ESTRENA LA PLATAFORMA MEB DE COCHE ELÉCTRICO

Al volante del Volkswagen ID.3, el coche eléctrico del futuro

Modelo compacto de gran serie y 100% eléctrico con hasta 549 kilómetros de autonomía

Con la llegada del Volkswagen ID.3 comienza una nueva era para la marca alemana al ser un vehículo 100 % eléctrico pensado y desarrollado solo para ser un coche eléctrico, con el objetivo de tener un balance neutro de emisiones de CO2 en todo su ciclo de vida. Hemos podido hacer una primera toma de contacto con el nuevo modelo, que sin duda representa la referencia para el futuro de la automoción.

Hace ya muchos meses que no se habla más que de electrificación, de coches eléctricos o híbridos enchufables. Pero en la mayor parte de las casos, son soluciones intermedias de cara a la electrificación del futuro. Sin embargo este ID.3 es el primer modelo desarrollado exclusivamente para ser eléctrico, con una plataforma exclusiva para vehículos eléctricos y que se producirá a gran escala en factorías destinadas solo al coche eléctrico.

Con este revolucionario Volkswagen ID.3 hemos podido hacer una primera toma de contacto y el resultado es realmente espectacular. Por un lado ofrece un comportamiento 100 % eléctrico en todo tipo de circunstancias, Se puede conducir tanto en ciudad como por carretera, ofreciendo en todos los casos el máximo dinamismo y un comportamiento dinámico realmente destacable. Pero, lo que es mucho más importante, también permite una conducción relajada, sin ruidos, sin emisiones y con la facilidad de solo tener que pisar el acelerador o el freno.

El principal problema de los coches eléctricos es la falta de autonomía de sus baterías. Este ID.3 también resuelve este aspecto. Tiene una autonomía que llega hasta los 549 km en el ciclo de homologación WLTP. O lo que es lo mismo, que con una conducción tranquila en ciudad se pueden hacer en ciudad más de 600 km sin tener que recargar. Estas cifras corresponden a la versión tope de gama con la batería más grande, de 77 kWh. Si a todo esto sumamos que el vehículo estará disponible por debajo de los 30.000 €, con la versión básica que se lanzará la próxima primavera, sin duda tenemos el coche eléctrico a comprar.

Estilo minimalista en el interior del Volkswagen ID.3
Estilo minimalista en el interior del Volkswagen ID.3

En esta ocasión les quiero hablar de su comportamiento dinámico, ya que hemos podido hacer una primera toma de contacto con el vehículo. La hemos hecho con el First Edition Plus, un modelo que ofrece una potencia de 204 caballos y una batería de 54 kWh, junto a un equipamiento específico de esta serie de lanzamiento. Este equipo mecánico, 204 CV y 54 kWh, es el que desde ahora se posiciona como el de acceso a la gama ID.3, y con un precio, sin descuentos ni plan Moves, de 36.145 euros.

Su interior ofrece una muy buena habitabilidad, propia de un coche del segmento superior. Para entendernos de una manera sencilla, digamos que el ID.3 es un coche del tamaño de un modelo compacto, como el Golf, con la distancia entre ejes de un modelo del segmento superior, como es el Passat, pero al mismo tiempo con el radio de giro y la manejabilidad de un Polo.

Su puesto de conducción es muy sencillo, sobre todo su cuadro instrumentos y su palanca de cambios. Esta última, al ser un coche que no tiene cambio de marchas, solo es un selector para circular hacia delante o hacia atrás o activar la posición de Parking. Todo ello lo tenemos en un mando a la derecha del cuadro de instrumentos y muy próximo al volante. Es solo una palanca que se gira hacia la derecha o hacia la izquierda y un botón para la posición parking.

En el cuadro instrumentos tan solo la indicación de la velocidad, la del navegador y en la parte inferior un indicador de la autonomía y la eficiencia de la conducción. Cuando pisamos el acelerador se ilumina en color azul mientras que cuando se retiene y recuperamos energía se pone de color verde. Y por supuesto, el valor de la autonomía en kilómetros, el tema clave en todos los vehículos eléctricos.

