Amazon en la pandemia: de fuerte crisis a los ingresos más altos de su historia
  1. Mercados
  2. The Wall Street Journal
aprovecha el crecimiento 'online'

Amazon en la pandemia: de fuerte crisis a los ingresos más altos de su historia

El gigante del comercio electrónico sufrió como nunca en las primeras semanas de la pandemia, pero se ha recuperado hasta alcanzar unos niveles de ingresos de récord

Foto: (Foto: EC)
(Foto: EC)

Amazon ha presentado los mejores resultados de su historia, pero alcanzar ese hito no ha sido fácil. La pandemia ha puesto en el camino enormes retos para el gigante tecnológico, siendo un bache como pocos se habían visto en la historia.

Los tiempos de entrega y la satisfacción de los usuarios se fueron a pique, los artículos esenciales estaban agotados y la ausencia de mano de obra complicó todavía más las cosas. Por primera vez en años, su cuota de mercado en EEUU cayó.

La respuesta de Amazon ha sido casi colérica, gastando miles de millones, contratando trabajadores, aumentando los pagos, mejorando los tiempos de entrega, haciendo test a los empleados y estabilizando la cadena de proveedores. Ya han recuperado su parte del pastel.

Los inversores confían en que los hábitos de consumo de los usuarios se mantengan y que la respuesta de Amazon sea sólida. El gigante del comercio electrónico ha sumado 700.000 millones de dólares a su capitalización desde el bache de marzo, básicamente el tamaño de todo Facebook. Ahora vale más de 1,5 billones (miles de millones), solo por detrás de Apple y Microsoft en Wall Street.

Tiempos de entrega y opiniones negativas en Amazon. (WSJ)
Tiempos de entrega y opiniones negativas en Amazon. (WSJ)

Muchos de los desafíos de Amazon durante la pandemia llegaron porque la firma no estaba preparada para gestionar el incremento de la demanda. Seguía entregando más rápido que sus competidores, pero los tiempos habituales se vinieron abajo.

La compañía se vio obligada a aumentar sus plazos en días para productos esenciales e incluso en más para los no esencial. Best Buy, Target y otros competidores llevaban los productos a sus clientes más rápido que ellos. Los problemas en la cadena de suministros y en la velocidad de envío provocaron frustración en los clientes, elevando las evaluaciones negativas.

Los problemas hicieron que los compradores visitaran otras web, lo que derivó en que el tráfico de usuarios en Amazon se desplomara. Walmart, Target o Wayfair lo aprovecharon y vieron como sus visitantes crecían.

Foto: EC.

La estrategia de la compañía pasa por tener inventarios cortos para así alcanzar una eficiencia mayor, algo que va en dirección contraria al sector, que suele tener más 'stock'. El sistema funciona a la perfección cuando hay una demanda sostenida, pero cuando se producen picos muy pronunciados el entramado no está preparado, precisamente lo que ocurrió en las primeras semanas de la pandemia. Mientras ponía orden en sus cadenas de suministros, Amazon retiró ciertas funcionalidades, como los cupones, para hacer que sus clientes compraran menos.

El comercio electrónico ha vivido una aceleración sin precedentes durante la pandemia. Además de Walmart o Target, empresas más pequeñas de envío de comestibles han alcanzado cifras de récord. Shopify, que comercializa todo tipo de herramientas a empresas para facilitarles las ventas 'online', ha doblado su capitalización desde principios de marzo.

Los inversores ven a Amazon, que es responsable de un tercio de las ventas por internet en EEUU, como el gran ganador. La compañía facturó 88.900 millones de dólares en su segundo trimestre del ejercicio fiscal, todo un récord, y sus divisiones más allá del 'retail' siguen impulsando el crecimiento.

Foto: Los CEOs de Apple, Tim Cook (i), Amazon, Jeff Bezos (D) y Microsoft, Satya Nadella (2d), junto a Donald Trump. (EFE)

Pese a que las operaciones de la compañía sufrieron un golpe, la confianza del mercado sigue intacta por la ventaja competitiva que tiene Amazon en cuanto a capacidad logística. La firma de Jeff Bezos ha construido muchos más almacenes y centros de distribución que sus rivales. Además, continúa expandiendo su flota de vehículos y de aviones, creando todavía más capacidad para gestionar los envíos.

El dominio de la compañía en el sector se debilitó un poco tras el pico de demanda, comparable al de la campaña navideña, en los primeros compases de la crisis. Pero la cuota de mercado ya está volviendo a la normalidad. Los beneficios de la firma entre abril y junio duplicaron a los de hace 12 meses, creciendo hasta los 5.200 millones de dólares, sobre todo porque enviaron más productos de los esperados.

Los gigantes tecnológicos están creciendo en la pandemia. Amazon, que está entre ellas, ha visto como su capitalización se disparaba desde marzo más de un 60%.

Amazon Wall Street Pandemia Inversores
El redactor recomienda