SEAT FUE LA MARCA QUE MÁS CRECIO, UN 10,5%

Así fue el récord de ventas de Volkswagen (y de SEAT) pese al caos del diésel

En 2019 el grupo alemán Volkswagen lanzará sus modelos compactos, los nuevos Audi A3, Seat León, Volkswagen Golf y Skoda Scala

Foto: A las siete generaciones del Golf, el más vendido de la marca en su historia, se sumará en 2019 una nueva generación.
A las siete generaciones del Golf, el más vendido de la marca en su historia, se sumará en 2019 una nueva generación.

El grupo alemán Volkswagen logró en 2018 un nuevo récord histórico de ventas con 10,83 millones de vehículos entregados a nivel mundial, lo que supone un crecimiento del 0,9%. Todo ello dentro de un contexto complicado en Europa, con la entrada en vigor del nuevo sistema de homologación WLTP y a la reducción de las ventas de vehículos diesel en las que el grupo es muy fuerte.

Durante el año 2018 el consorcio alemán ha crecido en las entregas y también en su cuota de mercado en algunas regiones importantes, como Suramérica, Europa o Estados Unidos, pero sobre todo en China, que es el primer mercado mundial del automóvil. Sin duda la clave de este éxito de las entregas a clientes se debe a la ofensiva de producto y la llegada de los nuevo modelos de tipo todocamino.

Entre las marcas, sin duda el mejor resultado del grupo es el logrado por Seat, cuyas ventas crecen un 10,5% y superan por primera vez en su historia las 510.000 unidades en un año. En concreto, fueron 517.600 vehículos Seat vendidos durante el 2018.

Adversidades en 2019

En cualquier caso, los resultados del grupo son buenos. Así los calificaba Christian Dahlheim, responsable de ventas del grupo, al señalar que "estamos muy satisfechos con este gran resultado en 2018. Ante los volátiles acontecimientos geopolíticos, nuestro negocio volverá a afrontar fuertes adversidades en 2019. En mi opinión, el Grupo Volkswagen está bien posicionado para superar los próximos retos. Miramos al futuro con optimismo”.

Por ello, el grupo Volkswagen se está preparando para afrontar un futuro complicado en este 2019 y en los próximos años, donde la electrificación y la conducción autónoma serán las claves en su desarrollo. El año 2019 supone para el grupo alemán un gran reto dentro del segmento compacto en el que se integra el Golf. Y es que a lo largo del año las diferentes marcas del grupo, Seat, Audi Skoda o la propia marca Volkswagen, presentarán su nuevo modelo para este segmento tan importante en Europa y en todo el mundo. Con un decalaje de solo unos meses se irán presentando el nuevo Skoda Scala, que será el primero en llegar, pero también el nuevo Golf o un nuevo y revolucionario Audi A3. Y por supuesto el nuevo Seat León. Los cuatro modelos compartirán plataforma, la MQB evolucionada y con nuevas tecnologías para ofrecer vehículos avanzados en el mercado.

La sede de Volkswagen en Wolfsburgo.
La sede de Volkswagen en Wolfsburgo.

Pero sin duda uno de los puntos clave para el sector de automoción es la electrificación. Esta comienza ahora con la llegada del Audi e-tron el primer vehículo 100% eléctrico de la marca de los cuatro aros y que supone el banderazo de salida de la tecnología del futuro. El lanzamiento más importante en este sentido podría llegar a final de año, o en los primeros meses del 2020, con el innovador Volkswagen I.D. Neo. Es un modelo completamente nuevo por diseño y tecnología que tomará el hueco que hasta ahora tenía el Volkswagen e-Golf 100% eléctrico.

Este nuevo modelo tendrá unas dimensiones exteriores similares a las del Golf actual, pero tendrá una habitabilidad mucho mayor. Al ser un vehículo completamente nuevo, en el que se ha partido de cero, no tiene un gran vano motor y las ruedas se posicionan en los extremos de la carrocería, lo que permitirá más habitabilidad. Este importante modelo empleará la nueva plataforma MEB exclusiva para los vehículos nuevos eléctricos del grupo Volkswagen, que los años siguientes llegarán a todas las marcas del consorcio.

Gas natural comprimido

La otra propuesta importante para el grupo Volkswagen también para el 2019 y los próximos años, será seguir ampliando su gama de vehículos equipados con la tecnología de gas natural, en la que la marca española tiene un gran protagonismo. Esta tecnología permite reducir el consumo de carburante, mejorar las emisiones y ofrecer una alternativa a los vehículos diesel, tan criminalizados en los últimos años en Europa.

Las ventas del grupo Volkswagen alcanzaron en 2018 los 10.834.000 vehículos en todo el mundo, lo que supuso un crecimiento del 0,9% respecto a las logradas en 2017. Un resultado sin duda positivo en un entorno complicado por la homologación WLTP, por los problemas con los motores diesel y también por las dudas en torno al Brexit, que han ralentizado algunos mercados.

Dentro de este contexto, la evolución de las diferentes marcas del grupo ha sido muy diferente: mientras que Seat creció un 10,5%, Audi fue la que peor resultado logró, con un descenso del 3,5%. La marca más importante del grupo, Volkswagen Turismos, mejoró sus cifras un 0,2%, logrando una cifra de 6.244.900 vehículos vendidos. En el caso de Audi, cerró el año con 1.812.500 unidades y el mencionado descenso. Skoda, con 1.253.700 vehículos, creció un 4,4%. Seat logró un nuevo record histórico de ventas en 2018, con 517.600 unidades, Porsche creció un 4% hasta 256.300 unidades mientras que la división de vehículos comerciales mejoró su resultado un 0,4% hasta las 499.700 unidades. Man y Scania, las dos marcas de camiones del grupo, crecieron fuerte, respectivamente un 19,6 y un 6,3%.

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios