Es noticia
Menú
El futuro troceo de Indra y el pluriempleo de Marc Murtra como independiente
  1. Mercados
  2. Ibex Insider
IBEX INSIDER

El futuro troceo de Indra y el pluriempleo de Marc Murtra como independiente

El mundo del dinero encierra claves de poder y de intereses que explican el sentido de muchas operaciones, movimientos y desenlaces. 'Ibex Insider' ofrece pistas para entender a sus protagonistas

Foto: EC.
EC.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Hace justo un año, un anónimo (para lo que se estila) Marc Murtra debutaba como patrono de la Fundación Bancaria la Caixa. Aquella puntada del veterano y conspicuo Isidre Fainé no era gratuita. Solo unos meses después, este ingeniero industrial con pasado en la vida pública por su vinculación al PSC (director general de Red.es, jefe de gabinete del ministro de Industria y gerente de Educación, Cultura y Bienestar en el Ayuntamiento de Barcelona) aterrizó con fórceps en la presidencia de Indra, cuyo máximo accionista es la entidad pública SEPI con un 18% del capital. Fue una coronación a medias, pues quedó sin poderes ejecutivos, aunque eso está camino de resolverse en la próxima junta de accionistas.

Hasta ese momento, Murtra ya ha sumado otro consejo a su cuenta de resultados personal. El pasado febrero, la cotizada Ebro Foods, participada también por la SEPI con una paquete del 10%, le nombró nuevo consejero independiente. Lo hizo como sustituto de Antonio Zorrero, ex alto cargo de la Junta de Andalucía, que aunque también lució condición de independiente, ocupó un puesto en el máximo órgano de gobierno gracias al ascendente del 'holding' público. Y aunque su presidente y máximo accionista, Antonio Hernández Callejas, ha negado cualquier tensión con su nombramiento, el espinoso aterrizaje en la presidencia de Indra hizo más complicado obviar su cuestionable sesgo dominical.

Foto: Sede de Indra en Madrid. (Indra)

Más allá de su exposición al mundo Caixa o Ebro Foods, el nivel ejecutivo de Murtra se medirá por su desempeño en Indra. Porque la tarea interna que tiene por delante no es poca aunque, vistos los resultados de 2021 (+18% beneficios precrisis), cuenta con el viento a favor del equipo gestor heredado de su antecesor, Fernando Abril-Martorell. Sin embargo, la duplicidad ejecutiva formada por dos consejeros delegados, Ignacio Mataix (Defensa, Transporte y Tráfico Aéreo) y Cristina Ruiz (TI/Minsait), es insostenible durante mucho tiempo. La compañía tiene dos almas y en el gobierno actual, como también en el anterior, tiene planes para que esa división en dos pueda llevarse a cabo sin destruir valor.

La espoleta ha sido la venta este verano de ITP Aero, el fabricante aeroespacial español que ya intentó comprar Indra en el verano de 2019. Los vetos cruzados interpuestos por Airbus abortaron la operación, cuyo gestor habría sido el propio Mataix, procedente de la propia ingeniería fundada dentro de la SEPI junto a la familia Sendagorta. Ahora, el deseo de Moncloa de que España aglutine en torno a Indra sus intereses en esta industria, como Francia hace con Thales o Italia con Leonardo, hace que la cotizada presidida por Murtra negocie con el nuevo propietario, el fondo de inversión Bain Capital, una prórroga de varios meses para poder articular su entrada en ITP en caso de no llegar antes de junio.

Este camino, que ya pudo iniciarse hace tres años, abre las puertas a que el negocio de IT aglutinado en torno a Minsait salga del perímetro, bien pasando a manos de un tercero o con vida propia. La primera opción es la más socorrida, pues hay actores en el mercado con apetito, como los gigantes franceses Atos o GFI (comprador del negocio informático de El Corte Inglés), pero poco dispuestos a llegar a un potencial precio atractivo por encima de los 2.200 millones. La otra opción que se ha barajado es la de un 'spin off', incluso aprovechando el apetito en el mercado por operaciones de este tipo a través de una SPAC, que además empoderaría al equipo gestor para pilotar esa nueva etapa fuera de Indra.

Foto: EC.

Sin embargo, si ninguno de esos planes tomase cuerpo, el comodín de la baraja con que cuenta Indra se llama Telefónica. En concreto, su filial Telefónica Tech, lanzada al mercado como unidad de negocio en noviembre de 2019, pero sin el volumen de actividad que tiene Minsait en cualquiera de sus facetas: transformación digital, ciberseguridad, inteligencia artificial o servicios en la nube. De ser así, sería un viaje de vuelta parcial, ya que fue José María Álvarez-Pallete quien vendió la participación que la operadora tenía en Indra allá por mediados de 2016, pero el único viable, ya que una inversión directa en la compañía, donde la SEPI quiere llegar al 28%, sería difícil de explicar siendo ambas competidoras.

Más allá de cómo se articule el desenlace, lo relevante es que existe la determinación por parte del Gobierno de construir en torno a Indra un aglutinador de los intereses país en un sector crítico como el aeroespacial. No en vano, fue el Ministerio de Defensa, siendo Ángel Olivares su secretario de Estado, quien eligió la compañía participada por la SEPI para formar parte del FCAS (nuevo caza europeo) en detrimento de Airbus, donde España también es accionista (6%). Tanto es así que cuando la puja por ITP se dirimía todavía entre Bain y Cinven, la única certeza era que Indra, aunque no lo supiera, estaría en el consorcio ganador. Y toda esa ejecución cuelga de Murtra, pluriempleado ya en muchos consejos.

Hace justo un año, un anónimo (para lo que se estila) Marc Murtra debutaba como patrono de la Fundación Bancaria la Caixa. Aquella puntada del veterano y conspicuo Isidre Fainé no era gratuita. Solo unos meses después, este ingeniero industrial con pasado en la vida pública por su vinculación al PSC (director general de Red.es, jefe de gabinete del ministro de Industria y gerente de Educación, Cultura y Bienestar en el Ayuntamiento de Barcelona) aterrizó con fórceps en la presidencia de Indra, cuyo máximo accionista es la entidad pública SEPI con un 18% del capital. Fue una coronación a medias, pues quedó sin poderes ejecutivos, aunque eso está camino de resolverse en la próxima junta de accionistas.

Bain Capital SEPI Ibex 35 Ibex Insider Isidre Fainé Fernando Abril-Martorell José María Álvarez Pallete Cinven
El redactor recomienda