Es noticia
Menú
CaixaBank mantiene los sueldos de su cúpula, pero retoca el cálculo del bonus
  1. Empresas
CONSEJO

CaixaBank mantiene los sueldos de su cúpula, pero retoca el cálculo del bonus

La entidad catalana ha decidido mantener la misma estructura salarial que en 2021, que le provocó el voto contrario del FROB en la polémica junta de accionistas

Foto: Gonzalo Gortázar (i), CEO de CaixaBank, y José Ignacio Goirigolzarri (d), presidente. (EFE/Biel Aliño)
Gonzalo Gortázar (i), CEO de CaixaBank, y José Ignacio Goirigolzarri (d), presidente. (EFE/Biel Aliño)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

CaixaBank se mantiene firme respecto a los sueldos de su cúpula. La entidad catalana tiene previsto comunicar pronto las remuneraciones previstas para sus principales responsables en 2022, y no ha introducido cambios de calado para convencer a su segundo accionista, el FROB (Fondo de Reestructuración), de que no vuelva a votar en contra de sus sueldos, según fuentes financieras consultadas por este medio. Desde la entidad no hicieron comentarios.

El sueldo anual previsto para 2021 del presidente, José Ignacio Goirigolzarri, era de hasta 1,85 millones, incluyendo variable, y de casi 3 millones para el consejero delegado, Gonzalo Gortázar. La entidad catalana ha aprobado que estas remuneraciones sigan en estos niveles durante los próximos años, ya que entienden que son salarios que se encuentran incluso por debajo de los de sus competidores comparables.

Foto: La vicepresidenta Nadia Calviño. (EFE)

Al margen de esta decisión, CaixaBank aplicará cambios al modo en que se calcula el grado de cumplimiento necesario para percibir el bonus, o variables, según las mismas fuentes. Lo hace para alinearse a lo que piden los grandes inversores internacionales —'proxy advisors'— y a las últimas regulaciones. Para ello, Goirigolzarri y Gortázar dejarán de tener objetivos personales en los baremos de sus bonus y pasarán a calcularse solo por metas corporativas.

Así, hasta ahora el bonus de Gortázar se calculaba en un 50% por retos corporativos y la otra mitad por metas personales, como la reducción de costes, el desarrollo de la tecnología o la relación con el supervisor.

Para la entidad catalana es clave que el FROB entierre el hacha de guerra de cara a su estabilidad institucional. Así, el fondo presidido por Paula Conthe votó en contra del punto 12 del orden del día de la junta de accionistas de 2021, relativo a la modificación de la política de remuneraciones de los consejeros, mientras que se abstuvo del resto de propuestas relativas a remuneraciones.

placeholder La presidenta del FROB (Fondo de Reestructuración), Paula Conthe. (EFE/J.J. Guillén)
La presidenta del FROB (Fondo de Reestructuración), Paula Conthe. (EFE/J.J. Guillén)

Esta polémica se originó a raíz de unas declaraciones de la vicepresidenta primera del Gobierno, Nadia Calviño, que calificó como “inaceptables” los sueldos de los banqueros en un entorno de grandes ERE (Expediente de Regulación de Empleo), al tiempo que instó al Banco de España a ponerles coto. Desde el supervisor no se dieron por aludidos, ya que no hay ninguna norma a su disposición para regular los sueldos, más allá de los límites a los bonus.

El foco sobre CaixaBank

Las palabras de la vicepresidenta pusieron rápidamente el foco sobre CaixaBank, la única entidad participada por el Estado, con un 16%, y en la que se estaba negociando el mayor ERE bancario, para 6.452 empleados. La coincidencia del ERE y el aumento del sueldo de Goirigolzarri derivado de la fusión llevaron el asunto al Congreso de los Diputados e hizo inamovible la postura del FROB.

Goirigolzarri defendió entonces que las remuneraciones de CaixaBank "están absolutamente regladas. Son analizadas y propuestas por la Comisión de Retribuciones, que está presidida por una consejera independiente, sin ningún consejero ejecutivo en la Comisión". La entidad catalana sabrá en un par de meses si el final del ERE y los últimos retoques de los bonus son suficientes para girar la opinión del FROB y Calviño.

CaixaBank se mantiene firme respecto a los sueldos de su cúpula. La entidad catalana tiene previsto comunicar pronto las remuneraciones previstas para sus principales responsables en 2022, y no ha introducido cambios de calado para convencer a su segundo accionista, el FROB (Fondo de Reestructuración), de que no vuelva a votar en contra de sus sueldos, según fuentes financieras consultadas por este medio. Desde la entidad no hicieron comentarios.

Noticias de Caixabank FROB
El redactor recomienda