PRUEBA del AUDI A8 50 TDI

Por qué el Audi A8 es la berlina favorita de los empresarios (y los grandes viajeros)

Una berlina de 5,13 metros con motor diésel de 286 caballos y etiqueta ECO que ofrece el máximo confort para viajar. Este es el escaparate del nuevo Audi A8

El Audi A8 es una de las grandes berlinas de lujo de referencia en el mercado. Ofrece el máximo confort en las plazas traseras, en un coche que está pensado básicamente para circular en esa zona del vehículo. Un modelo para los grandes empresarios y ejecutivos que viajan habitualmente con un conductor, pero también es un vehículo con el que poder viajar de manera rápida y segura en todo tipo de circunstancias.

El Audi A8 lleva años siendo una referencia de este mercado, en el que aportó la tracción a las cuatro ruedas, pero sobre todo añade el máximo confort para los ocupantes. Ahora, además, en esta nueva generación de la berlina alemana aporta la tecnología más avanzada. Esta cuarta generación del vehículo añade tecnología de conducción, de confort y de conectividad.

Para hablar de lo relacionado con la conducción, quizá lo más destacable es que se trata de una versión 'mild hybrid' con su batería de 48 voltios. Gracias a este sistema, permite circular por carretera con el motor apagado cuando no se requiere potencia, lo que permite ahorrar en consumo y también viajar más tranquilo. Además, le proporciona la etiqueta ECO de la DGT, con las ventajas que esto conlleva.

La versión que hemos probado es la variante diésel, el A8 50 TDI, con un motor de 286 caballos que permite la mejor dinámica de marcha. Una velocidad máxima de 250 km/h autolimitada, es un coche muy rápido, pero al mismo tiempo con un consumo homologado en el ciclo WLTP de solo 6,9 litros. Y eso pesa, que se trata de una berlina de más de dos toneladas de peso. Si buscamos un consumo real, entonces estaremos en unos ocho o nueve litros circulando a velocidades legales, que es la única manera de circular. Este motor va asociado con el cambio automático de ocho marchas y con la tracción quattro siempre.

He podido hacer más 600 kilómetros con este vehículo y lo que no me queda muy claro es si se va mejor delante, en el asiento del conductor, o en las plazas traseras. Delante, el puesto de conducción es espectacular: una gran pantalla como cuadro de instrumentos, otra gran pantalla en la consola central, una pantalla por debajo para el sistema de climatización. Y por si todo esto fuera poco, un gran 'head up display'. Con ello, la información es muy completa y fácil de entender.

Pero lo que más me ha gustado es el sistema de gestión por voz de los diferentes comandos del vehículo, muy rápido y efectivo. La complicación que siempre supone poner una dirección en el navegador, en este caso, no existe. Solo hay que apretar el botón del control por voz en el volante y decir dónde queremos ir. Nos aparecerán en la pantalla de la consola varias direcciones de los diferentes sitios entendidos por el sistema y solo con presionar el que queremos, el coche comenzará el guiado. Y lo mismo para escuchar la radio, para subir o bajar la temperatura.

La otra opción es viajar en las plazas traseras, que también es una magnífica experiencia. En la configuración de nuestra unidad de pruebas, contaba con un asiento trasero ajustable en todas las direcciones y también con la opción del masaje. Todo ello se maneja desde una pantalla situada en la parte delantera del reposabrazos central. Eso, unido a la posibilidad de reposacabezas delanteros con pantalla, a la conectividad total mediante un 'router' o a la gestión integral de la climatización en esas plazas, hace que un viaje en esta berlina de lujo sea precisamente eso, un lujo.

El coche mide 5,17m y ofrece una habitabilidad en las plazas traseras realmente destacable, aunque si todavía pensamos que está un poco escaso, se puede adquirir una variante de carrocería más larga, que llega a los 5,30 m, y en la que todo ese espacio añadido es para las plazas posteriores. En cuanto a su maletero, con 505 litros, lo convierte en un gran coche para viajar, en el que caben muchas maletas. El único pero es su precio, que parte de los 100.000 euros.

La gama del Audi A8 es bastante justa, ya que solo se ofrece una variante diésel, la que hemos probado, con 286 caballos, y una versión de gasolina con una potencia de 340 caballos. En ambos casos, emplea un motor de seis cilindros en V. Además, hay dos opciones de carrocería, la variante pequeña de 5,17 m y la versión alargada que llega hasta 5,30 m. A principios del año que viene, se sumará a la gama la opción S8, con un estilo más deportivo. En este caso, empleará un motor de ocho cilindros, de gasolina, con doble turbocompresor, cuya potencia sube hasta los 570 caballos. Un motor que ha sido desarrollado por Porsche.

Ficha técnica

Motor: seis cilindros en V.

Potencia máxima: 286 CV a 3.750 rpm.

Par máximo: 600 Nm desde 1.250 rpm.

Cilindrada: 2.967 cc.

Combustible: gasóleo.

Velocidad máxima: 250 km/h (autolimitada).

Aceleración de cero a 100 km/h, 5,9 segundos.

Caja de cambios: automática de ocho marchas.

Tracción: 4x4 permanente.

Consumo homologado WLTP en ciclo combinado: 6,9 litros.

Dimensiones (longitud/anchura/altura), 5,17 x 1,94 x 1,47.

Capacidad maletero: desde 505 litros.

Peso en vacío: 2.030 kg.

Precio: desde 100.000 euros.

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios