CUATRO MILLONES DE EUROS DE PRECIO EN ESPAÑA

La edición superespecial del Aston Martin de James Bond con los 'gadgets' de la película

Las réplicas del mítico coche que condujo Sean Connery en 'Goldfinger' tendrán el mismo color abedul platead, las ametralladoras, las matrículas giratorias o la placa antibalas trasera

Foto: Construcción artesanal en esta serie limitada a solo 25 unidades.
Construcción artesanal en esta serie limitada a solo 25 unidades.

Cincuenta y cinco años después del estreno de la película 'Goldfinger' del agente 007, Aston Martin está preparando una serie superespecial del legendario DB5 del agente secreto equipadas con los gadgets más conocidos. Serán 25 unidades nuevas e idénticas al vehículo conducido por el actor Sean Connery interpretando a James Bond en la película más famosa de la saga.

Estos exclusivísimos automóviles presentarán una apariencia muy similar a los del film de 1964, pero con algunas mejoras técnicas para garantizar la máxima seguridad en su utilización. Los 25 nuevos DB5 irán provistos de una serie de dispositivos para hacer frente a ‘los malos’ como los que empleaba James Bond.

Sistema de la ametralladora escondida en la luz delantera.
Sistema de la ametralladora escondida en la luz delantera.

Estos nuevos DB5 se diseñarán en colaboración con EOB Productions, la productora de la saga 007, y han sido desarrollados por el gurú de los efectos especiales y ganador de un Oscar Chis Corbould, que trabaja en esta ocasión para llevar la legendaria ficción al mundo real.

El DB5 incluido en la película 'Goldfinger' montaba un 'equipamiento opcional' que incluía ametralladoras bajo los intermitentes, una pantalla trasera retráctil de acero a prueba de balas, un sistema para derramar aceite muy resbaladizo en el suelo... Las 25 exclusivas unidades del DB5 Goldfinger estarán configuradas para presentar una gama similar de equipamiento de serie. Aunque, por supuesto, no todos pueden ser tan reales como parece serlo en la película.

Cada uno de los 25 nuevos DB5 incorporará algunos 'gadgets' exclusivos, entre los que no faltarán las matrículas giratorias delanteras y traseras, réplicas de ametralladoras, protector trasero resistente a las balas, un sistema simulado de lanzamiento de aceite deslizante, arietes delanteros y traseros...

En el interior, el conductor puede disfrutar, entre otros extras sacados de la película de cine, de una pantalla con mapa simulado de seguimiento por radar, teléfono en la puerta del conductor, botón de accionamiento de los dispositivos, armas de ficción ocultas debajo del asiento y guantera. Lo que no tiene, o al menos la compañía británica no ha dicho nada de ello, es el asiento eyectable con el que poder librarse de un pasajero molesto...

"El principal desafío para desarrollar este serie tan exclusiva ha sido recrear los dispositivos del cine y transferirlos a un producto de consumo. Tenemos licencia en el mundo del cine para simular algunos aspectos bajo condiciones controladas. Por ejemplo, podríamos tener cuatro coches distintos para acomodar cuatro 'gadgets' diferentes. Obviamente, en los nuevos DB5 no tenemos ese lujo, ya que todos los dispositivos tienen que funcionar en el mismo coche todo el tiempo", cuenta Chis Corbould, responsable del desarrollo de estos vehículos de producción.

Aspecto de la primera unidad del DB5 Goldfinger.
Aspecto de la primera unidad del DB5 Goldfinger.

El especialista en efectos especiales de cine explica algunas de las dificultades que se han encontrado a la hora de reproducir fielmente el DB5 de James Bond: "Incluir las pistolas de las luces delanteras fue todo un desafío particular, ya que en el mundo del cine podemos usar mezclas de gases inflamables combinadas con un sistema de encendido para producir un efecto de llama y ruido. Claramente, esto no puede hacerse en el mundo real, por lo que hemos ideado un nuevo sistema para lograr un efecto bastante realista".

Los nuevos modelos serán reproducciones auténticas del DB5 visto en la pantalla, con algunas modificaciones para garantizar los más altos niveles de calidad. Del mismo modo, su carrocería irá pintada como los coches originales, con un tono abedul plateado.

Esta nueva y especialísima serie destinada a coleccionistas se fabricará en el edificio histórico de Aston Martin Works, el centro de la marca durante más de medio siglo y el lugar donde se fabricaron las 898 unidades del DB5 original, un modelo que estuvo en producción entre 1963 y 1965. Cada DB5 Goldfinger de esta serie exclusiva de coleccionistas tendrá un precio antes de impuestos de 2,75 millones de libras esterlinas, unos 3,1 millones de euros. En el caso de España, con el pago de los impuestos correspondientes, un 35,5 %, pasará de los cuatro millones de euros. Todas las entregas a sus propietarios se realizarán a lo largo del año 2020.

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios