un todocamino para rutas y la ciudad

La cirugía estética de Mazda a su gigante CX5 se paga, pero da resultados

El CX5 tiene un equipamiento que lo posiciona entre los mejores del segmento, con los principales sistemas de ayuda a la conducción incorporados en esta versión que hemos probado, la más completa

La nueva Mazda está arrasando en el mercado gracias a la llegada de nuevos modelos como el Mazda 2 o el todocamino pequeño CX3, y la renovación estética de otros modelos importantes como la berlina Mazda 6 o el todocamino compacto, el CX5. Este último tiene un equipamiento que lo sitúa entre los mejores del segmento, con los principales sistemas de ayuda a la conducción incorporados en esta versión que hemos probado, la más completa con motorización diésel. Con 4,55 metros se posiciona como uno de los más grandes, por delante del Nissan Qashqai o el Volkswagen Tiguan. La combinación del motor turbodiésel de 175 caballos, algo ruidoso pero muy capaz y eficiente, junto con el cambio automático de seis marchas proporciona un comportamiento excelente. Se echan en falta las levas en el volante, pero por lo demás es un coche interesante aunque algo caro, que se posiciona en lo más alto del segmento.

Ficha técnica Mazda CX5

Motor: 4 cilindros en línea

Potencia máxima: 175 CV a 4.500 rpm

Par máximo: 420 Nm a 2.000 rpm

Cilindrada: 2.191 cc

Combustible: gasóleo

Velocidad máxima: 204 km/h

Aceleración de 0 a 100 km/h: 9,4 segundos

Tracción: A las cuatro ruedas

Consumos homologados (urbano/extraurbano/mixto): 6,4 / 4,9 / 5,5 litros

Dimensiones (longitud/anchura/altura): 4,55 x 1,84 x 1,67

Capacidad maletero: 460 litros

Peso en vacío: 1.575 kg.

Precio: 37.900 euros

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios