Es noticia
Menú
El 'último' pato cojo de Indra por culpa de la operación ITP Aero
  1. Mercados
  2. Ibex Insider
IBEX INSIDER

El 'último' pato cojo de Indra por culpa de la operación ITP Aero

El mundo del dinero encierra claves de poder y de intereses que explican el sentido de muchas operaciones y movimientos. Ibex Insider ofrece pistas para entender a sus protagonistas

Foto: EC.
EC.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El ruido sobre la (des)gobernanza de Indra ha sucumbido ante la canícula. Sin embargo, el inicio de curso vuelve a poner bajo los focos la multinacional de tecnología y defensa presidida por Marc Murtra desde hace menos de año y medio. A finales de septiembre, el consejo de administración, mermado por la baja en bloque de cinco independientes, entre dimisiones y no renovaciones, tendrá que aprobar su recomposición. Y aunque acceder al órgano de gobierno de una cotizada del Ibex 35 sea un escaparate profesional, esta oportunidad no es tan obvia para los candidatos.

Este paso es el primero y necesario para una posterior junta extraordinaria al acabar octubre (30 días después) donde se ratificará el nuevo consejo de administración, que tendrá por delante una inmediata nueva bola de partido: cesar al actual consejero delegado único, Ignacio Mataix (antes había dos, otro para el negocio de tecnologías de la información, pero Cristina Ruiz negoció su salida en abril). No habrá mucho tiempo para abordar esta decisión, inspirada por el 'holding' público SEPI, máximo accionista con un 25%, que quiere pasar página por completo con el anterior equipo gestor.

Foto: EC.

Visto el tortuoso tránsito de Murtra tras suceder a Fernando Abril Martorell en la presidencia, no hay plenas garantías para suponer que este episodio deje otro trasquilón en la imagen de Indra. Todo dependerá de las ganas y capacidad de Mataix por plantar batalla de manera interpuesta a través de la comisión de Nombramientos y Retribuciones, donde hay mayoría de independientes y que preside Ignacio Martín (ex consejero delegado de Gamesa), que aplazó su dimisión del consejo para tutelar la renovación de los independientes. Y, según la lista de nombres que ya circula, puede haber más lío.

Si la renovación del consejo ya es una tarea compleja, asumir el relevo del CEO en este contexto puede complicar más la tarea de selección. Y eso sin tener en cuenta que el mandato de Mataix como primer ejecutivo vence en 2024, un horizonte no tan lejano (pensando en finiquitos), pero tal vez incompatible con los tiempos políticos que rodean a Indra, pese a ser ratificado en el cargo por la junta general de accionistas el pasado junio junto al propio Murtra. Y aunque pueda suponer otro mensaje complicado de entender por el mercado, la determinación por parte del accionista de referencia parece clara.

Última oportunidad

El presidente de Indra cuenta con un nuevo bonus para cumplir el mandato del principal accionista y el nuevo núcleo duro articulado a toque de corneta oficial con la entrada de SAPA (5%) y Amber Capital (4%). También es consciente de que su aterrizaje estelar en el Ibex (apadrinado por el aparato del PSC, al que estuvo vinculado) no ha cumplido con todas las expectativas previstas, generando un trabajo extra para sus principales interlocutores institucionales, tanto a Manuel de la Rocha (Moncloa) como a Raúl Blanco (Industria), y cierta rumorología en torno a su propia continuidad.

Foto: Fernando Abril-Martorell. (EC)

En cualquier caso, lo inmediato pasa por la salida de Mataix. Su papel cambiante ante la operación ITP Aero ha impedido cualquier tipo de reciclaje para la nueva etapa. Además, sus movimientos de última hora ante el Gobierno vasco para remodelar la operación a espaldas de Industria —cuando la opción del fondo Bain Capital (apoyado por SEPI-Indra) se abrió pasó para imponerse a Cinven, el fondo escogido por Rolls-Royce para vender el fabricante vasco de turbopropulsores— supusieron la puntilla para su permanencia en Indra. Y lo sabe, pero cada día que pasa suma para su consolidación.

Murtra tendrá por fin un consejo de administración a medida para los nuevos planes de Indra, incluida la cuota dominical de SEPI, que además de contar con un sillón más (Juan Moscoso) renovará a los otros dos vocales socialistas, Antonio Cuevas (exdiputado) y Miguel Sebastián (exministro), una vez que su trabajo ha sumado poco a favor de la causa del presidente, más por omisión que por acción, como ocurrió por ejemplo en la cita con la CNMV para explicar la salida abrupta de los independientes, según reconocen desde el entorno de la Moncloa a la hora de repartir responsabilidades.

Foto: Foto: EC.

Todo esto dibujará una nueva mayoría en el consejo, más allá de quiénes sean los seis independientes (tendrá que haber bastantes mujeres) pendientes de elección. Además de Murtra, que renunció al voto de favor como presidente, los dos sillones ejecutivos, los tres de SEPI y el de SAPA, igualarán fuerzas con el nuevo bloque independiente, donde Paco García Sanz (exvicepresidente de Volkswagen y en la órbita de La Caixa), nombrado el pasado mes de abril, emerge como el potencial coordinador para hacer de puente y engrasar una relación más constructiva en Indra.

Aunque pasó hace solo dos meses, la compañía sufre una cornada bursátil (-25%) tras la irrupción de Joseph Oughourlian (Amber y Prisa) en el capital para aquilatar la operación de control de SEPI. Sin embargo, por más que puedan sumarse contratiempos en el camino, Murtra sigue confiado en su mandato, por más que su inexperiencia en el Ibex haya jugado en su contra frente a interlocutores, dentro y fuera de Indra, con más pedigrí profesional. El ejecutivo catalán, adoptado por Isidre Fainé para formar parte del sanedrín de La Caixa (Fundación), cuenta con muchos benefactores.

El ruido sobre la (des)gobernanza de Indra ha sucumbido ante la canícula. Sin embargo, el inicio de curso vuelve a poner bajo los focos la multinacional de tecnología y defensa presidida por Marc Murtra desde hace menos de año y medio. A finales de septiembre, el consejo de administración, mermado por la baja en bloque de cinco independientes, entre dimisiones y no renovaciones, tendrá que aprobar su recomposición. Y aunque acceder al órgano de gobierno de una cotizada del Ibex 35 sea un escaparate profesional, esta oportunidad no es tan obvia para los candidatos.

Ibex 35 SEPI Amber Capital Bain Capital Moncloa Cinven PSC
El redactor recomienda