Es noticia
Menú
Quién está detrás de Oakley Capital, el fondo que arrasa entre las 'tech' españolas
  1. Mercados
  2. Ibex Insider
IBEX INSIDER

Quién está detrás de Oakley Capital, el fondo que arrasa entre las 'tech' españolas

El mundo del dinero encierra claves de poder y de intereses que explican el sentido de muchas operaciones y movimientos. Ibex Insider ofrece pistas para entender a sus protagonistas

Foto: Valero Domingo, socio de Oakley Capital. (EC)
Valero Domingo, socio de Oakley Capital. (EC)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Por perfil generacional, es natural que un malagueño recién entrado en la cuarentena sea un actor relevante del ecosistema digital en España. Tampoco resulta extraño que un ingeniero de carrera (Obras Públicas) haya tenido una meritoria carrera en el sector financiero, tanto en banca de inversión como en el capital riesgo. Sin embargo, no es tan obvio que un recién llegado al mundo 'tech' como Valero Domingo (Oakley Capital), que ya peina algunas canas, se convierta en protagonista inesperado por las inversiones del fondo donde es socio y los resultados extraordinarios de sus apuestas.

A medida que la España digital coge forma, la cosecha de grandes proyectos aumenta y, por detrás, también el tamaño de los fondos locales que invierten en el desarrollo de futuros unicornios. Sin embargo, la capacidad de pólvora de los Seaya, K-Fund, Kibo Ventures u All Iron Group todavía es menor en comparación con las firmas internacionales, como es el caso de Oakley Capital, que en los últimos dieciocho meses ha protagonizado varias de las inversiones más destacadas del sector, con retornos millonarios y en compañías ya consolidadas en la nueva economía.

Foto: Miguel Kindelán, responsable de GP Bullhound en España y Portugal. (EC)

La gestora británica, fundada por el emprendedor textil Peter Dubens, dueño también del grupo editorial Time Out, está especializada en nuevas compañías, por lo general con sesgo tecnológico, aunque no en exclusiva. Su primera inversión de peso en España fue una apuesta conocida, el portal inmobiliario Idealista, aprovechando la ventana de oportunidad generada tras la compra de la compañía de los hermanos Encinar por el fondo sueco EQT, que pagó 1.300 millones de euros por el control y luego revendió varios porcentajes, uno de ellos (12%) a Oakley Capital por 175 millones.

Esta operación, en primavera del año pasado, se cocinó unos meses antes de que nuestro protagonista aterrizase en Londres para incorporarse como socio de Oakley Capital, donde la cuota española descansaba en Vicente Castellano, ex Pepe Jeans y Hackett que comanda el sector 'retail'. La incorporación del malagueño demostraba así la apuesta por nuestro país. De hecho, la ejecución del 'pipeline' desde entonces ha sido meteórica y, casi sin interrupción, el fondo ha comprado o liderado rondas en tecnológicas de diferentes campos como Seedtag, Primavera BSS y vLex.

Foto: Juan Miguel Villar Mir. (EC Diseño)

Lo más sorprendente del desembarco de Oakley Capital en el universo de tecnológicas españolas es la velocidad a la que ha recogido plusvalías, pues en el mismo intervalo ha sido capaz de implementar un 'built up' exprés en Grupo Primavera (soluciones de software) para venderla al gigante francés Cegid (controlado por Silverlake) o de colocar Seedtag al fondo Advent por nada menos que 250 millones de euros, solo nueve meses después de haber entrado en su capital. Los múltiplos de estas dos operaciones pueden estar entre las más rentables de su categoría este año.

La explicación a este fenómeno tiene poco que ver con una coyuntura de burbuja y más con una situación todavía estructural relativa a la (in)capacidad inversora por parte de las gestoras españolas de 'venture capital'. Por más que el sector crece con paso firme, como demuestra la creación de nuevos vehículos más grandes, de hasta 250 millones (Leadwind), todavía hay una brecha demasiado grande respecto al músculo financiero de cualquier firma internacional, como Oakley Capital, que maneja cerca de 3.000 millones para desplegar por toda Europa.

Foto: Miguel Arias. (EC Diseño)

A tickets de inversión más grandes, mayor capacidad de liderar rondas y de acceder a compañías en fases más avanzadas de desarrollo (tamaño). Y ahí, el protagonismo sigue siendo para los fondos extranjeros, que no encuentran competencia local a la hora de pujar por las joyas cada vez más abundantes del nuevo tejido empresarial español. Hay emprendimiento de éxito, hay transformación de sectores convencionales (legal, servicios, publicidad…), pero faltan recursos y experiencias de éxito para acompañar a los fundadores locales en su expansión internacional.

Nuestro país cuenta con grandes gestoras de capital riesgo, pero en su mayoría enfocadas a sectores productivos convencionales (menos servicios financieros e inmobiliario). Justo en ese ámbito hizo carrera Valero Domingo, que tras debutar en el sector bajo la marca Goldman Sachs saltó al lado inversor con la británica 3i antes de la crisis financiera, después voló a la City con el fondo de inversión alternativa de JP Morgan para cazar oportunidades hispanas (Ezentis, Villar Mir…) y ya con la recuperación logró volver a España de la mano de Charme Capital (Igenomix).

Con ese curriculum, el malagueño (formado en la Universidad de Granada y becado en Columbia) parecía predestinado a cumplir con el manual del sector y ser socio de un 'private equity' convencional. Por edad, estaba ya a las puertas del salto. Sin embargo, en lugar de mirar en ese segmento, optó por moverse a una firma más enfocada a negocios liderados por generaciones digitales. El cambio entrañaba cierto riesgo, pero Domingo comparte ahora responsabilidades para la estrategia de un fondo de Oakley Capital (Origin) y monitoriza las inversiones en España. Su llegada está dando que hablar.

Por perfil generacional, es natural que un malagueño recién entrado en la cuarentena sea un actor relevante del ecosistema digital en España. Tampoco resulta extraño que un ingeniero de carrera (Obras Públicas) haya tenido una meritoria carrera en el sector financiero, tanto en banca de inversión como en el capital riesgo. Sin embargo, no es tan obvio que un recién llegado al mundo 'tech' como Valero Domingo (Oakley Capital), que ya peina algunas canas, se convierta en protagonista inesperado por las inversiones del fondo donde es socio y los resultados extraordinarios de sus apuestas.

Ibex Insider Fondos de Inversión Sector Financiero Capital riesgo
El redactor recomienda