A TRAVÉS DEL CORREO ELECTRÓNICO

"Tu coche ha sido multado con 1.530 euros": la última estafa para robar tus contraseñas

La Dirección General de Tráfico ha avisado a través de las redes sociales del último truco que están utilizando los 'hackers' para intentar hacerse con tods tus credenciales

Foto: Tu coche ha sido multado con 1.530 euros: la última estafa para robar tus contraseñas. (EFE)
"Tu coche ha sido multado con 1.530 euros": la última estafa para robar tus contraseñas. (EFE)

Estás trabajando y, de repente, te llega un correo electrónico. El remitente, la Dirección General de Tráfico; el asunto, una multa. Cuando lees el texto para ver de qué se trata, puedes ver que viene con el membrete de la DGT y del Ministerio de Interior, tu nombre e incluso el modelo de tu vehículo, y se te informa de que has cometido una infracción de tráfico cuya cuantía económica es de 1.530 euros. Pero cuando vas a pulsar en el enlace para ver la denuncia llega el problema.

Las autoridades están informando de que este se ha convertido en el último timo para sacarte dinero, en el que alguien utiliza técnicas de 'phishing' para hacerse con tus credenciales. El mensaje ofrece la apariencia de ser verdadero, pero cuando pulsas en el enlace para descargar la denuncia ver la fotografía en el que se ve cuál es la infracción de tráfico, en realidad lo que estás haciendo es descargar un 'malware' que se hace con todas tus contraseñas.

Ante la oleada de mensajes de este tipo que le están llegando a los usuarios, la DGT se ha visto obligada a anunciar en sus redes sociales que se trata de un timo: "Cuidado, este mensaje que algunos habéis recibido en vuestro correo electrónico es falso, fake. La DGT nunca notifica de esta manera. Solo si te has dado de alta en la Dirección Electrónica Vial podrías recibir un aviso de notificación al que accedes con tu identificación. Y nunca se incluye un enlace de descarga a las sanciones", indica.

¿Cómo podemos distinguir si el 'mail' en el que se nos notifica una multa es oficial o no? Muy sencillo: la DGT no te comunica las infracciones por correo electrónico bajo ningún concepto, sino que lo hace por el método tradicional del correo certificado. Cualquier envío a nuestro correo con este objeto es un intento de 'phishing' o, lo que es lo mismo, un entorno web con la misma apariencia del oficial cuyo único objetivo es conseguir hacerse con nuestras contraseñas.

Si saber que la DGT no envía notificaciones por correo electrónico no es suficiente pista para que no sepamos si la multa que nos ha llegado es real o no, existen dos maneras de certificarlo. La primera, que nos debe hacer desconfiar, es que la dirección de correo (más allá de su nombre) no es oficial; la segunda, y mucho más certera, es acceder directamente a la web de la DGT para comprobar si efectivamente tenemos una 'receta' pendiente.

El 'phishing' se ha convertido en una de las maneras más habituales de hacerse con nuestros datos, incluidos los bancarios. Consiste en el envío masivo de mail con apariencia de reales que, a la postre, no son más que una estafa para conseguir instalar 'malware' en nuestros dispositivos. En caso de recibir un mensaje similar, nunca debes de pinchar en el enlace. No caigas en la trampa y denúncialo a la Guardia Civil para evitar que alguien más despistado pueda sufrir el robo de sus datos.

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios