SEGÚN UN INFORME DE LA OCU

Estas son las multas más habituales en España o por qué los radares no lo son todo

El exceso de velocidad es la primera causa de multa en nuestro país, pues una de cada dos sanciones son por este motivo. Eso sí, no son las únicas razones para ser castigados

Foto: Las multas más habituales en España y por qué se habla de afán recaudatorio. (C. Castellón)
Las multas más habituales en España y por qué se habla de afán recaudatorio. (C. Castellón)

Conducir un vehículo por las carreteras españolas no es nada sencillo. Ya no se trata simplemente de una cuestión de prudencia al volante o de intentar no superar los límites de velocidad, sino que incluso dentro de ciudad debes de conocer dónde puedes aparcar, qué días y, si está permitido, bajo qué circunstancias, algo que no es demasiado sencillo aun conociendo la ciudad. A día de hoy, podemos concluir que las multas de tráfico están a la orden del día.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha sacado un informe analizando cuáles son las multas más habituales en nuestro país y en qué comunidades se dan de manera más asidua, en el que una lectura es clara: en los últimos cinco años, una de cada dos sanciones en España han sido por el exceso de velocidad. Así se desprende de un informe en el que, además, se señala que la cuantía media de estas multas es de 132 euros.

Por tanto, la multa más común dentro de nuestras fronteras tiene que ver con superar los límites establecidos en nuestras carreteras, lo que supone el 50 por ciento del total del último lustro. Pero los datos confirman un elemento más conflictivo: hasta el 30% de las multas se han producido por aparcar de manera indebida (17%), es decir, o en una zona en la que no está permitido hacerlo o donde sí, pero pagando, y el conductor ha olvidado poner el ticket (13%).

En un porcentaje mucho más menor aparecen otra serie de sanciones, como conducir por una zona restringida exclusivamente para residentes (4%), saltarse un semáforo en rojo (3%) o aparcar en doble fila (3%). El restante diez por ciento de sanciones se deben a otro tipo de castigos. Y, desde la OCU, se critica duramente el "afán recaudatorio" de los ayuntamientos, especialmente por las multas impuestas por las limitaciones para aparcar dentro de la ciudad.

"Las multas reflejan en buena medida las conductas imprudentes al volante, pero también las políticas de movilidad de los ayuntamientos, centradas en muchos casos en la restricción del tráfico en el centro de la ciudad y que se trasladan al conductor en todo tipo de limitaciones para aparcar. Es en este apartado donde observamos un mayor aumento de las sanciones (cuya influencia sobre la seguridad vial es nula). De hecho, las multas municipales, en zonas restringidas a residentes o con tique, suponen ya más de la mitad de las que recibe un conductor. Sobre todo en poblaciones de la Comunidad de Madrid, la Comunidad Valenciana o Cataluña", indica la OCU.

La OCU hace hincapié en que el afán recaudatorio se nota, especialmente, en las escasas medidas de control en las carreteras secundarias -los lugares en los que se producen mayor número de muertes al volante, un 55%- con respecto al exceso de celo dentro de las ciudades. Y, además, considera que la fórmula municipal de reducción del importe por pronto pago -perdiendo el beneficio en caso de recurso- indica que los consistorios se aprovechan de ello.

"En definitiva, estos datos revelan una preocupante falta de control en carreteras convencionales y sobre conductas especialmente peligrosas, como la ingesta de alcohol o el uso del móvil. De hecho, la mitad de los encuestados opina que deberían aumentarse las acciones de control sobre los conductores", indica la OCU. Es cierto que alcohol y móvil solo supone el 2% del total de multas, pero todo indica que será la gran lacra de los próximos años.

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios