DISPONIBLE CON TRACCION DELANTERA O 4X4

Honda estrena una innovadora tecnología híbrida en el CR-V

Ofrece un equipo motriz de 184 caballos y un consumo homologado de 5,3 litros en un todocamino grande que concede la pegatina de ECO para poder transitar por las ciudades

Foto: Honda, una marca muy tecnológica, lanza un nuevo concepto de híbrido en su todocamino CR-V.
Honda, una marca muy tecnológica, lanza un nuevo concepto de híbrido en su todocamino CR-V.

Honda amplía la gama de su todocamino más vendido, el CR-V, con la llegada de una variante híbrida que se adapta a las nuevas limitaciones al tráfico en el centro de las ciudades y a los protocolos por alta contaminación de ciudades como Madrid. Un coche con etiqueta “ECO” y un innovador sistema híbrido que está disponible en el mercado español desde 34.200 euros.

Honda tiene una larga tradición en el desarrollo y producción de vehículos con tecnología híbrida como el primer Insight. Ahora, lanza al mercado español este CR-V Hybrid, que se convierte en el primer todocamino de la compañía en incorporar esta tecnología de propulsión en el mercado europeo. Y también un coche muy innovador por su caja de cambios.

Este vehículo, que viene a completar la gama del CR-V ya disponible en el mercado español, incorpora una tecnología avanzada de propulsión híbrida, el denominado Intelligent Multi-Mode Drive. Este sistema cuenta con un potente motor eléctrico y con una motorización de gasolina con ciclo Atkinson para permitir un consumo reducido. Además, cuenta con una batería de iones de litio para mejorar su autonomía y una innovadora transmisión fija.

El sistema de propulsión híbrido permite que el CR-V obtenga, en la versión de tracción delantera, unas emisiones de CO2 de 120 gramos, lo que supone un consumo homologado de 5,3 litros a los 100 kilómetros. Eso en un vehículo con una potencia utilizable de 184 caballos.

Mandos del cambio del nuevo CR-V Hybrid.
Mandos del cambio del nuevo CR-V Hybrid.

El CR-V Hybrid tiene un motor de gasolina de ciclo Atkinson de 145 caballos, mientras que el motor eléctrico proporciona 184 CV. Esta es también la potencia máxima utilizable por el sistema híbrido. El todocamino japonés, gracias a este equipo motriz, es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 8,8 segundos (con tracción delantera) y puede circular hasta una velocidad máxima de 180 km/h.

Los controles del selector de conducción del nuevo Honda CR-V Hybrid se encuentran en la consola central, con un diseño que emplea un selector de transmisión compacto similar a un pulsador, en lugar de la palanca convencional. Para seleccionar las funciones de conducción, aparcamiento y punto muerto sólo hay que pulsar un botón, mientras que la función de marcha atrás requiere tirar del pulsador. El modo “Sport”, que puede activarse a través del selector de conducción, permite una mayor respuesta del acelerador en el sistema híbrido. Si la batería cuenta con un nivel de carga suficiente, también se puede seleccionar el modo completamente eléctrico EV con sólo pulsar un botón, logrando una autonomía de 2 kilómetros de conducción sin emisiones.

Tras el volante se encuentra un panel de instrumentos completamente nuevo, con una pantalla digital de información para el conductor de siete pulgadas, flanqueada por el indicador del estado de carga de la batería y del indicador de nivel de combustible. Además, el conductor puede configurar lo que ve en dicha pantalla, instrucciones de navegación, contactos del teléfono móvil, información del audio o el estado del sistema de tracción a las cuatro ruedas.

Modos de conducción

El coche ofrece diversos modos de conducción: EV Drive, en el que la batería de iones de litio alimenta el motor de propulsión eléctrica directamente; Hybrid Drive, en el que el motor de gasolina suministra energía a un segundo motor-generador eléctrico, que transmite a su vez energía a las ruedas a través del motor de propulsión eléctrico; y Engine Drive, donde el motor de combustión proporciona la transmisión directamente a las ruedas a través de un mecanismo de bloqueo del embrague.

Normalmente, en un entorno urbano, el CR-V Hybrid cambia entre el modo Hybrid Drive y el modo EV Drive para conseguir una eficiencia óptima. En el modo de propulsión híbrida, la energía sobrante del motor de combustión se emplea para recargar la batería mediante el generador. El modo Engine Drive es la configuración más eficiente para la conducción a altas velocidades en vías rápidas. A una velocidad de crucero de 60 km/h, el CR-V Hybrid normalmente funcionará con propulsión eléctrica (Ev Drive) más de la mitad del tiempo.

Un todocamino grande pero con un consumo ajustado.
Un todocamino grande pero con un consumo ajustado.

Un aspecto innovador del nuevo CR-V Hybrid es su transmisión. En lugar de utilizar una convencional, cuenta con una única relación de engranaje fijo, lo que permite una transferencia de par más suave y una notable reducción de rozamiento. Esta configuración hace que el sistema de Honda sea más compacto y refinado que el de tipo CVT que suelen incorporar otros automóviles híbridos.

La distancia libre al suelo se ha aumentado hasta los 182 mm en las versiones híbridas equipadas con tracción delantera y hasta los 192 mm en las versiones híbridas con tracción total. Estos incrementos proporcionan una ganancia de 27 mm respecto al CR-V anterior.

El sistema de tracción total emplea un embrague multidisco que conecta un eje propulsor al diferencial trasero, que está operado por un motor eléctrico que impulsa una bomba hidráulica. Su diseño ligero y su ahorro de combustible ofrecen el equilibrio perfecto entre rendimiento, mayor capacidad y seguridad, tanto en la carretera como fuera de esta, sin añadir peso innecesario. Cuando la transferencia de par a las ruedas traseras no es necesaria, por ejemplo, cuando se circula a alta velocidad, el eje propulsor se desacopla, para reducir la resistencia mecánica.

Las modificaciones realizadas en el software del sistema AWD permiten enviar hasta un 60 % de par a las ruedas traseras cuando es necesario, y un incremento general del par a todo el sistema (un 10%, hasta los 550 Nm). El resultado es la mejora del rendimiento en condiciones de poca tracción, y una mayor capacidad de respuesta en las pendientes ascendentes.

El Honda CR-V puede contar con un alto contenido de equipamiento en materia de seguridad con elementos como el sistema de prevención y mitigación de impactos, el avisador de colisión frontal, el avisador de cambio involuntario de carril, el sistema de aviso y prevención de cambio involuntario de carril, el control de crucero adaptativo inteligente o el sistema de asistencia inteligente de velocidad, entre otros. Ayudas incluidas en el completo sistema Honda Sensing, que es de serie en toda la gama.

Este vehículo se puede adquirir en el mercado español con un precio de partida de 34.200 euros para el acabado Comfort con tracción delantera, mientras que la versión más alta de gama, la Executive 4WD cuesta 46.850 euros.

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios