, no se cambia de marcha, porque no hay levas ni nada parecido. Pero gracias a las dos posiciones del cambio, D o B, tendremos esa sensación de retención al llegar a la curva.

placeholder En el lado derecho encontramos el punto de recarga eléctrica y a la izquierda el de gasolina.
En el lado derecho encontramos el punto de recarga eléctrica y a la izquierda el de gasolina.

En condiciones normales siempre estaremos circulando en el modo D. Así iremos acelerando y funcionando con una retención mínima del motor. Es como circular a vela en un coche más grande con motor térmico. Si al llegar a la curva tocamos la palanca hacia a atrás, activaremos el modo B, entonces aumenta notablemente la retención y tendremos ese típico efecto de reducción de marcha, de retención del motor. Da lo mismo que usemos el modo eléctrico o el térmico.

Gracias a este sistema, conducir en una carretera virada es realmente divertido. Circulamos en la D, llegamos a la curva, un toque a la palanca para pasar a B, y al salir de la curva otro toque para volver a D y seguir acelerando. Con ello, tenemos un comportamiento divertido y ausente de la tediosa obligación de pisar el freno en cada curva. Y además tiene la ventaja adicional de ir recuperando energía eléctrica, que siempre viene bien.

Me gusta mucho, además, la posición de esa palanca de cambios. en una especie de consola, colgada y en la posición ideal para que el conductor la pueda manejar con sencillez. Le proporciona un estilo muy diferente al coche.

También me gusta como está estructurado su interior, con un asiento trasero que puede deslizarse longitudinalmente hasta 16 centímetros. Esto permite adaptar el espacio para los ocupantes de las plazas traseras y del maletero en función de las necesidades de cada momento. El maletero pierde en cualquier caso más de 100 litros en esta versión híbrida enchufable por el posicionamiento de la batería frente a la versiones solo con motor térmico. Con ello se sitúa ligeramente por debajo de la media en este segmento.

placeholder El Renault Captur representa una alternativa diferente dentro del segmento de los todocamino de enfoque urbano.
El Renault Captur representa una alternativa diferente dentro del segmento de los todocamino de enfoque urbano.

Como resumen les diría que es una opción muy interesante para quien cumpla dos premisas importantes, hacer más de 30 kilómetros diarios en ciudad y tener un punto de recarga fácilmente accesible. Si buscamos un coche para hacer bastantes kilómetros por carretera, esta no será nuestra mejor opción, mejor buscar una variante de gasolina, o la opción híbrida que llegará en los próximos meses. Conviene no olvidar que el motor de gasolina solo tiene 91 caballos y hacer que con este motor se mueva con alegría requiere un elevado consumo de carburante.

Ficha Renault Captur e-Tech

Motor térmico : 4 cilindros en línea

Potencia máxima: 91 CV a 5.000 rpm

Par máximo: 144 Nm desde 2.000 rpm

Cilindrada: 1.598 cc

Combustible: gasolina

Motor eléctrico 1

Potencia 67 CV

Motor eléctrico 2

Potencia 34 CV

Potencia combinada: 160 CV

Capacidad de la batería: 9.8 kWh

Velocidad máxima: 170 km/h

Aceleración de 0 a 100 km/h, 10,2 segundos 

Caja de cambios: automática.  

Tracción: Delantera  

Consumos homologado WLTP en ciclo combinado 1,4 litros.

Autonomía eléctrica homologada: 50 km

Dimensiones (longitud/anchura/altura), 4,22 x 1,78 x 1,58

Capacidad maletero: entre 265 y 370 litros.  

Peso en vacío: 1.625 kg.

Precio: desde 29.000 euros.

Coches
El redactor recomienda