AL VOLANTE DE LA CUARTA GENERACIÓN DEL BMW X5

Nuevo BMW X5, el más alto y largo de la saga de un todocamino revolucionario

Esta cuarta generación del BMW X5 ofrece la máxima tecnología, un gran dinamismo y muchas opciones camperas para disfrutar de varios paisajes con un mismo vehículo

Foto: El nuevo todocamino de BMW ya está en los concesionarios de la marca en España.
El nuevo todocamino de BMW ya está en los concesionarios de la marca en España.

BMW lanza al mercado un nuevo X5, y lo hace 20 años después del lanzamiento de la primera generación del vehículo. Un modelo muy revolucionario en su momento, que abrió a la marca a un nuevo concepto de coche, el todocamino, que ahora supone uno de cada tres vehículos vendidos por la marca bávara. Además de mejoras tecnológicas y toques de diseño, algo destacable es que es más alto y largo, con un habitáculo más grande.

La cuarta generación del BMW X5 llega el mercado exactamente 20 años después del lanzamiento de aquel primer modelo tan revolucionario, para el que los seguidores de la marca alemana preveían un gran fracaso. Pero 20 años después, BMW ofrece una completa gama todocamino, los conocidos como X, con seis modelos diferentes a los que pronto se unirá el séptimo, el BMW X7. Ni los más optimistas en la marca preveían que tras 20 años de gama X esta acumulara un 35% de sus ventas mundiales.

La marca alemana ha tenido en el año 2018 una verdadera revolución dentro de su gama X, con la llegada a principios de año del X2, un vehículo que representa la versión de acceso a esta gama y con el estilo menos campero de todos. Y ya se ha presentado el nuevo X7, que será el tope de la gama X, aunque sus ventas no se iniciarán hasta el próximo mes de marzo.

Cuadro de instrumentos digital.
Cuadro de instrumentos digital.

Ahora lo que llega a los concesionarios es el nuevo X5, el modelo con el que comenzó esta historia “campera”. Curiosamente para este nuevo modelo, lo más importante es que aporta más posibilidades de uso fuera del asfalto que sus antecesores. Normalmente, un vehículo todocamino lo que ofrece es un estilo diferente, más altura libre al suelo, unas protecciones en los pasos de rueda, y solo en algunos casos también tracción a las cuatro ruedas. Pero normalmente son coches pensados para circular muy bien por carretera y solo en un caso excepcional hacerlo fuera de la misma.

El nuevo X5, que por supuesto va muy bien en carretera, ha ganado mucho en sus posibilidades de utilización fuera del asfalto. Para ello, ofrece opcionalmente un kit Off-Road con el que el conductor puede advertir al vehículo que va a circular por caminos o pistas y de los diferentes tipos de terreno. Esto hace que el propio vehículo ajuste todos los sistemas para conseguir evolucionar sin demasiados problemas por esas zonas. Además incluye unos voladizos delantero y trasero más cortos, con lo que es más fácil superar algún obstáculo.

Un detalle que demuestra sus posibilidades camperas es el de sus buenos ángulos todoterreno. 25° de ángulo de ataque y 22° de salida son cifras muy buenas, como también lo es su altura libre al suelo, de 21,4 cm. Incluso los responsables de la marca alemana hablan de su capacidad de vadeo, de 50 cm, una medida que solo se da para los vehículos de verdad más camperos.

Modo off-road y suspensión neumática.
Modo off-road y suspensión neumática.

Además, ofrece una suspensión neumática que permite variar la altura de la carrocería en hasta 80 mm en función del tipo de terreno por el que se vaya circular. El modo Off Road permite seleccionar entre cuatro tipos de utilización, tierra, arena, roca o nieve. Este programa es una opción que se ve apoyada por el bloqueo del diferencial trasero, lo que hace que este coche sea muy eficaz en el campo si incorpora la opción Off Road.

El BMW X5 también incluye un nuevo lenguaje diseño, manteniendo las líneas clásicas de aquel modelo tan rompedor de 1998 al que los diseñadores le han dotado ahora de un estilo mucho más moderno. Sin duda, lo más destacable es su nueva parrilla frontal activa que se abre o se cierra en función de las necesidades de refrigeración para mejorar su aerodinámica. También destaca por tener unos “riñones” (la clásica forma de la rejilla de los modelos BMW) más grandes y por unos faros de LED, y opcionalmente de láser, más separados de la parrilla.

Mayor habitabilidad interior

El nuevo X5 es más largo y también más alto para ofrecer una mayor habitabilidad interior. Ofrece cinco plazas muy generosas, que además tienen una gran cota de altura, por lo que la sensación de espacio es magnífica. Además, cuenta con un maletero entre los más grandes del mercado, con una capacidad de 650 litros que puede llegar hasta los 1.870 litros si se pliegan los asientos traseros. Opcionalmente, el nuevo X5 ofrece la tercera fila de asientos con lo que dispone de hasta siete plazas.

Un detalle que sorprende mucho es el cuadro de instrumentos, que ahora es una pantalla digital de 12,3 pulgadas totalmente configurable y que permite diferentes aspectos. Lo que más me ha llamado la atención de este cuadro de instrumentos es precisamente que en el modo con dos relojes, para velocidad y cuentavueltas, este último marca en sentido contrario a las agujas del reloj. De la misma forma que ocurre con los últimos modelos de Peugeot. En este caso la aguja del cuenta vueltas está tumbada a la derecha del cuadro con el motor apagado y al encenderlo y acelerar va subiendo hasta la vertical en sentido contrario a las agujas del reloj.

Portón eléctrico de apertura en dos partes.
Portón eléctrico de apertura en dos partes.

Pero sin duda la clave de cualquier modelo de BMW es su máximo dinamismo y su conducción deportiva. Incluso en este modelo, un vehículo muy grande de casi 5 metros y bastante alto, ofrece una dinámica similar a la de un buen turismo. Por supuesto, no hay balanceos de carrocería incluso si circulamos por zonas más viradas, sobre todo cuando se selecciona el modo Sport.

En el momento del lanzamiento, el nuevo X5 llega con tres motorizaciones diferentes. El punto de partida es un gasolina de 6 cilindros con 340 caballos, la versión 40i. La oferta iniciakl se completa con dos variantes diesel, el 30d con una potencia de 265 CV, y por encima una variante de enfoque deportivo, pero con un motor diesel, y por ello firmada con la sigla M. Se trata del M 50d cuya potencia alcanza los 400 caballos, gracias a sus cuatro turbocompresores

La novedad más importante en cuanto a su gama llegará en el segundo semestre del próximo año, cuando se lance al mercado la variante híbrida enchufable. En esta caso se trata del BMW X5 xDrive 45e iPerformance que dispondrá de un motor -específico para este modelo- de gasolina de 6 cilindros en línea. La potencia combinada entre el de gasolina y el eléctrico será de 394 caballos. Sin duda el valor clave de este nuevo modelo será su autonomía en modo eléctrico, para el que la marca anuncia un valor de 80 kilómetros, lo que le situaría como el mayor entre este tipo de vehículos híbridos. En 2020 lo que llegará será el primer modelo todocamino de la gama X con una mecánica 100% eléctrica, el iX3.

Estos son los precios recomendados por la filial española para el nuevo modelo, que ya está en los concesionarios:

  • BMW X5 40i, 340 CV: 72.800 euros.
  • BMW X5 30d, 265 CV: 76.000 euros.
  • BMW X5 M50d, 400 CV: 111.900 euros.
Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios