Así va a afectar la vacuna a la economía mundial
  1. Mercados
  2. The Wall Street Journal
desigualdad geográfica

Así va a afectar la vacuna a la economía mundial

Algunos países y regiones están mejor posicionados que otros para beneficiarse antes de algunas vacunas

placeholder Foto: EC.
EC.

Conseguir una vacuna que ayude a contener el coronavirus proporcionará un gran impulso a la economía mundial en 2021, pero la distribución geográfica inicial de ese beneficio seguramente dependerá de qué candidata funcione primero.

Las autoridades sanitarias de todo el mundo confían cada vez más en que al menos una de las vacunas ahora en las últimas fases de prueba sea eficaz. Dicen que es posible que una o más estén disponibles para un grupo reducido de personas vulnerables a finales de este año, extendiéndose a más grupos poblacionales durante 2021. Y los economistas cada vez tienen más en cuenta ese despliegue en sus previsiones.

Un grupo de investigadores asociados con el Centro para el Desarrollo Global calculan que hay un 50% de probabilidades de que una vacuna lo suficientemente segura y eficaz aprobada por un regulador riguroso esté disponible para abril de 2021, con un 85% de probabilidad de que eso ocurra a finales de dicho año. Sin embargo, los desafíos de producción indican que seguramente no haya suficientes dosis para cubrir la población mundial antes de septiembre de 2023.

Foto: El candidato a vacuna covid-19 del fabricante chino Sinovac, CoronaVac. (EFE)

De modo que no es probable que una vacuna eficaz vaya a estar disponible en todas partes al mismo tiempo. En la carrera por desarrollar una vacuna, muchos gobiernos han ayudado a financiar la investigación y el desarrollo y se apuntaron para una entrega inicial de un número concreto de vacunas. Ninguno tiene asegurado el acceso a todas las favoritas, y el impacto económico inicial dependerá de cuál de ellas cruce la línea primero.

Esto implica que algunos países y regiones están mejor posicionados que otros para beneficiarse inicialmente de vacunas concretas. Los países desarrollados con dinero para firmar acuerdos con varios desarrolladores de vacunas —sabiendo que algunas fracasarán— recibirán un mayor impulso que la mayoría de economías en desarrollo, que seguramente consigan acceso a las vacunas exitosas más tarde.

Según la Organización Mundial de la Salud, hay 170 posibles vacunas en desarrollo, y 26 están siendo probadas en humanos. Ocho de ellas están cerca de completar la última fase de los ensayos, y algunas seguramente estarán disponibles en 2021.

placeholder Pruebas en una vacuna. (Reuters)
Pruebas en una vacuna. (Reuters)

Según analistas del Deutsche Bank, la candidata con el mayor potencial de distribución está siendo desarrollada en la Universidad de Oxford en colaboración con el fabricante farmacéutico AstraZeneca.

La vacuna Oxford/AstraZeneca es líder por unanimidad, y la mayoría de gobiernos ha asegurado cantidades considerables”, escribieron los analistas del Deutsche Bank a sus clientes. “Si se implementa con éxito, sus beneficios serán distribuidos de forma bastante simétrica en las regiones”.

Es probable que otras vacunas tengan un impacto más limitado geográficamente, al menos al principio. Mientras Reino Unido ha firmado acuerdos con el mayor número de fabricantes, no lo ha hecho con Moderna. Si esa empresa tuviera éxito, Norteamérica seguramente consiga una ventaja. Lo mismo pasa en menor medida con una vacuna desarrollada por Pfizer y su socio alemán Biontech, a pesar de que dicha alianza también tiene acuerdos con varios gobiernos europeos.

Hay otras candidatas que podrían dejar fuera a EEUU. China acoge la mitad de las ocho vacunas en fase final, y su éxito sería más favorable para la segunda economía del mundo y varias economías en desarrollo que para EEUU y Europa. Por ejemplo, si la firma china Sinovac Biotech triunfase, serían especialmente buenas noticias para la economía de Indonesia, ya que el Gobierno ha depositado mucha fe en esa candidata.

La vacunación generalizada es clave para que la economía mundial vuelva a patrones de actividad más normales. Sería de especial ayuda para las actividades que requieren mayor proximidad física, como el transporte público, el entretenimiento en vivo y los restaurantes. También permitiría a muchos trabajadores regresar a sus oficinas, reviviendo las ciudades apagadas por la pandemia.

El Fondo Monetario Internacional ha advertido de que un acceso desigual a las vacunas frenará la recuperación de la economía global, y sin duda la retrasará incluso para aquellos países con acceso a vacunas exitosas. Esa es una visión que comparten otros organismos internacionales.

“El nacionalismo de las vacunas solo perpetuará la enfermedad y prolongará la recuperación global”, declara Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS.

Eso no significa que los países que no estén en primera línea para implantar las vacunas exitosas serán totalmente ignorados por la recuperación económica. La simple posibilidad de que una vacuna esté disponible, con el tiempo, impulsará los negocios y la confianza del consumidor, especialmente en sectores como el turismo.

Foto: Foto: EFE.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos asume que solo habrá una vacuna disponible para una implantación extendida a finales del año que viene. En ese contexto, espera que la economía global crezca un 5% en 2021, tras contraerse un 4,5% este año. Pero si 'hubiese indicios' de que la implantación será más rápida, el cuerpo de investigación estima que la economía global podría crecer un 7%, lo que sería un gran salto.

La magnitud del impulso económico también dependerá de la voluntad de la gente para vacunarse. En muchos países desarrollados, el escepticismo sobre las vacunas y sus efectos secundarios ha aumentado en las últimas décadas. Puede que esas preocupaciones se intensifiquen por el hecho de que el desarrollo y los ensayos de las vacunas del coronavirus están siendo mucho más rápidos de lo normal.

Una encuesta del Pew Research Center a 10.093 estadounidenses llevada a cabo entre el 8 y el 13 de septiembre descubrió que solo era seguro o probable que el 51% se vacunase, menos que el 72% de mayo. Expertos en contención de virus estiman que se necesita una tasa de vacunación de entre el 60% y el 70% para tener éxito, así que seguramente ese porcentaje sea insuficiente para contener el virus.

Conseguir una vacuna que ayude a contener el coronavirus proporcionará un gran impulso a la economía mundial en 2021, pero la distribución geográfica inicial de ese beneficio seguramente dependerá de qué candidata funcione primero.

Vacunación Coronavirus Economía Vacuna Desarrollo económico