Estamos preparados para comenzar nuestra ruta de pruebas, solo seleccionamos la "D" en la palanca y aquello empieza a funcionar. Tenemos acelerador y freno y podemos comprobar que las aceleraciones son muy rápidas, sobre todo si pisamos fuerte el acelerador. Entonces, la aceleración es como la de un deportivo, pero sin ruido.

Este es el sector de marcha, a la derecha del cuadro de instrumentos.
Este es el sector de marcha, a la derecha del cuadro de instrumentos.

Me ha sorprendido mucho lo silencioso que es el coche en todo tipo de utilización. Tanto en ciudad como en un tramo de la M 30 en el que se podía circular hasta 90 km/h. Incluso en una zona de carretera con curvas, donde queda muy clara la diferencia entre un coche normal transformado en eléctrico, como por ejemplo el Volkswagen e-Golf de la anterior generación y este coche pensado solo para ser eléctrico.

Es muy destacable su gran dinamismo, cómo podemos estar circulando tranquilos por una carretera y con una simple presión sobre el acelerador el coche vuelve a coger velocidad de manera casi inmediata. Este ID.3 es un vehículo de motor y propulsión traseros, lo que también le hace diferente en su conducción a la mayor parte de los coches actuales. Aunque la clave de su comportamiento dinámico está en esa batería situada en el centro del vehículo y en la parte más baja, muy pegada al suelo.

Les he hablado de dinamismo, de agilidad, de fuertes aceleraciones, pero creo que la clave de este modelo, es otra, es la tranquilidad, la serenidad en su utilización. Saber que no hay que estar pendiente del cambio, del cuentavueltas que solo hay que ir pendiente de la conducción, de los otros coches o de los semáforos.

En este sentido cuenta con un sistema de gestión por voz muy bueno para reducir al máximo el estrés. Solo hay que decir ¡Hola ID! y comienza una conversación muy sencilla con el vehículo. Y con la utilización de palabras muy diferentes, no solo términos concretos como subir temperatura o subir el volumen. Va mucho más allá y se puede decir algo como tengo frío o calor, o llévame a un restaurante italiano...

He conducido muchos vehículos eléctricos desde hace años y nunca he tenido una sensación como la de este vehículo. No es un modelo caro y sofisticado como un Tesla, tampoco es un vehículo eléctrico como los nuevos del grupo PSA basados en un modelo pensado para ser diesel o gasolina. Sin duda, con este nuevo ID.3 llega la revolución del coche eléctrico.

A la venta

El ID.3 ya está a la venta pero solo con las versiones de motor más potente, 204 CV y dos opciones de batería, la mediana de 54 kWh (con 425 km de autonomía homologada) y la grande con 77 kWh (549 km). En los próximos meses llegarán las opciones con motor menos potente (desde 145 CV) y también la opción de batería más pequeña, de 45 kWh (330 km de autonomía). Y también en 2021 llegará la variante GTX con tracción a las cuatro ruedas gracias a sus dos motores.

A partir de ahora habrá que empezar a hablar de otra manera en relación con el automóvil, porque este modelo supone solo un primer paso de la revolución del coche eléctrico. Llega una amplia gama de nuevos vehículos, la familia ID de Volkswagen. Todos ellos tendrán la misma plataforma eléctrica, la MEB que es la clave de esta revolución.

Tras el comienzo de la venta del ID.3, en solo unos meses llegará el ID.4 que sobre la misma plataforma eléctrica desarrolla un concepto todocamino de dimensiones compactas y por supuesto 100 % eléctrico. Y pronto llegarán opciones con carrocería deportiva o familiar, monovolumen, todocamino de otras dimensiones y hasta un gran monovolumen heredero de aquel legendario Bulli. Y todos ellos basados en la plataforma MEB.

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios