Las ventas de coches eléctricos no suben pese a las presiones de marcas y gobiernos
  1. Motor
SOLO 7.700 UNIDADES HASTA JULIO

Las ventas de coches eléctricos no suben pese a las presiones de marcas y gobiernos

Coste elevado, escasez de infraestructura y un gran desconocimiento por parte de los usuarios son las causas principales

placeholder Foto: El Porsche Taycan es un claro ejemplo de la apuesta de los fabricantes por el coche eléctrico.
El Porsche Taycan es un claro ejemplo de la apuesta de los fabricantes por el coche eléctrico.

Desde principios de año, y antes incluso de la pandemia, todos los fabricantes de automóviles ya presentaban y lanzaban al mercado nuevos modelos electrificados. Tanto vehículos 100 % eléctricos de baterías como híbridos enchufables han sido los protagonistas de esta primera mitad del año. La duda es si realmente los clientes están dispuestos a comprar coches eléctricos de batería.

El coche eléctrico se plantea como una buena solución para reducir los niveles de contaminación en las ciudades y mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos. Sin duda es una buena alternativa, como también lo son los vehículos de gas o los híbridos o simplemente los diesel y de gasolina de última generación que han reducido notablemente sus niveles de contaminación.

Sin embargo, Europa ha hecho una apuesta total por el vehículo eléctrico de batería como en su momento, en los años ochenta, hizo por el diesel. Por ello, y para conseguir un despliegue más rápido de esta tecnología ha impuesto una normativa a los fabricantes de automóviles que, si antes ya era muy difícil de cumplir, ahora tras la pandemia y la crisis económica que sufrimos será imposible de lograr.

Me refiero a que la media de todos los coches vendidos por un fabricante se sitúe en los 95 g/km de CO2. En este momento solo dos fabricantes están cerca de conseguir ese resultado: Tesla, que todos sus coches son cero emisiones y Toyota que gracias al concepto de la hibridación, por el que lleva 25 años apostando, está muy cerca de conseguirlo. Los demás solo lo van a poder conseguir auto matriculando muchos coches eléctricos o híbridos enchufables.

Foto: La fábrica de Seat en Martorell fue la primera en paralizar su producción por falta de componentes.

De ahí viene la gran presión que los fabricantes están poniendo a la electrificación de sus gamas de vehículos. No es porque piensen que es el futuro mejor para la automoción en este momento, sino porque si no lo hacen, cuando se analicen las cifras de ventas al final del año 2020 van a pagar multas muy elevadas a la Unión Europea.

De momento, las ventas de coches nuevos en España en julio suponen una media de emisiones de 111,9 g/km. Es decir, que solo los coches vendidos en julio en España van a suponer para las marcas que venden sus coches en España unas multas de más de dos millones de euros. Multipliquen esa cifra por los doce meses y por los países de la UE y el panorama es desolador para el sector del automóvil.

placeholder El Honda-e es un interesante coche urbano eléctrico recién lanzado al mercado.
El Honda-e es un interesante coche urbano eléctrico recién lanzado al mercado.

Entremedias de las medidas restrictivas impuestas por Bruselas, el interés de los gobiernos por reducir las emisiones contaminantes y la necesidad de los fabricantes de vender muchos coches eléctricos o electrificados están los ciudadanos. Las ventas de coches eléctricos suben cada mes pero de una manera que no sirve para llegar a los objetivos previstos. En España, la cuota para los vehículos eléctricos dentro del mercado y analizando los datos hasta el mes de julio es del 1,2 %. Pero esta cifra hay que analizarla en profundidad.

No es que 1,2 españoles de cada 100 decidan comprar un coche eléctrico. No, en realidad es que en esa cifra también se incluyen todos los coches que matriculan las marcas para sus flotas, sus coches de prensa y de formación y los concesionarios como coches de demostración. También los que adquieren diferentes organismos obligados a comprar coches ecológicos o los que las empresas eléctricas "imponen" para sus trabajadores y flotas. Con todos estos vehículos sumados, en total se han vendido 7.700 coches eléctricos en lo que va de año.

7.700 coches

La realidad es que hay muy pocos clientes que a día de hoy apuesten por comprar un coche eléctrico, casos muy especiales de personas con un alto poder adquisitivo, o aquellos a los que se adapta perfectamente el uso de un coche eléctrico. Y eso si además tienen una plaza de garaje propia donde poder instalar un punto de recarga. Hay interés por parte de los usuarios, es innegable, pero ese interés se diluye cuando analizan sus limitaciones actuales.

En este momento hay a la venta coches de gasolina, diesel, de gas, híbridos, híbridos enchufables y eléctricos, a los que hay que sumar también los de hidrógeno. Se puede sacar partido de todas estas tecnologías, se puede aprovechar todo lo que se ha invertido durante los últimos 30 años para hacer coches cada día menos contaminantes sin tener que hacer una apuesta total por el coche eléctrico.

Durante años, los países árabes han tenido un claro dominio de la movilidad por sus grandes reservas de petróleo. Eso siempre ha sido un problema para la sociedad, depender de una zona tan conflictiva como esa. Ahora vamos a cambiar, vamos a dejar de depender del petróleo de los países árabes para depender del nuevo oro negro, del litio y del cobalto mayoritariamente importado desde China.

Coche eléctrico Coches Tecnología Crisis Pandemia
El redactor recomienda