CON AUTONOMÍAS DE 185 O 320 KM

Fiat 500, el legendario urbano se pasa al eléctrico

Es un coche completamente nuevo, más grande y con una variante de tres puertas laterales desde 24.900 euros

Foto: Tres opciones de carrocería para el nuevo Fiat 500, pero solo mecánica 100% eléctrica.
Tres opciones de carrocería para el nuevo Fiat 500, pero solo mecánica 100% eléctrica.

Fiat lanza al mercado español su nuevo 500, un vehículo que pese a mantener un estilo muy similar al de su antecesor es completamente nuevo, estrena plataforma y lo más importante es 100 % eléctrico. Con un precio de partida de 24.900 euros, la marca italiana marca un nuevo hito en su tradición de hacer coches urbanos con un estilo especial, desde ahora también electrificados.

Fiat tiene una amplia gama de modelos pero sin duda el buque insignia de la marca es el 500. Es un modelo que surgió en 1957 como el coche pequeño, accesible e ideal para moverse por la ciudad. Todavía hay muchas unidades de aquel viejo "cinquecento" rodando por Italia y también por España hay algunos. Este vehículo legendario tuvo su continuidad en el nuevo Fiat 500, que se lanzó al mercado en 2007. Un modelo que supo mantener la tradición de aquel viejo 500 pero con un estilo mucho más moderno y con la misma filosofía de hacer un coche pensado para la ciudad, pero con un toque más elegante y exclusivo.

Pues bien, esta larga tradición tiene ahora una tercera entrega que, como no podía ser de otra manera, está basado en la electrificación y en la conectividad. Es el Fiat 500 eléctrico que mantiene las dos versiones de carrocería de sus antecesores, es decir la variante cupé y la descapotable, pero a las que se añade ahora una tercera variante. Se trata de una carrocería de dimensiones similares, denominada 3 + 1 (tre piu uno). Gracias a una pequeña puerta trasera en el lado derecho, que se abre en sentido contrario, mejora notablemente el acceso al interior del vehículo, al no tener ese pilar central que tanto incomoda.

Como les decía, el Fiat 500 eléctrico es un coche completamente nuevo también con una plataforma nueva. Gracias a ello, es un vehículo más grande, con mayor distancia entre ejes lo que también permite una mayor habitabilidad.

Su interior recuerda al anterior 500, su mismo estilo, pero con más espacio gracias a la ausencia de palanca de cambios.
Su interior recuerda al anterior 500, su mismo estilo, pero con más espacio gracias a la ausencia de palanca de cambios.

Por lo que respecta a su aspecto mecánico, el nuevo 500 se ofrece además con dos niveles de batería y también de potencia. El objetivo es asegurar, por un lado un precio asequible para potenciar la movilidad eléctrica urbana, pero también una versión con batería y motor más potentes para ofrecer una mejor versatilidad de uso.

El punto de partida es el acabado Action, que cuenta con una batería de 23,7 kWh, combinada con un motor eléctrico de 95 caballos. Con ello, su autonomía estimada, ya que todavía no ha sido homologado, será de unos 185 km según el ciclo WLTP. La otra opción mecánica es la que incorpora el resto de la gama desde el acabado Passion. En este caso la batería es de 42 kWh mientras que su motor alcanza los 118 caballos. Con ello la autonomía homologada es de 320 km, siempre según los ciclos de homologación WLTP.

Ya sea una versión de acceso o la variante de más rendimiento, en ambos casos el par máximo de su motor es el mismo, 220 Nm. Es una cifra elevada, lo que proporciona al coche una gran soltura en el tráfico de la ciudad. Sobre todo si tenemos en cuenta que ese par motor está disponible desde el momento mismo en que pisamos el acelerador. Esto le asegura a este nuevo 500 el estilo tan ágil de conducción que siempre ha caracterizado al legendario modelo urbano italiano.

Con este Fiat 500 hemos podido hacer una primera toma de contacto por las calles de Madrid. Y la verdad es que es un coche perfecto para moverse en el tráfico urbano. Pero sobre todo hacerlo con el máximo estilo. Aunque es un modelo nuevo, realmente las líneas maestras del vehículo son las mismas que las de la generación anterior aunque con muchos cambios y con mucha tecnología incorporada. Por ejemplo su iluminación, mediante led, con una luz diurna que proporciona una firma exclusiva al modelo italiano con una forma redondeada y con la parte superior que da el aspecto de una ceja.

