PRUEBA HONDA CR-V 1.5 VTEC 173 CV

Honda CR-V, el coche ideal para las familias aventureras en busca de seguridad

El Honda CR-V ofrece un completo equipamiento de ayudas a la conducción, un amplio habitáculo y como opción el 4x4 y el cambio automático CVT. Es un coche perfecto para viajar

El Honda CR-V siempre está entre los modelos más vendidos a nivel mundial, aunque no es tan conocido en España, porque ofrece desde hace años un buen compromiso entre un habitáculo amplio y muy confortable, un buen maletero y unas condiciones de utilización que le permiten alguna salida por pistas y caminos en buen estado. Pero, sobre todo, es un coche muy seguro que ofrece un completo equipamiento de seguridad que es de serie desde el acabado de acceso.

La versión que hemos probado del CR-V en esta ocasión es la variante de acceso a la gama. Es decir, con el motor pequeño de gasolina de 173 caballos y 1,5 litros de cilindrada. Una potencia más que suficiente para mover el coche con bastante agilidad. No es un coche muy deportivo, no es el objetivo buscado, pero sí es un vehículo realmente útil y utilizable en el día a día, con unos consumos bastante razonables y con un muy buen comportamiento dinámico.

Honda es una compañía muy tecnológica que ofrece en todos sus modelos un completo equipamiento, tanto de seguridad como en confort para sus ocupantes. El control de crucero adaptativo, la asistencia de aparcamiento o el frenado de emergencia, entre otros, son de serie, lo que lo posiciona muy bien dentro del mercado todocamino.

Lógicamente, esta versión que hemos probado no se adapta mucho a una utilización campera, por su poca altura libre al suelo, pero también por su tracción delantera. La diferencia de precio con respecto a la variante 4x4 supone un sobreprecio de esta última de 3.400 euros y es una opción que está disponible con este motor. Sin embargo, si lo que buscamos es un buen coche para poder circular también fuera del asfalto, como un valor añadido para un buen coche para viajar en familia, entonces deberemos apostar por la opción más potente de la gama.

En este caso, tendremos una variante de 193 caballos, pero basada en el mismo motor de 1,5 litros, que incluye de serie dos elementos importantes como son la mencionada tracción a las cuatro ruedas y también el cambio CVT. Este es un cambio automático, de tipo convertidor de par, pero con un funcionamiento muy mejorado con respecto a las generaciones anteriores del modelo, lo que permite una utilización más racional. Además, se reducen bastante esas aceleraciones en vacío cuando intentamos acelerar rápido.

Es un vehículo de 4,60 metros, pero muy bien aprovechado, que ofrece un habitáculo muy generoso y bien repartido. Las plazas traseras son muy amplias, tanto en espacio para las piernas como en la cota de anchura, ya que el coche mide 1,85 metros. Además, cuenta con un maletero que se posiciona entre los mejores de su segmento, con 561 litros.

Tecnología

El motor sorprende positivamente. Si antes de empezar a conducir pensamos que es un coche de 1.500 kilos de peso, bastante grande, y analizamos que su motor es un cuatro cilindros de solo 1,5 litros, puede parecer que es un motor escaso. Pero gracias al empleo del turbocompresor, ofrece una muy buena elasticidad, ya que su par máximo está disponible desde solo 1.900 vueltas y llega, con ese mismo valor máximo, hasta las 5.000 revoluciones. Eso hace que el cambio se utilice poco, si se hace una conducción más o menos tranquila y racional. Pero, además, su posición, la de la palanca de cambios, es perfecta. Sin duda, una de las virtudes de todos los modelos de Honda, sea cual sea, es el magnífico manejo de su caja de cambios en las variantes manuales. En este caso, va situada en un apéndice de la consola central, bajo la pantalla central, y tiene un manejo rápido y muy preciso. Y, salvo que se hagan las cosas mal, es realmente difícil cometer un error con el cambio.

Este CR-V es un coche ideal para la familia, pero sobre todo para las familias viajeras, esas que durante la semana están buscando un lugar de destino para la aventura del fin de semana. Para este tipo de usuario, el CR-V es un coche perfecto, ya sea en esta variante de acceso con el motor de 173 caballos y el cambio manual de seis marchas, cuyo precio es de 30.000 euros, o bien la versión más completa con el motor de 193 caballos, la tracción 4x4 y el cambio automático. En este caso, hablamos de 40.000 euros, una diferencia de precio importante pero con la que se gana mucho en su funcionamiento. Y para los que necesiten además un coche con la etiqueta eco, la marca Honda ofrece una variante híbrida magnífica, que supera todas las expectativas con esta mecánica, en la que se combinan de manera muy innovadora un motor de gasolina con dos motores eléctricos, y todo ello gestionado con un cambio automático.

Ficha técnica

  • Motor: cuatro cilindros en uve.
  • Potencia máxima: 173 CV a 5.600 rpm.
  • Par máximo: 220 Nm desde 1.900 rpm.
  • Cilindrada: 1.498 cc.
  • Combustible: gasolina.
  • Velocidad máxima: 210 km/h.
  • Aceleración de cero a 100 km/h: 9,2 segundos.
  • Caja de cambios: manual de seis marchas.
  • Tracción: delantera.
  • Consumos homologados (urbano/ extraurbano/ mixto): 7,4/ 5,6/ 6,3 litros.
  • Dimensiones (longitud/anchura/altura): 4,60 x 1,85 x 1,67.
  • Capacidad maletero: 561 litros.
  • Peso en vacío: 1.500 kg.
  • Precio: desde 30.500 euros.
Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios