Audi e-tron Sportback, una nueva apuesta eléctrica de estilo deportivo
  1. Motor
PROBAMOS LA VARIANTE MÁS POTENTE

Audi e-tron Sportback, una nueva apuesta eléctrica de estilo deportivo

El e-tron 55 tiene dos motores y una potencia combinada de 408 CV con una autonomía de 445 km

Audi lanza al mercado su segundo vehículo 100 % eléctrico, el e-tron Sportback, como parte de la gran ofensiva por el vehículo eléctrico de la marca alemana. Esta ofensiva tendrá su siguiente paso en el e-tron GT que se lanzará en 2021 y también el Q4, más pequeño que el e-tron, que igualmente estará en el mercado en 2021. Audi prevé lanzar 25 nuevos modelos, entre eléctricos e híbridos enchufables hasta 2025. Con el nuevo e-tron Sportback, ya a la venta, hemos hecho una primera toma de contacto.

El mercado del automóvil atraviesa un momento complicado por la caída de las ventas provocada por la crisis del coronavirus y por una economía golpeada por las consecuencias de la misma. El mercado español del automóvil cae un 35 % hasta octubre pero dentro de este contexto, suben muy fuerte las de vehículos electrificados: un 41 % las de eléctricos puros y un 138 % en el caso de los vehículos híbridos enchufables. Y eso demuestra que la evolución de la electrificación es muy rápida dadas las circunstancias.

En este contexto, Audi ha hecho una fuerte apuesta por la electrificación de su gama. Entre los vehículos híbridos enchufables ha presentado en lo que va de año, el A3, el todocamino Q3 y su variante Sportback o el Q8. A estos nuevos modelos se suman los que ya estaban disponibles previamente con esta tecnología enchufable, A6, A7, A8, Q5 y Q7. El próximo en llegar será el nuevo Q5 Sportback, con una carrocería deportiva sobre la base del todo camino medio de audio.

La otra gran ofensiva de Audi es con el coche 100 % eléctrico. Audi lanzó en 2019 el e-tron como su primer vehículo eléctrico, un todocamino de tamaño medio y pensado para ser solo eléctrico. Un modelo que ha tenido unas buenas cifras de ventas en toda Europa, liderando este nuevo segmento. En España, con la menor infraestructura eléctrica, estas cifras son menores. Ahora llega al mercado el segundo modelo eléctrico de Audi, el e-tron Sportback.

Es un coche parecido al e-tron, con el que comparte la misma plataforma y el mismo equipo mecánico. Pero ofrece una personalidad diferente gracias a una carrocería que por su forma deportiva parece menos todocamino. Es como una berlina deportiva, solo que un poco más alto y sobre todo 100 % eléctrico.

placeholder Su estilo deportivo y su diferencia con el e-tron es esta zaga en caída.
Su estilo deportivo y su diferencia con el e-tron es esta zaga en caída.

La gama del Audi e-tron Sportback se basa en dos versiones diferentes, la 55 que ofrece una potencia combinada de 404 caballos mientras que la variante 50 de acceso tiene un equipo motriz de 313 caballos. Ambos modelos incorporan dos motores eléctricos, uno que mueve el eje delantero y otro el trasero. E incluyen un sistema de tracción quattro que se encarga del reparto de par entre los dos ejes. En condiciones normales, el vehículo funciona solo con propulsión trasera, y solo cuando se hace necesario se activa el motor delantero.

Foto: El nuevo Audi Q5 Sportback ofrece un estilo más dinámico sin dejar de ser un todocamino.

Lo más importante de este coche, más allá de su potencia, es la gran agilidad de marcha que proporciona, la serenidad en la conducción y la tranquilidad que Audi ofrece para utilizar un modelo eléctrico como este. De hecho, su autonomía según el ciclo de homologación WLTP comienza en los 345 km con la batería más pequeña de 71 kWh del e-tron 50. En el caso del 55 esta autonomía alcanza los 445 km.

Además, Audi ha hecho una gran apuesta por la recarga. Aunque en España todavía hay muy pocas estaciones de Ionity, esta red de carga europea contará antes de final de año con 450 puntos de recarga de alta capacidad repartidos por toda Europa. En lo que a recarga se refiere, este Audi e-tron ha dado un gran paso adelante. Por un lado tiene la opción de punto de recarga en los dos lados del vehículo, en el izquierdo una en la que se puede conectar con corriente alterna hasta 22 kW y con corriente continua hasta 150 kW. Esto permite recargar en una toma de alta capacidad, como la de Ionity, el 80 % de la batería en solo 30 minutos.

placeholder Delante lleva un pequeño maletero de 60 litros ideal para llevar los cables de recarga.
Delante lleva un pequeño maletero de 60 litros ideal para llevar los cables de recarga.

Por otra parte Audi ha puesto en marcha un nuevo servicio, la tarjeta Audi Recharge con la cual se unifican el acceso y el pago de la recarga en una gran cantidad de operadores que están funcionando ya en la geografía española y en Europa. Este, sin duda, es uno de los problemas clave que plantea a los usuarios dispuestos a cambiar a un coche eléctrico esta diversidad entre los operadores. Un problema porque hasta ahora obligaba a llevar a mano tarjetas de todas las redes de recarga. Este nuevo servicio es un gran paso adelante de Audi.

Dos cargadores

También es destacable el sistema de recarga del vehículo. Más allá de los puntos de alta capacidad, que tienen su cable propio para conectar el vehículo, Audi ofrece dos tipos de cable diferentes. Por un lado el Compact, que es de serie y permite cargar a 7,2 kW o a 11 kW. Opcionalmente se ofrece el sistema Connect. En este caso, el cargador tiene una pantalla que facilita las diferentes operaciones y que permite recargar ajustando los horarios de la tarifa valle y demás opciones. En este caso puede recargar hasta 22 kW y la gestión se puede hacer a través del smartphone.

Con el Audi e-tron Sportback hemos podido hacer una primera toma de contacto por las carreteras de la sierra madrileña. En un entorno delicado por las humedades y las hojas acumuladas en la carretera, el e-tron Sportback demuestra su eficacia sobre el asfalto. La gestión de la tracción a las cuatro ruedas con reparto independiente del par en cada una de las ruedas hace posible un dinamismo poco previsible en un vehículo que pesa lo que este modelo, casi 2.500 kilos.

El vehículo ofrece diferentes modos de conducción para adaptarse a las necesidades de cada momento. El más lógico en un coche de este tipo es el Efficiency con el que se reduce al mínimo el consumo de electricidad. También tenemos un modo Comfort o uno Sport, para cuando queremos disfrutar más de la conducción.

placeholder Ofrece una información completa sobre gasto energético y recarga de la batería
Ofrece una información completa sobre gasto energético y recarga de la batería

Pero no hay que olvidar que es un todocamino y por ello ofrece además otros dos modos adicionales de conducción, el Allroad para poder rodar por caminos en buen estado y también un modo Offroad para superar obstáculos más complicados. En estos casos, la suspensión neumática también permite subir la altura de la carrocería para superar mejor esas zonas más delicadas y evitar golpes en la parte baja del vehículo.

Otro aspecto destacado en su manejo es que incorpora levas en el volante. Lógicamente no son para cambiar de marcha, puesto que este vehículo solo tiene una marcha. Las levas se utilizan para controlar el grado de regeneración de energía, y resultan muy interesantes para un recorrido como el de nuestra toma de contacto. Normalmente, en un vehículo de este tipo, si queremos rodar un poco rápido en una zona de muchas curvas hay que usar mucho el freno. En este caso la alternativa es uno o dos toques en la leva de la izquierda para aumentar el grado de regeneración lo que permite aumentar la recarga de la batería, que siempre viene bien, y reducir el desgaste de los frenos.

Nuestro recorrido de pruebas no era el ideal para un coche tan grande y pesado como este, pero su comportamiento dinámico es excelente, a lo que contribuye ese centro de gravedad muy bajo y ese par disponible desde el momento mismo en el que aceleramos y que se reparte de forma independiente y rápida entre las cuatro ruedas cuando se hace necesario. O solo entre las ruedas traseras cuando hacemos una conducción más suave por una autopista

La gama del Audi e-tron Sportback se centra en dos modelos, los 50 y 55, a los que pronto se añadirá una variante aún más deportiva, el Sportback S, con su potencia aumentada hasta los 503 CV. Pero volvamos a la gama que ya está a la venta. El e-tron 50 incorpora dos motores con una potencia combinada de 313 caballos y una batería de 71 kWh, lo que le permite una autonomía homologada de 345 km. El otro modelo es el 55, con 408 caballos de potencia combinada y una batería de 90 kWh. Con ello su autonomía llega hasta los 445 km. La diferencia de precio entre ambos modelos es de 12.640 euros.

La gama cuenta con cuatro niveles de terminación, que están disponibles en ambos modelos. El punto de partida es el básico con un precio de partida de 75,430 euros sin incluir descuentos ni plan Moves. Tiene un equipamiento muy completo, con llantas de 19 pulgadas y suspensión neumática, entre otros muchos elementos.

El siguiente paso es el Advanced que supone un incremento de 6.210 euros e incluye llantas de 20 pulgadas, Audi Virtual Cockpit Plus, cámara de marchas atrás. El siguiente acabado es el S-Line, con un aspecto más deportivo. Supone un sobreprecio de 4.200 euros respecto al Advanced e incluye asientos en acabado alcantara, paquete S-Line exterior e interior y suspensión neumática deportiva,. Y por último el Black Line que aporta detalles de terminación en color negro, parrilla igualmente en color negro y unas llantas exclusivas de 20 pulgadas. El sobrecoste es de 1.500 euros respecto al acabado S Line.

Coches Coche eléctrico Todocamino Audi Tecnología Venta
El redactor recomienda