El habitáculo es bastante más amplio, pero además la segunda puerta hace mucho más fácil el acceso.
El habitáculo es bastante más amplio, pero además la segunda puerta hace mucho más fácil el acceso.

En su interior también encontramos un acabado moderno, con toda la tecnología necesaria, con una pantalla que asegura la máxima conectividad de los ocupantes con el mundo exterior. En cuanto al cuadro de instrumentos es muy sencillo, como todo en el 500. Como no podría ser de otra manera, es digital, redondeado y bastante pequeño pero con toda la información necesaria para permitir una conducción tranquila y serena en la ciudad. En este cuadro tenemos en el centro la velocidad y en un redondel central un indicador de cómo está funcionando el motor. Podemos ver cuándo estamos cargando la batería o si estamos gastando más carga. Y a la izquierda, lo más importante de cualquier coche eléctrico, el estado de la batería, y el valor de su autonomía.

La autonomía es un tema muy importante en cualquier coche eléctrico. Pero quizá en un urbano lo es un poco menos. No se recorren demasiados kilómetros y además el consumo energético es bastante bajo porque hay muchas frenadas, retenciones y el consumo por la velocidad tan baja de circulación es realmente bajo.

Además el coche ofrece diferentes tipos de carga, lo que facilita una utilización muy urbana. Básicamente, hay tres tipos de carga. Por un lado la más sencilla, de modo 2 pensada para usar una toma doméstica con 2,3 kW. Por encima un cable de carga modo tres que permite hacer carga lenta a 3,7 o a 7,4 kW y también carga rápida hasta 11 kW y que se puede hacer tanto en tomas doméstica como en un wallbox.

Por último también se ofrece un cable de recarga modo cuatro pensado para carga rápida con corriente continua. En este caso, se puede carga hasta 50 kW en el caso de la versión de acceso a la gama, mientras que las variantes superiores, de batería más grande, pueden hacerlo hasta 85 kW. Pero en ambos casos con el mismo tipo de enchufe.

Al volante

Tengo que reconocer que siempre me ha gustado mucho el Fiat 500, que he podido conducir en alguna ocasión una unidad del clásico, que es delicioso . También he conducido mucho el Fiat 500 en su amplia gama de versiones hasta la variante Abarth de 180 caballos. Pero este 500 eléctrico supone una nueva experiencia de conducción: es el Fiat 500 del futuro. Pero lo mejor es que ya está disponible en el mercado. Acelera con la misma agilidad o incluso mayor que sus antecesores, pero sin renunciar al concepto básico que mueve al 500, el estilo y la diferenciación en la ciudad.

Es muy similar al anterior 500, con la misma agilidad de marcha, pero sin tubo de escape al ser eléctrico.
Es muy similar al anterior 500, con la misma agilidad de marcha, pero sin tubo de escape al ser eléctrico.

La conducción es muy sencilla. Tan solo hay que ponerlo en marcha y a partir de ahí empezar a circular. El conductor tiene tres opciones para seleccionar los modos de conducción, el modo normal un modo Range y también el modo Sherpa, que proporciona la máxima autonomía reduciendo para ello su capacidad de aceleración y la climatización. Estos diferentes modos se seleccionan mediante un botón junto al del freno de mano.

El coche tiene el suelo diáfano entre las dos plazas delanteras porque no hay palanca de cambios. En su lugar encontramos unos botones en la consola central donde seleccionaremos las diferentes posiciones de la "palanca", parking, marcha atrás, punto muerto y marcha hacia delante.

Por lo que respecta a sus precios, Fiat hace una interesante campaña de lanzamiento que parte de una cuota mensual de 109 € al mes con una entrada de 4.945 € para la versión de acceso, el Action. Por lo que se refiere al tope de gama, el Icon con una autonomía de 320 km, 118 CV de potencia y el equipamiento más completo, se ofrece por 199 € al mes y una entrada de 4.567 euros. Si hablamos de precio de venta recomendado, el nuevo 500 eléctrico parte de los 24.900 euros. A cambio tendremos otra forma de movernos con estilo y alegría por la ciudad con un coche con su etiqueta "0 emisiones" y con todas las ventajas que esto conlleva.

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios