Secretos, envíos falsos y rastreadores: así se guardarán las vacunas del covid
  1. Mercados
  2. The Wall Street Journal
se extreman las preocupaciones

Secretos, envíos falsos y rastreadores: así se guardarán las vacunas del covid

Las farmacéuticas planean ya el dispositivo de seguridad de los víales, y van a utilizar envíos falsos y rastreadores 'GPS' para evitar potenciales robos

Foto: Secretos, envíos falsos y rastreadores: así se guardarán las vacunas del covid
Secretos, envíos falsos y rastreadores: así se guardarán las vacunas del covid

Las autoridades sanitarias, los hospitales y las farmacéuticas están almacenando las vacunas contra el covid-19 en lugares secretos seguros y tomando medidas para proteger las dosis frente a una amenaza inminente: el robo.

A medida que las vacunas candidatas se acercan más a su uso, fabricantes como Pfizer utilizarán ‘software' GPS para rastrear la distribución y planean envíos ‘fake’ en camiones ficticios para confundir a los delincuentes. El fabricante de vidrio Corning está equipando los viales con verificación de luz negra para contener las falsificaciones. Y algunos hospitales que se espera estén entre los primeros lugares de vacunación están reforzando los sistemas de seguridad de sus farmacias.

El objetivo, según autoridades de la industria y el sector sanitarios, es proteger las dosis frente a ladrones profesionales que tienen un largo historial de apuntar a medicinas valiosas, y han robado ‘test’ de coronavirus, mascarillas y EPI durante la pandemia.

Foto: 'Rastreadores de covid': ¿Por qué se habla menos de la vacuna?

“Estamos debidamente paranoicos por todo lo que tenga que ver tanto con ciberseguridad como con seguridad física y estamos tomando muchas precauciones para asegurar que ambas están garantizadas”, declara en una entrevista Paul Mango, subjefe de personal para políticas del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EEUU.

El departamento ha acordado que los oficiales estadounidenses escolten los envíos de vacunas, que actualmente están almacenadas en ubicaciones secretas, una vez las dosis estén autorizadas para ser distribuidas, dice Mango.

A pesar de tales medidas, las autoridades de la industria y especialistas en logística temen que las dosis puedan ser vulnerables al hurto en puntos débiles de la cadena de distribución, como en centros de distribución, paradas de camiones y hospitales con medidas de seguridad laxas.

Vacuna del covid. (Reuters)
Vacuna del covid. (Reuters)

Cinco grandes sistemas hospitalarios y varios Estados han declarado en entrevistas que están más centrados en conseguir que se vacune gente suficiente y asegurar las capacidades para guardar las vacunas a las temperaturas extremadamente frías requeridas que en posibles robos. Añaden que planean utilizar medidas de seguridad estándar, como guardar las vacunas con llave en boticas.

“No quieren admitir que es un problema”, afirma Anna Nagurney, profesora de la Universidad de Massachusetts en Amherst que estudia la logística de las cadenas de suministro. “Es otro gasto para ellos”.

Las vacunas candidatas de Pfizer, Moderna y otras empresas se encuentran en su fase final de pruebas. Las dosis podrían estar autorizadas tan pronto como en noviembre o diciembre, según directivos de Pfizer y Moderna.

Foto: Propaganda versus realidad: los grandes obstáculos para las vacunas empiezan ahora

A pesar de que las farmacéuticas han estado produciendo dosis, se espera que los suministros iniciales sean limitados, convirtiendo a las dosis en un bien codiciado.

Las autoridades de la industria y los expertos están preocupados de que estas puedan ser interceptadas por delincuentes sofisticados, gobiernos extranjeros o individuos ansiosos por conseguir la vacuna antes que grupos prioritarios como los trabajadores sanitarios.

“Va a haber gente que quiera tener acceso a la vacuna antes”, dice Juan Andrés, Jefe de Operaciones Técnicas en Moderna, que ha mejorado la seguridad de las instalaciones de fabricación y almacenamiento de su vacuna contra el covid-19. “Yo sí creo que necesita ser protegida”.

Durante los últimos cinco años, acontecimientos globales como el robo y la falsificación de productos farmacéuticos ha crecido cerca de un 70%, según Pharmaceutical Security Institute, grupo comercial.

Los robos son normales en las pandemias. En 2009 un hombre fue detenido en EEUU tras hacerse con 900 dosis de la vacuna A/H1N1 para venderlas

Los robos suceden durante las pandemias. En 2009, la policía local arrestó a un hombre acusado de robar más de 900 dosis de la vacuna de la gripe A/H1N1 en Milwaukee a la entrada de un colegio donde las autoridades administraban la vacuna, y más tarde recuperaron las dosis.

Para proteger los viales, muchos estados señalan que los fabricantes o el gobierno federal enviarán la vacuna directamente a los hospitales y otros puntos de vacunación para reducir el número de paradas. En Illinois, las autoridades sanitarias locales pretenden guardar solo las necesarias para que se usen en dos días.

Los fabricantes de vacunas planean incluir medidas que en los últimos años han ayudado a reducir el robo, incluido el uso de los conocidos camiones ficticios vacíos para despistar a los ladrones, explican autoridades de la industria y expertos en seguridad.

Pfizer, que envía sus vacunas en contenedores creados ex profeso con controles de temperatura, utilizará un programa ‘GPS’ para controlar la ubicación y la temperatura de las dosis, para prevenir desviaciones imprevistas, según una portavoz.

Investigadores en los laboratorios de Pfizer. (Reuters)
Investigadores en los laboratorios de Pfizer. (Reuters)

“La distribución a esta escala con tanto cuidado de un producto tan valioso va a ser un desafío muy importante para la industria”, apunta Shabbir Dahod, director general de TraceLink, cuya tecnología está siendo utilizada por algunos fabricantes para rastrear sus productos en la cadena de suministro.

United Parcel Service dice que planea utilizar una herramienta de seguimiento que identificará las dosis que la empresa está enviando para que pueda monitorizarlas en un radio de dos metros de su ubicación.

Premier, un gran grupo de organización de compras para hospitales, está animando a sus miembros a tratar a las vacunas de covid-19 como sustancias reguladas, que bajo ley federal están obligadas a almacenarse con dos cerraduras distintas y a ser objeto de inventario a mano, dice Soumi Saha, vicepresidenta de defensa de la empresa. “Gran demanda, oferta completamente baja”, opina de las vacunas. “Eso significa extremadamente lucrativas para el mercado negro”.

Como protección añadida, el sistema de hospitales Jefferson Health de Philadelphia planea tener congeladores a temperaturas bajo cero temporales para almacenar vacunas del covid-19 en habitaciones reacondicionadas con cámaras de seguridad, jaulas y autorización con tarjeta, explica Brian Swift, director farmacéutico.

Foto: Vacunas inhaladas más potentes contra el covid: estos proyectos luchan por conseguirla

Sin embargo, algunos hospitales dicen que no planean nada más allá de medidas de seguridad estándar, como almacenar las vacunas en farmacias cerradas que requieran una llave para entrar.

Lo que más me preocupa de la vacuna es el almacenamiento”, dice Debbie Simonson, vicepresidenta de Farmacia del Ochsner Health System de Luisiana, que ha comprado más de 20 cámaras bajo cero y una docena de frigoríficos. “No me preocupa realmente que alguien intente entrar y cogerlas”.

Puede que confiar en protecciones tecnológicas tradicionales no sea suficiente para asegurar las vacunas, según Kevin McDonald, consultor de ciberseguridad en MedSec. Los congeladores y frigoríficos para almacenar las vacunas del coronavirus son especialmente vulnerables a los ciberdelincuentes, asegura, porque tales dispositivos están conectados a redes de datos y tienen un expediente dudoso de una ciberseguridad sólida.

Ciberseguridad Robos Vacunación Coronavirus Industria farmacéutica